¿Gato actuando raro? 7 señales de que tu gato puede estar enfermo

¿Gato actuando raro? 7 señales de que tu gato puede estar enfermo

Los gatos son extraños. Pueden ser compañeros maravillosos, inteligentes y brillantes, pero no se puede negar que también pueden ser unos extraños. Pero, ¿qué tan extraño es demasiado extraño? ¿Existe algún comportamiento extraño que pueda indicar algo grave?

Los cambios en el comportamiento de tu gato a veces pueden ser una señal de que tu gato está enfermo, pero ¿cómo puedes saberlo? ¿Cuándo algo inusual se convierte en algo serio?

Como siempre, estamos aquí para ayudarte a decidir, así que pasemos a las 7 señales de que tu gato puede estar enfermo; o cambios principales en el comportamiento de tu gato que pueden significar que está enfermo.

Vómitos

Puedes pensar que los vómitos son uno de los síntomas más obvios de los gatos enfermos, pero, desde las bolas de pelo hasta la regurgitación ocasional de comida no digerida, puede ser difícil saber cuándo tu gato realmente está vomitando.

Esto puede hacer que algunos dueños piensen que el vómito es una parte normal de la vida de un gato, pero no lo es. El vómito es una experiencia muy física y audible. En general, debes tener cuidado con las arcadas tensas y la extensión del cuello.

Es probable que parezca más desagradable y menos deliberado o voluntario que la regurgitación. Si tu gato vomita con regularidad, definitivamente debes buscar ayuda médica.

Mantenerse limpio

Los gatos son criaturas muy higiénicas, y un gato sano a menudo se mantendrá limpio y brillante con sólo un poco de ayuda para el cepillado y el baño.

Probablemente estés muy familiarizado con la rutina de aseo de tu gato, por lo que si de repente deja de asearse tan a fondo como solía hacerlo, o empieza a limpiarse de forma más obsesiva, es posible que quieras decirle a un veterinario “mi gato se comporta de forma diferente” y describirle los cambios de personalidad con todo el detalle que puedas.

Después de todo, hay una amplia gama de razones por las que un gato puede cambiar sus hábitos de aseo, desde la ansiedad hasta la obesidad, así que tendrás que registrar toda la información que puedas.

Apetito

Otro signo muy común de que tu gato puede estar enfermo es si de repente se interesa mucho más, o mucho menos, por la comida. Muchos propietarios solo pueden preocuparse si tu gato de repente deja de comer, pero vale la pena comprobar que están bien si también comienzan a demandar más alimentos.

Puede ser un signo de diabetes, hipertiroidismo e incluso cáncer. Del mismo modo, los gatos pueden rechazar la comida si están ansiosos o tienen dolor. Una comida omitida, o un rechazo absoluto, probablemente no sea suficiente para preocuparse, pero contacta con un profesional si el apetito de tu gato cambia significativamente.

Hábitos de ir al baño

Otro problema de comportamiento común que hace que los dueños se pregunten “¿por qué mi gato se comporta de manera extraña?” está relacionado con el horario de baño de tu gato. El entrenamiento de caja de arena suele ser el primer paso para entrenar a tu gatito, por lo que puede ser muy extraño que de repente se olvide de cómo usarlo.

Un pequeño accidente puede no ser el fin del mundo, pero, si se trata de un problema constante, busca más pruebas que puedan ayudar a explicarlo. ¿Tu gato parece distante o ansioso por usar la caja de arena? ¿Lo intenta, pero se detiene, posiblemente debido al dolor? ¿Parece confundido o perdido?

Consulta con un veterinario sobre su comportamiento, ya que podría ser un síntoma de una amplia variedad de problemas de salud mental y física.

Beber más

Los gatos necesitan mucha agua para mantenerse hidratados y debes asegurarte de que siempre tengan acceso a agua dulce. A veces, tu gato puede beber más de lo habitual, especialmente si es un día caluroso, así que recuerda ajustar la cantidad de agua que le estás proporcionando para adaptarse a las circunstancias.

Sin embargo, si no hay una razón obvia para que tu gato quiera más agua, como un mayor ejercicio, podría ser un signo de enfermedad renal, problemas de tiroides o diabetes. Estate atento a otros síntomas, como cambios en la micción o pérdida de peso, y luego habla con tu veterinario.

Volverse ruidoso o silencioso

Otro cambio de comportamiento inusual en los gatos puede estar en sus vocalizaciones. Las vocalizaciones normales varían de una raza a otra y de una personalidad a otra, pero la mayoría de los dueños de gatos llegan a saber lo que es normal para su gato con bastante rapidez.

Si tienes un gatito tranquilo, puede ser muy alarmante cuando de repente comienza a llamarte con frecuencia, y puede ser desconcertante cuando un felino alegremente ruidoso se retira repentinamente y se calla.

De cualquier manera, tómate el tiempo para escuchar a tu gato y descubrir qué anda mal. Pueden estar ansiosos o con dolor, y siempre es una buena idea consultar con un veterinario si persiste algún comportamiento inexplicable.

Agresión

Probablemente uno de los más problemáticos y notables cambios extraños que tu gato puede experimentar es la agresión. Puede dirigirse a ti si se ponen a la defensiva y se vuelven sensibles, o puede dirigirse a tus muebles, si se ponen ansiosos o asustados.

Un gato agresivo por naturaleza requerirá un entrenamiento de comportamiento, pero los gatos que se vuelven agresivos pueden estar luchando con un problema de salud causado por el dolor físico o la confusión emocional, así que considera la posibilidad de hablar con un veterinario si tienes alguna preocupación.

Cambios normales de comportamiento

Trata de no preocuparte demasiado por tu gato porque la verdad es que la mayoría de los gatos cambian de personalidad con el tiempo. Tiene sentido cuando lo piensas: ¿eres la misma persona que eras hace 10 años? Si tu gato solía ser muy enérgico cuando era un gatito, pero ahora es un poco más tranquilo, a menudo es solo el proceso de envejecimiento natural a medida que crece y madura.

Sin embargo, los cambios de personalidad no suelen ocurrir de la noche a la mañana. Si el comportamiento de tu gato cambia muy repentinamente, siempre vale la pena llevarlo a un profesional para un chequeo.

Recuerda que está bien confiar en tus propios instintos. Tú conoces mejor a tu gato, así que si crees que “mi gato está actuando raro” y simplemente no puedes deshacerte de la sensación de que podría ser algo serio, escribe los síntomas junto con sus hábitos, actividades y dieta recientes, y luego entra contacta con tu veterinario. Cuanta más información puedas ofrecer, mejor.

¡Con suerte, recibirás la buena noticia de que tu gato no está enfermo y solo está siendo un lindo y pequeño bicho raro!

Mantente informado de los nuevos artículos y noticias de nuestra web.

Invalid email address
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

"Esta publicación incluye enlaces de afiliados con los cuales esta web recibe una pequeña comisión sin costo adicional para ti si realiza una compra. Esto nos permite darte contenido de calidad de forma gratuita".Última actualización el 2020-10-29 / Imágenes de la API para Afiliados

Pedro Esteban

Redactor en revistas de temática natural, me encantan los animales y convivir con gatos. ¡Te daré algunos trucos para que tu convivencia con ellos llegue a buen puerto!

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado