¿Pueden los perros comer mango? (Guía de Nutrición)

¿Pueden los perros comer mango?

Una de las preguntas que a veces se hacen los propietarios es si los perros pueden comer mango. Tal vez quieras incluir más nutrientes y fibra en la dieta de tu perro, o tal vez sólo quieras presentarle algunas golosinas y sabores nuevos. Puede que estés buscando algo comestible que sea más natural y menos procesado para premiarlo cuando se haya portado bien.

Las golosinas procesadas para perros y otros animales domésticos han sido objeto de controversia en los últimos años. A menudo están hechos con subproductos animales y sustancias que los humanos nunca comerían. Muchos dueños de mascotas están buscando alimentos que sean más naturales y de una calidad que consumiríamos nosotros mismos.

¿Pero no son los perros carnívoros? ¿Por qué necesitarían comer fruta?

Tu perro es carnívoro por naturaleza y ascendencia, y depende de las grasas y proteínas de la carne para su salud y bienestar. Las frutas y verduras son carbohidratos; y no necesariamente NECESITA carbohidratos en su dieta. Esto ha sido confirmado por una investigación realizada por la Asociación Estadounidense de Funcionarios de Control de Alimentos entre otros organismos, que utiliza este hecho en la construcción de sus perfiles de nutrientes de alimentos para mascotas.

Sin embargo, hay evidencia que sugiere que los lobos, el pariente más cercano del perro en la naturaleza, ocasionalmente complementan sus dietas con frutas y otras plantas. Si bien hay mucho debate en el mundo veterinario y animal en general acerca de si las frutas y verduras son necesarias para buena salud canina muchos expertos coinciden en que son suplementos útiles, aunque no esenciales, para la dieta de un perro.

Además, el mango y otras frutas tienen un sabor dulce que a muchos perros les encanta. Siempre que no hagan daño a tu perro, pueden ser una alternativa atractiva a las golosinas procesadas para perros y, de hecho, pueden hacerles algún bien.

¿Cuáles son los beneficios de los mangos?

Los mangos son ricos en fibra y calcio. Además, contienen otros nutrientes como las vitaminas A, B6, C y E. Aunque obviamente el mango nunca debe constituir la mayor parte de la dieta de tu perro, estas vitaminas y otros nutrientes pueden desempeñar un papel importante en la salud y el bienestar de tu perro.

  • Fibra: Esencial para prevenir la diarrea y el estreñimiento; ayuda a tu perro a sentirse lleno por más tiempo, lo que desalienta la sobrealimentación y el aumento de peso; ayuda en la producción de ácidos grasos que ayudan a evitar las bacterias dañinas en el intestino de su perro.
  • Calcio: Para huesos, dientes, músculos y sistema nervioso saludables. También vital para perras embarazadas que son propensos a la eclampsia si tienen deficiencia de calcio.
  • Vitamina A: para un pelaje brillante, una piel sana, una buena vista y un crecimiento saludable en perros jóvenes.
  • Vitamina B6: Para sistemas inmunológicos y nerviosos fuertes, procesos cerebrales saludables y la producción de glóbulos rojos.
  • Vitamina C: Contribuye a un sistema inmunitario sano y al desarrollo de la piel, los dientes, los huesos y los cartílagos.
  • Vitamina E: un antioxidante que ayuda a prevenir la formación de radicales libres dañinos y promueve la inmunidad, la función cerebral y la buena vista.

También te puede interesar: Suplementos de calcio para perros

¿Cómo debo incorporar cualquier alimento nuevo en la dieta de mi perro?

Siempre que pienses introducir un nuevo alimento en la dieta de tu perro, debes comprobar primero en Internet o con tu veterinario si está permitido que lo tome.

Algunos alimentos que son bastante seguros para los humanos pueden contener sustancias tóxicas para los perros. El chocolate, por ejemplo, contiene teobromina, un compuesto derivado de las semillas de cacao. Mientras que los humanos pueden metabolizarlo fácilmente, los perros no, y puede acumularse hasta niveles tóxicos en sus sistemas.

En cuanto a la fruta y la verdura, hay algunas que tu perro puede comer y digerir sin problemas y otras que pueden causar desde un ligero malestar estomacal y diarrea hasta otras afecciones más graves. El aguacate, por ejemplo, contiene persina, una toxina que puede provocar vómitos y diarrea en los perros. Las uvas y las pasas pueden provocar una insuficiencia renal aguda y repentina en los caninos. Por lo tanto, siempre es esencial investigar cualquier alimento nuevo antes de incluirlo en la dieta de tu perro.

Una vez que hayas determinado que el alimento es seguro para los perros en general, debes considerar si es adecuado para tu mascota en particular. ¿Tiene alguna alergia o intolerancia a determinados alimentos? El consejo de tu veterinario es útil en este caso.

Después de que tu perro haya comido cualquier alimento nuevo, vigila que no presente signos de malestar estomacal, diarrea o vómitos durante los días siguientes. Es posible que tenga una intolerancia a determinadas frutas.

Entonces, ¿cómo debo preparar e introducir el mango en la dieta de mi perro?

  • Lavar cuidadosamente la fruta para eliminar la suciedad, la mugre y cualquier bacteria de la superficie de la piel.
  • Pelar y cortar la pulpa en trozos si es necesario. A los perros más grandes no les costará aceptar trozos grandes, sobre todo si el mango está maduro, ya que es una fruta blanda y jugosa. Pero si tienes un perro de raza pequeña, considera la posibilidad de cortarlo en trozos; cuanto más pequeño sea tu perro, más pequeña será la porción que debes darle.
  • Está bien que se coma la piel, pero puede ser difícil de digerir. Si lo prefieres, quítasela por completo.
  • Aliméntalo primero con una pequeña porción para ver si se siente atraído por la fruta.
  • Como en el caso anterior, espera un tiempo para ver si tiene alguna reacción adversa antes de volver a darle mango.
  • Los mangos tienen grandes huesos en su centro. Retira este hueso por completo y deshazte de él de forma segura, fuera de su alcance. Si se tragan, podrían causar una obstrucción en el intestino.
  • Los huesos de mango también contienen pequeñas cantidades de cianuro, así que tampoco es buena idea que los mastique o los trague por esa razón.

¿Qué pasa si creo que mi perro se ha tragado un hueso de mango?

Si observa alguno de los siguientes síntomas, independientemente de lo que sospeche que su perro ha tragado, busque atención veterinaria con urgencia:

  • Asfixia
  • Diarrea, vómitos, o ambos;
  • Disminución del apetito;
  • Un abdomen que parece ser sensible al tacto;
  • Apatía o letargo; y/o
  • Deshidratación

Si tu perro no presenta síntomas, pero estás seguro de que se ha tragado un hueso de mango, deberías ir al veterinario por precaución. Es muy posible que el hueso pase inofensivamente por su sistema digestivo, pero más vale prevenir que curar.

¿Cuánto mango puede comer mi perro de una sola vez?

Utiliza tu criterio, basándote en el tamaño y el apetito de tu perro. Pero ten en cuenta que el sistema digestivo de los caninos no está hecho para soportar grandes cantidades de fibra. Si le das demasiada cantidad de una sola vez, lo más probable es que sufra un ataque de diarrea o un dolor de estómago. Como con todas las cosas de la vida, tanto para los perros como para los humanos, la clave es la moderación.

Fuentes:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)


Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

0 0 votes
Puntuación del artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Cosas de Mascotas
Logo
Enable registration in settings - general
A %d blogueros les gusta esto: