¿Qué es un gato Moggy?

¿Qué es un gato Moggy?

Los gatos Moggy son adorables, elegantes, hermosos y muy inteligentes. Por muy gracioso que pueda parecer su nombre, no es el nombre de un nuevo grupo de música pop, ni tampoco es el nombre de una raza de gatos recientemente descubierta. El gato moggy lleva mucho tiempo entre nosotros. De hecho, es el tipo de gato doméstico más común.

El término moggy (a veces deletreado moggie) es una palabra de la jerga británica que se da cariñosamente a los gatos sin pedigrí. Aunque los gatos moggy llevan mucho tiempo entre nosotros, su origen de raza mixta aún no se ha determinado de forma concluyente.

Los gatos moggy vienen en una variedad de tamaños, colores y formas. También hay una gran variedad de temperamentos: tranquilos, habladores, tímidos, amistosos, miedosos, audaces, agresivos. También los hay de pelo corto y de pelo largo. Dentro de los moggy, hay gatos con ojos azules, otros con ojos amarillos, verdes, dorados e incluso de aspecto extraño.

Pero independientemente del tamaño o la forma que tengan, los gatos moggy suelen ser gatos muy sanos en comparación con las demás razas de gatos. Su buena salud puede atribuirse principalmente a su amplia reserva genética. También es responsable de su gran variedad de rasgos y temperamento.

Los gatos Moggy se consideran los gatos más fáciles de obtener. También se consideran muy baratos de comprar en comparación con otras razas de gatos. Son relativamente fáciles de cuidar porque la mayoría de ellos son gatos de bajo mantenimiento ya que suelen tener el pelo corto. El hecho de que sean fuertes, inteligentes, juguetones y tengan una mayor resistencia a las enfermedades genéticas los convierte en muy buenas mascotas domésticas.

A pesar de ello, el número de gatos moggy en los hogares disminuye cada año. Esto puede atribuirse (irónicamente) al hecho de que son muy comunes. La mayoría de los propietarios de gatos están empezando a optar por razas de gatos más exóticas.

Historia de los gatos Moggy

Viajemos en el tiempo durante unos minutos para saber de dónde proceden los gatos Moggy. Los historiadores de animales creen que todos los gatos domesticados tienen su origen en el Felis Silvestris Lybica, también conocido como gato salvaje africano. Cuando el hombre pasó de dedicarse exclusivamente a la caza y la recolección a dedicarse principalmente a la agricultura, empezó a domesticar a los gatos.

Se cree que la relación entre los gatos domesticados y los humanos comenzó hace unos diez mil años en torno al Creciente Fértil (la región abarca algunas partes de Oriente Medio y Egipto). A lo largo de los siglos, la humanidad ha adoptado y perfeccionado la ciencia de la cría y el cruce de gatos (así como de otros animales).

Los gatos han cambiado de aspecto a lo largo de los años debido a las mutaciones genéticas. También se han adaptado a los nuevos entornos tan bien como sus humanos. Se cree que en algún momento de la historia, el gato moggy fue “creado” como resultado de una mezcla. Sin embargo, esto es pura especulación.

Como ya se ha dicho, el origen exacto del gato moggy sigue sin ser concluyente. Lo que sí se sabe es que los gatos moggy se han utilizado en algunos programas de cría para crear un rasgo felino específico o para aumentar una reserva genética concreta. También se han utilizado para crear nuevas razas cruzándolas con otras razas de gatos. Algunos cruces que se han permitido a lo largo de los años incluyen el La Perm, el American Curl y el Munchkin.

Te puede interesar: ¿De qué raza es mi gato?

Temperamento

Hemos establecido que el gato moggy es de origen inconcluso. Cuando se trata de su temperamento, la conclusión es que no hay un solo temperamento atribuible al gato moggy. Algunas razas están predispuestas a tener rasgos de personalidad específicos. Sin embargo, no se puede decir lo mismo del gato moggy. Como se reproducen al azar, no adoptan un temperamento específico que sea transversal, ni tienen una apariencia definida.

Al igual que vienen en una variedad de colores y pelajes, también vienen con personalidades individuales e independientes. No tienen un modelo. Tal vez se podría decir que su modelo es el hecho de que no tienen un temperamento general.

Como se ha indicado anteriormente, hay una gran variedad de colores, tamaños, pelajes y personalidades. Por lo tanto, un gato moggy puede ser amistoso mientras que otro es tímido, uno puede ser tímido mientras que otro puede ser agresivo, uno puede tener un pelaje grueso mientras que otro puede tener el pelo corto, uno puede ser una patata de sofá mientras que otro puede ser muy juguetón y activo.

Además, los temperamentos de los gatos padres no se transfieren automáticamente al gatito. Así, un gatito puede tener un temperamento muy agresivo aunque su madre sea dulce. Una cosa en la que podemos estar de acuerdo con respecto a los gatos Moggy es que son inteligentes, únicos y son mascotas ideales para las familias.

La vida del gato Moggy

La frase más popular sobre los gatos es: “los gatos tienen siete vidas”. Pero a estas alturas todos sabemos que nos han engañado. Los gatos no tienen siete vidas, y eso incluye a los gatos moggy. Entonces, ¿cuál es la esperanza de vida de los gatos moggy? Eso depende de varios factores como la salud, la dieta y, bueno, la suerte.

De nuevo, no se puede dar un número exacto de cuánto puede vivir un gato moggy. Sin embargo, algunos pueden vivir entre quince y veinte años. Esto es más tiempo que la mayoría de las razas de gatos. Esto significa que también pueden sobrevivir a la mayoría de nuestros compañeros caninos.

A medida que los gatos moggy son gatos castrados, se espera que vivan más tiempo que otras razas de gatos. La razón es que la esterilización impide la transmisión de enfermedades reproductivas. Esto hace que los gatos moggy sean comparativamente más sanos y, por tanto, se espera que vivan más tiempo.

Pero también hay otros factores que pueden afectar a la duración de sus días. Así, si un gato moggy vive en un entorno saludable, se alimenta bien con una dieta sana, no deambula y (esto es un añadido discutible) tiene buena suerte, se puede esperar que viva de quince a veinte años. Y no, cuando muere no vuelve a vivir otras seis vidas.

El cuidado y la salud de los Moggy

Hay un dicho popular que dice así: “los perros tienen dueño y los moggys tienen empleados”. Los gatos moggy suelen ser más sanos, fuertes y robustos que otras razas de gatos. Algunos expertos en gatos creen que la naturaleza tiene su propia manera de asegurarse de que sólo nazcan los gatitos moggy más aptos.

Además, no padecen las diversas enfermedades genéticas que suelen tener las razas puras. La variación en la genética de los gatos moggy significa que son más sanos, más inteligentes y más fuertes que sus primos los gatos de raza. Esto no significa que estén absolutamente libres de enfermedades. Significa, sin embargo, que las posibilidades de enfermedades en un gato moggy son reducidas.

Dicho esto, al igual que cualquier otro animal de compañía, la buena salud de un gato moggy depende del cuidado adecuado por parte de su propietario. Los cuidados adecuados implican una dieta equilibrada, un entorno limpio y seco, un buen ejercicio, un buen aseo, la ausencia de lesiones y visitas regulares al veterinario para realizar exámenes generales.

Otro factor importante que contribuye a la buena salud de un gato moggy es el tiempo de juego de calidad. Como ya se ha mencionado en varias ocasiones, los gatos moggy son más fuertes y activos que los de raza pura o los de pedigrí. Esto significa que pueden ser más juguetones, dependiendo del temperamento que pueda tener un gato en particular.

El tiempo de juego ayuda a estimular la mente del gato y a promover su buena salud. Sin embargo, los moggy también son gatos susceptibles de sufrir obesidad por sobrealimentación. Por lo tanto, es muy importante asegurarse de que se les alimenta con la dieta adecuada, en la cantidad correcta y en el momento adecuado.

Cómo alimentar a un gato moggy y su cuidado

Alimentación

Al igual que otros felinos, los gatos moggies son carnívoros y necesitan muchas proteínas en su dieta. Se recomienda que alrededor del ochenta por ciento de su dieta consista en proteínas. Debe tener el equilibrio adecuado de calcio, carbohidratos y vitaminas que necesita un gato. Dado que son carnívoros obligados, su dieta debe reflejarlo. Debe consistir principalmente en proteínas de origen cárnico. Los hidratos de carbono sólo deberían constituir un pequeño porcentaje de su dieta.

No debería superar el diez por ciento. Esto se debe a que los hidratos de carbono pueden provocar fácilmente sobrepeso y obesidad. De vez en cuando, pueden añadirse a su dieta pequeñas cantidades de fruta y cereales como caprichos. Pero hay que consultarlo primero con el gato. Algunos los rechazarán por completo.

Aseo

La mayoría de los dueños de gatos moggy aman el hecho de que sus felinos son de bajo mantenimiento. Los gatos moggy, al igual que sus primos de raza pura, pasan tiempo acicalándose. La mayoría de los gatos moggy que se encuentran en los hogares son de raza de pelo corto. Esto hace que el aseo sea mucho más fácil para sus dueños.

Sin embargo, habrá ocasiones en las que tendrás que cepillar al gato para evitar la formación de bolas de pelo. Además, está permitido bañar a tu gato de pelo corto una vez a la semana. Cuando cepilles a tu gato de pelo corto, es importante que utilices cepillos de punta suave. Sigue la dirección del pelo mientras lo cepillas.

Para ayudar a eliminar los bichos parásitos o la suciedad que pueda quedar atrapada bajo el pelo, debes cepillar con movimientos descendentes. Esto eliminará todos los habitantes no deseados que se esconden en el pelo. La dirección hacia abajo asegurará que caigan al suelo en lugar de desplazarse a otras partes del cuerpo del gato Moggy.

Tipos de gatos Moggy

Los gatos Moggy vienen en diferentes tipos, color, tamaños y tipo de pelaje. Es más fácil distinguir los tipos por ciertas características que comparten en común como el tipo y el color del pelaje. En cuanto al pelaje, hay tipos cortos, largos y sin pelo. Cada tipo de pelaje tiene sus propios patrones de color.

Gatos moggy de pelo corto

Los gatos moggy de pelo corto son considerados como gatos de bajo mantenimiento porque no requieren mucho aseo. El pelaje de un gato moggy de pelo corto no suele superar 1,5 cm de longitud. Las razas que entran en este tipo son el Savannah, el Británico de pelo corto, el Bengalí, el Birmano y el Manx.

Gatos moggy de pelo largo

Los gatos moggy de pelo largo requieren mucho aseo adicional. Especialmente cuando el gato llega a la edad avanzada y le cuesta asearse. El pelaje del gato moggy de pelo largo suele crecer hasta cinco pulgadas (8 centímetros) de largo. Aparte del aseo extra, los gatos moggy de pelo largo también mudan mucho más que los de pelo corto. Esto significa una limpieza extra. Algunas razas que entran en el tipo de pelo largo son el Persa, el Gato del Bosque de Noruega, el Ragdoll y el Maine Coon.

Gatos moggy sin pelo

Los gatos moggy sin pelo son, bueno, sin pelo. Es decir, su pelaje es inexistente. En su lugar, tienen un pelaje que tiene la apariencia de gamuza con algo de pelo fino si se observa de cerca. Debido a su falta de pelo, los gatos moggy sin pelo no pueden absorber la grasa producida por la piel. Esto significa que necesitan baños regulares.

Esto significa además que son vulnerables a las condiciones climáticas extremas. Pueden enfriarse fácilmente en condiciones climáticas frías, y pueden quemarse fácilmente bajo el sol abrasador. Por lo tanto, requieren una vigilancia constante cuando están en el exterior durante estas condiciones climáticas extremas. Algunos ejemplos de razas del tipo sin pelo son el Peterbald, el Sphynx y el Bambino.

Gatos Moggy: Colores y patrones de pelaje

Los gatos Moggy vienen en una amplia variedad de colores de pelaje y patrones de color. Sin embargo, algunos colores son más comunes que el resto. Estos son los colores de pelaje más comunes en los gatos moggy: negro, blanco, rojo, azul, marrón, jengibre, crema, gris, leonado y canela. Estos son los patrones de color más comunes en los gatos moggy: color sólido, bicolor, atigrado (tabby), tricolor, color point, calicó y carey.

En resumen

En conclusión, los gatos moggy son gatos domésticos que no tienen un origen identificable de forma concluyente. Su cría aleatoria les ha dado una variedad de tipos que se distinguen por su tamaño, color y pelaje. No ofrecen ningún modelo a la hora de identificar rasgos o temperamentos particulares en ellos.

Cada gato moggy viene con su propio temperamento, lo que los hace muy únicos y muy emocionantes al mismo tiempo. Vienen en una variedad de colores para elegir y se consideran gatos de bajo mantenimiento porque la mayoría de los gatos moggy que se encuentran en la mayoría de los hogares tienen un pelaje corto.

Esto significa que requieren muy poco aseo. Los gatos moggy son más inteligentes y fuertes que sus primos de raza pura y no son propensos a las numerosas enfermedades a las que son susceptibles otras razas de gatos. Son las mascotas domésticas ideales debido a la combinación de su buena salud, su inteligencia, su bajo mantenimiento y la gran variedad que presentan.

Fuentes:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Pedro Esteban

Pedro Esteban

Redactor en revistas de temática natural, me encantan los animales y convivir con gatos. ¡Te daré algunos trucos para que tu convivencia con ellos llegue a buen puerto!

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto:
      x Logo: Shield Security
      Este Sitio Está Protegido Por
      Shield Security