14 verduras que puede comer tu perro y 3 que no

Verduras que puede comer tu perro

Muchos alimentos para humanos son perfectamente seguros para los perros, pero algunos son muy peligrosos. Comer los alimentos equivocados puede provocar problemas de salud a largo plazo y, en casos extremos, incluso la muerte.

Como carnívoros, una verdura ocasional como capricho está bien, pero conocer los peligros de alimentar a su perro con el alimento equivocado podría salvarle la vida. Siga leyendo para saber qué verduras para perros son seguras para compartir con moderación y cuáles son peligrosas para los perros.

¿Pueden los perros comer verduras?

Por supuesto. Si mira la lista de ingredientes de la mayoría de los alimentos para perros, probablemente encontrará al menos una verdura en la mezcla para completar la paleta de sabores, equilibrar la nutrición y proporcionar una serie de beneficios adicionales para la salud. Las verduras aptas para perros forman parte de una dieta equilibrada tanto para los caninos como para los humanos.

La verdura adecuada es especialmente útil como opción alternativa de golosina saludable para los perros con sobrepeso, para dar a un cachorro más grande la oportunidad de perder peso sin sentirse privado de la alegría de los sabrosos tentempiés.

Aunque hay que tener en cuenta que no todas las verduras son adecuadas para el consumo canino. De hecho, dejar que su perro coma la verdura equivocada podría tener consecuencias desagradables. Así que familiarizarse con las frutas y verduras más adecuadas para la digestión de su perro les ahorrará a ambos muchos problemas.

Qué verduras pueden comer los perros

Aquí hemos elaborado una guía sencilla sobre las mejores verduras para los perros y lo que hace que merezca la pena incluirlas en su dieta.

Zanahorias

Las zanahorias ocupan fácilmente el primer puesto de nuestra lista de verduras que pueden comer los perros. Las zanahorias tienen un alto contenido en fibra, son bajas en calorías y una buena fuente de betacaroteno y vitamina A. Su carácter crujiente también hace que las zanahorias sean buenas para los dientes de su perro. Las zanahorias contienen vitamina A, biotina, vitamina K, potasio, vitamina B6 y vitamina B2. Además, si su perro tiene problemas de heces blandas, el alto contenido en fibra de las zanahorias puede ayudar a aliviar el problema, por lo que encabezan la lista de verduras aptas para perros.

Judías verdes

Entre las verduras que pueden comer los perros están las judías verdes. Las judías verdes son una buena fuente de proteínas y hierro para perros y gatos. Las judías verdes frescas, congeladas y sin sodio pueden ser un tentempié saludable que mantiene a las mascotas delgadas y esbeltas. Son bajas en calorías y ricas en fibra, vitaminas A, C y K, y vitaminas B6 y BC. Las judías verdes pueden comerse como golosinas para el adiestramiento y pueden añadirse a la comida de su perro como un pequeño y dulce crujido de sabor. Las judías verdes serán probablemente un refrescante cambio de ritmo para su cachorro.

Apio

El apio es una gran fuente de vitaminas A, B, C, calcio, potasio, hierro, sodio y fósforo. No hay nada más sencillo que lavar y cortar el apio. También tiene un alto contenido de agua que se ha demostrado que ayuda a refrescar el aliento de su mascota. Además, los beneficios del apio también incluyen antioxidantes que ayudarán a que su perro se sienta joven y saludable. Al igual que las zanahorias, el apio es un divertido tentempié para que su perro lo mastique en forma de palitos, como si se tratara de una golosina dentastix, pero mejor.

Pimientos

Como todo, los pimientos se consumen mejor con moderación junto con una dieta equilibrada. Sin embargo, son perfectamente saludables para los perros. Están repletos de vitaminas como la A, la B y la C, además de contener ácido elágico y antioxidantes. El betacaroteno de la vitamina A es excelente para favorecer la salud ocular de su perro, mientras que se cree que el ácido elágico, los antioxidantes y la vitamina B ayudan a combatir el cáncer en los caninos. Sólo tiene que cortar el pimiento en tiras para conseguir un bocado perfecto y saludable.

Pepino

Muchos perros se benefician de los pepinos gracias a sus propiedades para refrescar el aliento y su contenido de agua hidratante. Contienen pocas grasas e hidratos de carbono, lo que convierte a los pepinos en una excelente golosina baja en calorías para un perro cachorro que pueda tener problemas de peso. Además, los pepinos pueden ayudar a reducir la presión arterial y el colesterol de su cachorro, lo que resulta especialmente útil para los perros de edad avanzada. Los pepinos también funcionan bien cortados en trozos pequeños y mezclados con la comida de su perro.

Brócoli

Aunque el brócoli puede ser muy saludable para su perro, es más beneficioso si se prepara correctamente. Lo ideal es dar a su perro los ramilletes de brócoli sin los tallos. El brócoli contiene vitamina C, vitamina B y potasio, lo que puede ayudar a mejorar la densidad ósea de su perro, a fortalecer su sistema inmunitario y a mantener un corazón sano. Al igual que muchas frutas y verduras, el brócoli puede ser un gran regalo para su cachorro, pero debe dárselo con moderación.

Patatas dulces

El boniato es un ingrediente clásico en una amplia gama de alimentos para perros. Los boniatos aportan carbohidratos y un toque de sabor que las patatas normales no pueden igualar. Muchos perros disfrutan mucho de los boniatos como sabrosos tentempiés cuando los pican y los hierven. Además, su alto contenido en fibra ayuda a mantener la regularidad de su perro, mientras que el manganeso y el potasio contribuyen a fortalecer sus huesos. Los boniatos son también una excelente fuente de vitaminas A, B5, B6 y C. Pueden servirse hervidos (nunca crudos) y mezclados en la comida de su perro, o deshidratados en forma de bocados.

Coles de Bruselas

Las coles de Bruselas pueden ser un cambio delicioso en la dieta de su perro (cuando están totalmente cocidas, no crudas), pero no es algo que quiera darle regularmente. Las coles de Bruselas están repletas de antioxidantes que pueden reforzar el sistema inmunitario de su perro y mantenerlo en forma, como cualquier otra fruta o verdura. Sin embargo, tienen un defecto fatal: los gases. Las coles de Bruselas, desagradables para usted y probablemente también para su perro, pueden producir muchos gases si es demasiado liberal, así que considérese advertido.

Col

Tanto la col cocida como la cruda son perfectamente adecuadas para su cachorro. La col roja y la verde son igual de saludables, con importantes vitaminas como la C, B6, K y B9, que favorecen la salud digestiva, ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre y reducen el riesgo de osteoporosis. Además, la col contiene calcio para una buena salud ósea y magnesio para ayudar al desarrollo mental de los cachorros. Pero, una vez más, la col viene acompañada de la misma advertencia sobre los gases que las coles de Bruselas, por lo que hay que ser ligero con las porciones.

Guisantes

Los guisantes en casi todas sus formas, los tirabeques, los guisantes verdes, los guisantes ingleses y los guisantes de jardín son buenos para su perro. También puede alimentar a su perro con guisantes frescos o congelados si lo prefiere. Aunque no son ideales como golosinas individuales (a no ser que sean guisantes secos), pueden ayudar a alegrar un plato de comida. Los guisantes son conocidos por ser ricos en proteínas, ricos en fibra y repletos de minerales, nutrientes y vitaminas. Sin embargo, debes evitar los guisantes enlatados, ya que pueden tener sodio añadido.

Espinacas

Las espinacas son perfectamente adecuadas para que las coma su cachorro, ya que están llenas de vitaminas y minerales y tienen un bajo contenido en sal. Sin embargo, de todas las frutas y verduras de nuestra lista, las espinacas son probablemente una de las menos beneficiosas para su cachorro, especialmente en grandes cantidades. El contenido de ácido oxálico de las espinacas puede impedir que el organismo de su perro absorba el calcio correctamente, lo que podría provocar problemas renales. Y aunque se necesitaría una gran cantidad de espinacas para ello, es mejor que elija una de las otras verduras en su lugar.

Patatas

Un ingrediente clásico en una amplia gama de alimentos para perros, por ser una fuente de carbohidratos que ayuda a alimentar el estilo de vida de su perro. Las patatas son, sin duda, perfectas para que las coma su perro, cocinadas y no crudas. Ya sean hervidas en trozos del tamaño de un bocado o asadas en rodajas, las patatas pueden ser el tentempié perfecto entre comidas para mantener el apetito de su perro hasta la hora de la cena. Son una gran fuente de hierro, vitamina C, potasio y vitamina B6, que es excelente para la formación de glóbulos rojos.

Maíz

El maíz es un ingrediente muy común en muchos alimentos para perros, por lo que su consumo es perfectamente seguro. Sin embargo, no aconsejamos dar a su perro la mazorca, ya que puede ser difícil de digerir para ellos. Lo que puede provocar una obstrucción intestinal. Por ello, es mejor servirle el maíz sin mazorca.

Coliflor

Al igual que con el brócoli, los perros pueden comer coliflor, pero hay que saber cómo servirla. La coliflor contiene vitamina K, vitamina C, vitamina B, folato, calcio, potasio, fibra y sulforafano. Estos elementos, combinados, contribuyen a mantener una buena presión arterial, una piel y un pelaje sanos, la fortaleza de los huesos, una digestión sana y un sistema inmunitario más fuerte. Sólo hay que tener en cuenta que la coliflor debe estar totalmente cocida, sobre todo si piensa dársela a su cachorro con el tallo adherido, que es extremadamente duro cuando está crudo. Además, se sabe que la coliflor provoca gases si se da a los perros en exceso, así que intente utilizarla con moderación en su dieta habitual.

Verduras que los perros no pueden comer

No hay muchas verduras que los perros no puedan comer. Sin embargo, una o dos de ellas son particularmente comunes en la mayoría de los hogares y, por tanto, tienen una mayor posibilidad de ser ingeridas accidentalmente por su cachorro. Ya sea por la falta de valor nutricional o por el potencial de causar daños, debería familiarizarse con la lista (por breve que sea).

Espárragos

Los espárragos no son necesariamente una verdura peligrosa para su perro, sin embargo, no ofrecen ningún valor nutricional, ni sería particularmente agradable para ellos comer. Si deja que su perro coma espárragos crudos, son extremadamente duros y tienen poco sabor. Además, una vez cocidos, pierden todos los nutrientes que ofrecían y se vuelven demasiado blandos para darlos como premio. Así pues, aunque su perro pueda comer espárragos, no se lo recomendamos.

Setas

Es mejor pecar de precavido cuando se trata de setas. Aunque las setas blancas compradas en la tienda, una vez lavadas, pueden estar bien, no merece la pena correr el riesgo. Si su perro come el tipo de seta equivocado (sobre todo las silvestres), podría enfermar gravemente, ya que hay unas 100 especies de setas que son muy tóxicas. Por lo tanto, es mejor que se limite a los vegetales que los perros pueden comer con facilidad y de los que pueden beneficiarse.

Cebollas

Las cebollas contienen allium. El allium es venenoso tanto para los perros como (sobre todo) para los gatos. Junto con el cebollino y el puerro, que también pertenecen al grupo del allium. Si su perro come cebolla en su forma más potente -cruda- puede provocar la ruptura de sus glóbulos rojos. Además, la cebolla, el cebollino y el puerro pueden causar trastornos digestivos, como diarrea, y problemas estomacales que provocan vómitos, dolor y náuseas. Las cebollas son muy comunes en los hogares, así que asegúrese de guardarlas fuera del alcance de su perro.

Palabras finales

Como todo, los perros pueden reaccionar a la verdura como a cualquier otro alimento (y como los humanos pueden reaccionar a los cacahuetes y al marisco). Es su prerrogativa como propietario observar cómo reaccionan a cada una de las verduras cuando se las da a su cachorro.

Dicho esto, hay tantas verduras en nuestra lista que tienen una variedad de efectos positivos en la salud de su perro que es difícil de ignorar. Por eso, explorar las opciones con su cachorro puede ayudarle a entender qué verduras le pueden gustar a su perro. Una vez que conozca sus gustos y aversiones, podrá ofrecer a su querido perro bocados de verduras con regularidad.

Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.

Fuentes:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto:
      x Logo: Shield Security
      Este Sitio Está Protegido Por
      Shield Security