Caballo mongol

Caballo mongol

Los caballos mongoles son animales pequeños, fuertes y duraderos, y muy pocos habitan en nuestro planeta. Tienen una historia muy rica, así como algunos rasgos únicos e interesantes que los diferencian de otras razas. Por ejemplo, ¿Sabías que están más que capacitados para cuidar de sí mismos y soportar temperaturas increíbles en la naturaleza?

Si los caballos mongoles han captado tu interés, echa un vistazo a la siguiente guía, donde podrás aprender todo sobre su historia única, sus necesidades de aseo, su personalidad y su reintroducción en la naturaleza tras su casi extinción en cautividad.

Lo más importante:

  • A pesar de su engañosa apariencia baja y robusta, no existen los ponis de Mongolia, ya que en realidad se consideran caballos.
  • Los caballos mongoles están en peligro de extinción, pero antes estaban en peligro crítico.
  • Se dice que estos caballos tienen líneas de sangre antiguas evidentes por las líneas continuas que bajan por sus espinas dorsales, así como las rayas de cebra en sus patas.
  • El caballo mongol (el caballo salvaje) también se conoce como caballo Przewalski o Takhi. (Przewalski se pronuncia shuh-val-skee).
  • Todavía no están reconocidos por una organización de razas a pesar de llevar tanto tiempo existiendo.
  • Fueron utilizados durante las guerras del siglo XIII por Gengis Kan.
  • Los caballos salvajes mongoles se consideran un símbolo del patrimonio nacional en la cultura mongola.
  • Aunque no sean tan rápidos como las razas extranjeras, estos caballos autóctonos son conocidos por su increíble resistencia, respaldada por su poderosa constitución y sus fuertes patas.

Descripción de la raza de caballos mongoles

AlturaPesoOrigenDuración de la vidaTrabajos comunes a lo largo de la historia:Rasgos distintivosRazas comparables
122 – 142 cm (48 – 56 pulgadas)227 – 277 kg (500 – 600 libras)Mongolia20 – 40 añosCarreras de caballos / Hípica / Transporte / CazaGentil / Atlético / ResistenteAltai / Fiordo / Caballo islandés

Historia del caballo mongol

Los orígenes exactos del caballo mongol no están claros, pero hay fuentes que aseguran que existe desde hace siglos y que es una de las razas de caballos más antiguas hasta la fecha. Como el caballo mongol ha existido durante tanto tiempo, ha tenido un gran impacto en las razas que conocemos y amamos hoy en día. Esto incluye la influencia de los caballos de Islandia, las Islas Británicas, Europa Central e incluso las razas escandinavas.

Curiosamente, se dice que los caballos mongoles están documentados desde el año 2000 a.C. y se les ha observado con frecuencia como caballos de monta y animales de transporte.

Una valiosa herramienta utilizada en la batalla

Los caballos mongoles desempeñaron un papel fundamental en las guerras del siglo XIII. En particular, estos caballos eran los preferidos de Gengis Kan, que utilizaba un caballo mongol como corcel de guerra.

Los caballos mongoles proporcionaban algo más que un lomo en el que sentarse; eran inmensamente resistentes, enérgicos y tenían un gran talento para encontrar comida de forma independiente. Además, proporcionaban a los soldados leche y carne. También se dice que Gengis Khan rezaba a las montañas con la leche de una yegua.

El único inconveniente que tenían los mongoles era que no eran tan rápidos como otras razas de caballos, pero lo compensaban con sus otros atributos definitorios. No sólo eran corceles y ofrecían carne, leche y pelo, sino que también eran increíblemente leales a los soldados.

El caballo mongol en la actualidad

Aunque estos caballos existen desde hace siglos, aún no están reconocidos como raza oficial. Además, dado que los caballos salvajes mongoles han sido llevados casi a la extinción, se consideran en peligro de extinción. En los últimos años, se han realizado esfuerzos para ayudar a reintroducir la especie en la naturaleza después de que se declarara su extinción en su hábitat nativo y su número disminuyera en cautividad.

En la actualidad, es posible que conozcas al caballo salvaje de Mongolia como “caballo de Przewalski”, ya que recibe su nombre del explorador ruso N.M. Przewalski. En el siglo XIX, Przewalski dio nombre a la especie tras encontrar y presentar un raro cráneo y una piel del caballo a un museo de San Petersburgo.

Características y personalidad del caballo de Mongolia


A continuación puedes encontrar una gran cantidad de información sobre el temperamento y las necesidades de aseo de un caballo mongol. Además, hemos proporcionado algunos datos más sobre su dieta y la coloración de su pelaje.

Personalidad

Para un completo desconocido, los caballos domésticos mongoles se describen como robustos e inspiradoramente valientes. Los que han establecido un vínculo con los caballos mongoles los consideran criaturas apacibles y leales a sus allegados.

Por eso, para los que quieran hacerse con un caballo mongol, la paciencia es la clave. Antes de establecer un vínculo con el animal, puede parecer distante y algo receloso. Sin embargo, a medida que pase el tiempo se formará un fuerte vínculo y el caballo se volverá cada vez más cariñoso si se dan los pasos adecuados.

Además, se dice que los caballos mongoles son animales muy inteligentes y se adaptan muy bien al adiestramiento. Sin embargo, muchos de estos caballos salvajes conservan un comportamiento salvaje innato y puede ser difícil acercarse a ellos y establecer un vínculo con ellos.

Tamaño y aspecto general del caballo mongol

A menudo, estos caballos se confunden con ponis debido a su menor tamaño en comparación con otros caballos. El caballo mongol es corto y fornido, con cascos inmensamente fuertes. Suelen tener una cabeza grande, un cuello corto y unas patas fuertes y cortas.

En comparación con otras razas, los caballos mongoles suelen pesar entre 500 y 600 libras, mientras que la mayoría de los caballos pesan entre 900 y 2000 libras. Además, pueden medir entre 48 y 56 pulgadas de altura (entre 12 y 14 manos). Además, el caballo tiene una circunferencia externa del hueso del cañón de unas ocho pulgadas.

Colores y patrones

Los caballos mongoles pueden aparecer en una amplia gama de colores y patrones de pelaje, como el beige, el marrón oscuro, el ruano, el blanco, el marrón, el dun, el back, el shun y el gris. Es completamente común que los caballos mongoles tengan el hocico y el vientre más claros, con un solo color cubriendo el resto del cuerpo. Sus crines también pueden ser de un color diferente que suele ser más oscuro que el color base del cuerpo.

En la mayoría de los casos, la crin se mantiene algo firme. A veces se pueden encontrar caballos mongoles con crines más finas, pero en su mayoría se mantienen erguidas. A lo largo de la historia, se dice que el pelo del caballo mongol se tomaba y se utilizaba para encordar instrumentos, ya que se sabe que es especialmente fuerte y duradero.

Dato curioso: los mongoles no suelen referirse a sus caballos por su nombre. En cambio, los conocen por sus marcas, el color de su pelaje u otros rasgos físicos definitorios, como cicatrices o marcas. Además, hay más de 500 palabras para describir los atributos de los caballos y 250 palabras para referirse a las coloraciones y patrones en el idioma mongol.

Cuidados del caballo mongol

Se dice que la raza del caballo no ha cambiado en gran medida desde la época de Gengis Kan

Estos caballos tienen fama de ser criaturas independientes que pueden valerse por sí mismas y cuidarse en la naturaleza. Sin embargo, si quieres ser el orgulloso propietario de un caballo mongol, es importante que mantengas su aspecto y te asegures de que recibe la mejor nutrición. Un caballo sano es un caballo feliz y dedicar tiempo a su cuidado no hará sino reforzar el vínculo entre él y su dueño.

Dieta

Los caballos mongoles salvajes tienen talento para mantenerse alimentados cuando andan libres. Suelen pastar y consumir unas 13 libras de hierba, pero también pueden sobrevivir con plantas, árboles, arbustos y, a veces, con la corteza de los árboles. Pasan mucho tiempo buscando ríos o lagos para beber, pero también pueden comer nieve para mantenerse hidratados.

Se recomienda a los propietarios de caballos que den a los mongoles acceso a muchas tierras para pastar, pero también pueden alimentarlos con heno y granos. Además, también se les puede dar de comer verduras como zanahorias (como premio). Los propietarios también deben tener en cuenta que, en los meses más fríos, los caballos mongoles seguirán pastando con seguridad, ya que son capaces de buscar la hierba bajo la nieve.

Te puede interesar: Qué comen los caballos

Cuidado del caballo

Como los caballos mongoles viven al aire libre y se desarrollan mejor en la naturaleza, no hay que hacer mucho para acicalarlos. Dicho esto, habrá una cierta cantidad de suciedad y arenilla que se incrustará en su espeso pelaje, por lo que merecerá la pena invertir en algunas herramientas que ayuden a liberar los restos y el pelo muerto.

Herramientas de acicalamiento habituales:

  • Cuchilla para muda de pelo
  • Cepillo de mano
  • Cepillo de acabado
  • Peine de crines y cola
  • Recogedor de pezuñas

También puedes asegurarte de que se mantengan limpios lavándolos con una manguera regularmente. También puedes incorporar un champú suave específico para caballos que ayude a refrescar el pelaje durante el lavado.

Cuando se acicala a un caballo mongol, es importante comprobar si hay lesiones e infecciones, así como limpiar las zonas vulnerables, como los ojos y las orejas. Para ello, basta con utilizar un paño suave y húmedo para eliminar la suciedad. Asegúrate también de comprobar si hay lesiones en las pezuñas cuando las atiendas.

Cuidado de la salud

Aunque estos caballos pueden soportar temperaturas extremas y terrenos abruptos, y en general han existido durante mucho tiempo, no son invencibles.
Entre las afecciones generales de los caballos, el caballo mongol puede verse afectado por las siguientes:

Cólicos: Los cólicos suelen indicar un problema de salud subyacente preocupante. Por lo general, genera dolor abdominal y puede ser un signo de otros problemas gastrointestinales. Esta afección es poco frecuente, pero merece la pena tenerla en cuenta si tienes un caballo mongol. Por lo general, puede evitarse si el caballo tiene acceso a mucha agua y a una buena dieta.

Laminitis: Muchos caballos pueden desarrollar laminitis, es decir, la inflamación de los tejidos blandos de las patas. Esto puede detectarse si tu caballo tiene dificultades para ponerse de pie, caminar o correr. La laminitis puede evitarse si se aplican buenos cuidados a los cascos y se vigila su peso. Además, una buena dieta también puede ayudar a evitarla.

Nota añadida. También se especula que la raza autóctona salvaje se vio gravemente afectada por un invierno extremo a principios de la década de 2000 y que el resultado en su salud fue preocupante. Las fuentes afirman que ahora son más propensos a desarrollar infecciones, así como a sufrir agotamiento, neumonía e incluso a nacer muertos. Sin embargo, este caballo robusto y poderoso parece conservar un buen estado de salud en general y los esfuerzos realizados por las sociedades de conservación colaboran para garantizar que estén sanos y que su número aumente.

Precio del caballo mongol

Lamentablemente, en EE.UU. apenas hay criadores que críen y vendan caballos mongoles. La mayoría se encuentran, por supuesto, en Mongolia y puede ser difícil conseguirlos allí también, ya que no se crían para uso comercial, a diferencia de muchos caballos de la cultura occidental. Sin embargo, hay razas que a menudo se asemejan a ellos, como el caballo Fjord y el islandés.

Buscar cualquier raza de caballo puede ser una tarea difícil, por lo que hemos enumerado un par de recursos a continuación para ayudarte:

Te puede interesar: Comprar un caballo y evitar las trampas más comunes

Conservación del caballo mongol

En la actualidad, hay unos 2.000 caballos mongoles en el mundo y recientemente han pasado de estar en peligro crítico a estar en peligro de extinción en la Lista Roja de la UICN durante la década de 2010.

Alrededor de 300 de ellos son caballos asilvestrados que son capturados ocasionalmente por los nómadas mongoles.

La población de caballos mongoles era antes peligrosamente pequeña debido a la pérdida de diversidad genética. La endogamia hacía que no nacieran potros, y muchos morían jóvenes. Además, la cría disminuyó debido a los años de cautiverio, ya que, por desgracia, no se les proporcionaban los cuidados, el hábitat o la socialización adecuados.

La Fundación para la Preservación y Protección del Caballo Przewalski ha contribuido a aumentar el número de caballos mongoles en los últimos años. En la década de 1970, sus fundadores crearon la organización y ayudaron a crear programas de cría y a reintroducir el caballo en la naturaleza desde el cautiverio. El número de ejemplares aumentó y se espera que siga haciéndolo, ya que ahora viven en su hábitat natural y están reavivando sus instintos salvajes innatos.

La Sociedad Geográfica Rusa también se esfuerza por aumentar el número de ejemplares estableciendo un centro de reintroducción y un centro de investigación. En esencia, su objetivo es alcanzar el tamaño original de la población en el hábitat nativo del caballo.

Así que la buena noticia es que esta hermosa raza de caballos no está en vías de extinción y sigue prosperando y creciendo en número gracias a organizaciones dedicadas como la FPPPH y muchas más.

Photo by Tengis Galamez

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)


Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.

0 0 votes
Puntuación del artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Cosas de Mascotas
Logo
Enable registration in settings - general
A %d blogueros les gusta esto: