¿Pueden los Perros Comer Melocotón? Lo que Necesitas Saber

En esta guía nutricional vamos a ver si pueden los Perros Comer Melocotón, ¿son peligrosos los melocotones? ¿tienen algún beneficio para su salud?

¿Pueden los Perros Comer Melocotón?

Los melocotones son una de las frutas más deliciosas y jugosas que están ampliamente disponibles durante el verano. Pueden ser un buen sustituto de las bebidas frías, el helado u otros alimentos procesados que puedes comprar en el supermercado durante condiciones climáticas calurosas si se sirven fríos.

Aunque los melocotones pueden ser una buena fuente de alimento para los seres humanos, ¿alguna vez te has preguntado si pueden ser igualmente beneficiosos para tus perros? ¡Vamos a descubrirlo!

¿Pueden los Melocotones ser Beneficiosos para los Perros?

La mayoría de los alimentos consumidos por los seres humanos pueden no ser una buena fuente de alimento para los perros, especialmente las frutas. Sin embargo, el melocotón puede ser una excepción debido a su riqueza en nutrientes valiosos como vitaminas y minerales que pueden ser bastante saludables para tus amigos peludos. Contienen:

  • Vitamina A
  • Vitamina C
  • Vitaminas E y K
  • Minerales diversos
  • Antioxidantes
  • Potasio
  • Carbohidratos (87%)
  • Grasas (5%)
  • Proteínas (8%)
  • Niacina
  • Calcio
  • Hierro
  • Magnesio
  • Fósforo
  • Zinc
  • Fluoruro

Los melocotones son ricos en carbohidratos y están repletos de una variedad de minerales y vitaminas, al igual que otras frutas jugosas de verano. Contienen vitamina C, que actúa como antioxidante en el cuerpo y ayuda a reparar los tejidos desgastados. En los últimos años, los científicos han descubierto que los antioxidantes formados naturalmente son buenos para el cuerpo en comparación con los sintéticos, que pueden resultar peligrosos para tu perro.

Dentro de todos los seres vivos, incluidos los perros, ocurren numerosas reacciones químicas de manera regular. Sin embargo, estas reacciones químicas generan sustancias llamadas radicales libres, que provocan colisiones y dañan otras células presentes en el cuerpo. Los antioxidantes ayudan a eliminar estos radicales libres y reducen la velocidad de estas colisiones en el cuerpo. También ayudan a prevenir el crecimiento de células cancerosas (incluido el cáncer en la cavidad oral) y mejoran el sistema inmunológico.

Los melocotones contienen fibra, vitamina A, potasio, niacina, y numerosos otros minerales que son altamente beneficiosos para los perros y también ayudan a mantener un bajo conteo calórico. Además, la presencia de estos nutrientes asegura el funcionamiento adecuado del hígado y los riñones, eliminando eficazmente las toxinas del cuerpo.

Una dieta rica en fibra dietética beneficia el sistema digestivo de los perros, por lo que los melocotones son una excelente opción como refrigerio después del ejercicio o como un premio ocasional. Las proteínas presentes en los melocotones ayudan a sanar heridas y reparar tejidos. La vitamina C también contribuye a prevenir infecciones cutáneas en los perros y mantiene su piel en condiciones buenas y saludables.

¿Por Qué es Malo el Melocotón para tu Cachorro?

Los perros son carnívoros que necesitan principalmente grasas y proteínas en su dieta. Al diseñar un plan alimenticio para los perros, la mayoría de los dueños de mascotas siguen la regla del 90/10. Esta regla establece que el 90% de la dieta de un perro debe consistir en alimento para perros regular (grasas y proteínas), dejando solo un 10% para premios ocasionales.

Es importante señalar que a muchos perros no les gusta el sabor de las frutas y les resulta difícil digerirlas. Si a tu perro le gusta comer algunas rodajas de frutas como melocotones como un premio ocasional, considera que tienes suerte. Sin embargo, es importante tener en cuenta ciertos factores antes de introducir esta fruta de verano a tu perro.

Artículo Relacionado: Premios para Perros

Los melocotones contienen huesos que albergan una sustancia llamada amigdalina. Este compuesto cianuro-azúcar puede ser tóxico para tu perro si se consume en cantidades significativas. La superficie rugosa de los huesos de melocotón también puede causar lesiones en los intestinos y la garganta cuando se ingieren. Masticar huesos también puede dañar los dientes y la mandíbula de tu perro.

Las frutas y verduras vendidas en supermercados a menudo contienen productos químicos tóxicos y pesticidas. Si le das a tu perro un melocotón sin lavar, podría enfermarse gravemente y necesitarás acudir al veterinario de inmediato. Las hojas y los tallos también son perjudiciales para los perros, ya que contienen pequeñas cantidades de cianuro. Consumir más de una o dos rodajas de melocotón también puede provocar diarrea, vómitos y malestar gastrointestinal en los perros.

¿Cómo Servirás Los Melocotones?

Siempre es una buena idea consultar a tu veterinario antes de darle a tu perro cualquier tipo de alimento «humano». Es posible que no sepas qué podría resultar perjudicial para tu peludo. Incluso podrían ser alérgicos a lo que deseas darles de comer. Por lo tanto, habla con el veterinario antes de tratarlos, ya que los perros no pueden digerir todos los alimentos que los humanos pueden. Además, cada vez que les des algo nuevo, busca posibles reacciones alérgicas, trastornos digestivos, erupciones o tendencias a vomitar. Consulta a un médico de inmediato si se enferman después de consumir algo y elimina ese artículo específico de su dieta.

Sin embargo, siempre y cuando les estés dando melocotones como un premio ocasional o como un refrigerio raro entre comidas, estás en buen camino. Los melocotones contienen una gran cantidad de carbohidratos y fibras. Cuando se consumen en grandes cantidades, pueden causar trastornos digestivos, incluida la diarrea. Por lo tanto, debes tener cuidado con la cantidad que les estás proporcionando. Si no estás seguro, siempre puedes pedir ayuda a un veterinario. Él te informará sobre la cantidad real que tu perro puede consumir, ya que los gustos y hábitos difieren de un perro a otro.

Al comprar melocotones en el supermercado, asegúrate de comprar los frescos. No sirvas melocotones podridos a tu perro, ya que esto será perjudicial para su salud. Antes de servir los melocotones, lávalos a fondo, ya que la mayoría de las frutas disponibles en el mercado se cultivan en lugares que utilizan pesticidas y productos químicos dañinos para un crecimiento más rápido y la conservación. Tómate tu tiempo para lavarlos y quitarles los tallos y las hojas si están presentes. Luego, córtalos en trozos pequeños para que puedan consumirlos más fácilmente. No querrás que tu cachorro se trague un melocotón entero, ya que podría bloquear por completo su garganta y hacer que se atragante.

También querrás deshacerte minuciosamente de las semillas de melocotón, ya que son afiladas, duras y pueden dañar los órganos internos si se consumen. Los huesos contienen amigdalina, que es un compuesto de cianuro de azúcar. El consumo excesivo de las semillas de melocotón puede ser mortal para tu perro, ya que contiene cianuro.

¿Es Seguro el Melocotón Procesado o en Lata para tu Perro?

Aunque los melocotones enlatados no contienen huesos, los veterinarios no recomiendan su consumo (ni siquiera como un premio ocasional). Nunca le des melocotones procesados o enlatados a tu perro, ya que contienen conservantes y más azúcar que la fruta real. El alto consumo de azúcar puede causar trastornos digestivos y requerir atención veterinaria inmediata.

¿Es una Buena Idea Cultivar un Huerto de Melocotones?

Si tienes perros u otros animales domésticos en casa, no es una buena idea cultivar árboles de melocotón en tu patio trasero o jardín. Siempre debes mantenerlos alejados de los árboles de melocotón, ya que masticar los tallos y las hojas que contienen cianuro puede envenenar a tu cachorro. Sin embargo, si te gustan mucho los melocotones, puedes crear barreras o cercas alrededor de los árboles para evitar que tu perro se acerque.

También debes colocar un bote de basura cerca del árbol para que las personas no tiren las semillas de melocotón al suelo después de comer. Tirarlas al suelo también puede lastimar las patas de tu perro debido a la afilada superficie de las semillas. Esto también evitará que tu perro las coma y lastime sus órganos internos. Por lo tanto, el uso de un bote de basura mantendrá a tu perro seguro y feliz.

Conclusión

Como dueño, es tu responsabilidad cuidar a tu perro en todo momento. Por eso, debes llevarlo al veterinario de manera regular y consultar antes de darle nuevos premios a tu perro. Siempre ten en cuenta que su sistema digestivo es diferente al tuyo y restringe a ti mismo y a los demás de darles golosinas que puedan ser perjudiciales.

Fuentes:



Advertencia: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.



Suscríbete a la web por correo electrónico

¡Si no te quieres perder nuestras actualizaciones deja que te avisemos por correo electrónico! Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 12 suscriptores

Carmen
Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cosas de Mascotas
Logo