¿Pueden los perros comer jengibre? ¿Es seguro para los perros?

¿Pueden los perros comer jengibre? ¿Cuánto deberías darles?

El jengibre es una planta poderosa que se puede utilizar y comer de muchas formas. Los humanos pueden comerlo fresco, convertirlo en aceite o molerlo en polvo o pasta para poder obtener los beneficios. Repleto de antioxidantes y propiedades antiinflamatorias, el jengibre tiene beneficios asombrosos, pero es posible que te preguntes si los perros también pueden comer jengibre.

Tanto si tu compañero canino ha devorado accidentalmente un poco de jengibre cuando no estabas mirando como si estás comprobando si la raíz de jengibre puede aportar algunos beneficios para la salud, hemos adaptado este artículo para responder a la pregunta “¿pueden los perros comer jengibre?” y, sobre todo, “¿es seguro para los perros?”. Sigue leyendo para saber más.

¿Pueden los perros tomar jengibre?

Si tu perro comió jengibre cuando estabas de espaldas, no hay de qué preocuparse. En pequeñas dosis, el jengibre puede tener muchos beneficios para la salud. De hecho, se dice que el jengibre tiene una serie de cualidades que pueden combatir una variedad de problemas de salud, y los estudios han sugerido que puede reducir las posibilidades de problemas más graves como la obesidad o la demencia en perros.

Entonces, ¿el jengibre es bueno para los perros?

En dosis pequeñas y controladas, el jengibre puede ser una gran adición a la dieta de tu perro, y agregarlo a la comida para perros puede hacer grandes cosas, como reducir las náuseas e incluso prevenir la hinchazón.

Sin embargo, demasiado puede ser peligroso para el estómago de tu perro, así que asegúrate de seguir leyendo para saber cuánto jengibre pueden comer los perros. También se recomienda que introduzcas el ingrediente lentamente en la dieta de tu perro, ya que una introducción inmediata puede causarle malestar estomacal.

Los beneficios del jengibre para los perros

En términos de beneficios para la salud, el jengibre puede tener efectos similares en los perros y en los humanos. Por ejemplo, el antiinflamatorio natural ayuda a aliviar el malestar y la tensión causados ​​por dolor en las articulaciones de tu perro y también puede combatir el mareo por movimiento.

Dolor de barriga

Al igual que cuando bebemos cerveza de jengibre para tratar las náuseas, el jengibre ayuda a combatir las enfermedades en los perros. Ya sea que tu perro tenga malestar estomacal como efecto secundario de una enfermedad a largo plazo o que sufra de una simple enfermedad del coche en los perros el jengibre fresco puede ayudar a aliviar el problema.

No solo puede evitar que tu perro vomite más, sino que también puede ayudar a calmar su sistema digestivo si la enfermedad parece obstinada.

Aliviar y prevenir la hinchazón

Si no se trata rápidamente, la hinchazón puede convertirse en una dilatación gástrica-vólvulo (torsión gástrica en perros) que es una condición que amenaza la vida. La presión que se acumula en el cuerpo de tu perro puede tener un gran impacto en el resto de sus órganos y también puede dificultar la respiración.

Si crees que tu perro puede estar hinchado, lo primero que debes hacer es acudir al veterinario, pero el jengibre puede ayudar a evitarlo si se utiliza en sus primeras fases. Básicamente, el jengibre ayudará al sistema digestivo de tu perro, ya que estimulará el movimiento antes de que pueda acumularse la presión.

Reducción de la inflamación

Gracias a las propiedades antiinflamatorias de las especias, las condiciones de salud como la artritis también pueden aliviarse un poco. Al agregar jengibre a la dieta de tu perro, puedes ayudar a reducir la inflamación que puede hacer que se sienta muy incómodo. Sin embargo, no debes esperar resultados inmediatos ya que esta especia tardará en hacer su magia.

Otros beneficios potenciales

Además de las condiciones enumeradas anteriormente, se especula que el jengibre también puede ayudar con otros problemas, a veces más preocupantes. Se están realizando estudios incansablemente y hay razones para creer que el jengibre puede tener más beneficios de los que creemos.

Es importante tener en cuenta que algunos estudios realizados pueden necesitar más tiempo para brindarles a los dueños de perros respuestas más definitivas. Sin embargo, a través de generosas cantidades de tiempo y trabajo duro, se ha reconocido que el jengibre afecta las siguientes condiciones de alguna manera:

Enfermedad del gusano del corazón

Los estudios han sugerido que el jengibre puede reducir las larvas del gusano del corazón en perros infectados en un increíble 83-98%. No se dice que la especia prevenga la enfermedad, pero en última instancia puede reducir la cantidad de larvas antes de que tengan la oportunidad de crecer y reproducirse.

Cáncer

Como el jengibre puede reforzar el sistema inmunológico de tu perro, los estudios han sugerido que también puede ayudar a prevenir el cáncer. El jengibre contiene un ingrediente llamado 6-gingerol, que se encuentra principalmente en grandes cantidades en la raíz de jengibre. Se dice que este ingrediente puede combatir las células cancerosas y ralentizar el crecimiento de los tumores.

Demencia

Los estudios que giran en torno al uso del jengibre para mejorar la función cerebral aún se encuentran en sus primeras etapas y necesitan mucho más trabajo. Este trabajo aún no se ha utilizado en perros, pero los ensayos clínicos en humanos han demostrado ser fructíferos hasta ahora.

Se teoriza que los antioxidantes son el ingrediente clave y que el jengibre puede ayudar a mejorar la función cognitiva y posiblemente reducir las enfermedades similares al Alzheimer.

Obesidad

Aunque todavía se están realizando estudios en humanos y animales en torno a esta área, los resultados recientes han sugerido que el extracto de raíz de jengibre y/o el agua de jengibre pueden reducir el riesgo de obesidad. Todavía se necesita mucho más trabajo para estar seguros, pero hasta ahora los resultados han sido positivos.

Cómo dar jengibre a tu perro

Como se mencionó anteriormente, es importante saber que demasiado jengibre puede ser dañino. Si bien en algunos casos se considera una ayuda digestiva, también puede causar problemas gastrointestinales graves si alimentas con demasiado a tu perro.

Maneras de alimentar a tu perro con jengibre

Una forma de hacer que su perro coma la raíz es quitar la piel del jengibre crudo, luego picar finamente las piezas restantes y mezclarlas con su comida. Sin embargo, mientras que la mayoría de los perros no son quisquillosos con la comida, algunos pueden desanimarse por el sabor fuerte. Si este es el caso y tu perro no quiere comerlo, también puedes usar jengibre en polvo, que es mucho más suave.

Además de estos, también puedes agregar cápsulas de jengibre o tintura líquida. También vale la pena señalar que el jengibre seco puede ser demasiado picante para que los perros lo digieran, por lo que se recomienda utilizar las primeras opciones.

Dosis apropiadas

La cantidad de jengibre que debes darle depende del tamaño del perro que tengas. Se recomienda a los dueños de mascotas que consulten las siguientes pautas si desean comprender más:

Jengibre fresco (finamente picado)

  • 1 – 10 libras (0,45 – 4,5 kg): cuarto de cucharadita
  • 10 – 20 libras 10 a 20 libras (4,5 – 9 kg): media cucharadita
  • 20 – 50 libras ( 9 – 22,6 kg): media cucharadita (máximo 3/4 de cucharadita)
  • +50 libras (+22,6): tres cuartos de cucharadita

Jengibre en polvo

  • 1 – 10 libras (0,45 – 4,5 kg): pizca pequeña
  • 10 a 20 libras (4,5 – 9 kg): una pizca
  • 20 – 50 libras ( 9 – 22,6 kg): 1 cucharadita
  • 50 – 100 libras (22,6 – 45 kg): 2 cucharaditas
  • 100+ libras (+ 45 kg): 1 cucharada

Cápsulas

  • 1 – 10 libras (0,45 – 4,5 kg): media cápsula hasta tres veces al día
  • 10 a 20 libras (4,5 – 9 kg): media (máximo una) cápsula hasta tres veces al día
  • 20 – 50 libras ( 9 – 22,6 kg): una a dos cápsulas. Dos o tres veces al día
  • 50 – 100 libras (22,6 – 45 kg): una a dos cápsulas. De tres a cuatro veces al día
  • 100+ libras (+ 45 kg): Una dosis humana adulta.

Un consejo adicional para darle jengibre a tu perro

¡El jengibre es un sabor desconocido, por lo que no todos los perros lo aceptan inmediatamente. Si este es el caso de tu perro, prueba a hornearlo en forma de golosinas para perros.

Consultando al veterinario

Si tu perro va a someterse a una operación, está embarazado o toma medicamentos anticoagulantes, debes consultar a tu veterinario antes de tomar medidas para darle jengibre. Además, si tu perro padece una enfermedad cardíaca o está luchando contra una enfermedad renal o hepática, debes evitar dárselo. Esto se debe a que el jengibre puede afectar a la circulación sanguínea y también puede reducir el nivel de azúcar en la sangre y la presión arterial.

También debes buscar atención médica si tu perro ha comido demasiado jengibre o parece tener una reacción adversa.

Y recuerda que no hay nada malo consultar al veterinario cualquier duda antes de darle a tu perro jengibre para que te aconseje sobre tu perro en concreto.

Preguntas frecuentes

¿Debe mi perro comer jengibre?

No siempre, pero el jengibre es un remedio que puede utilizarse para tratar los primeros síntomas de hinchazón, aliviar el dolor y tratar el malestar estomacal.

¿Es seguro el jengibre para los perros?

El jengibre es seguro para los perros siempre que se les dé la cantidad correcta según las directrices anteriores. Si consumen más o parecen tener una reacción, consulta inmediatamente a tu veterinario.

¿Es malo el jengibre para los perros?

El jengibre sólo es malo si tu perro se muestra alérgico o ha comido demasiado. Si tu perro ha comido más de la cantidad recomendada, puede sufrir algo más que un malestar estomacal y llegar a desarrollar problemas gastrointestinales graves.

¿Pueden los perros comer jengibre cuando están recibiendo un tratamiento contra el cáncer?

Aunque el jengibre puede utilizarse para eliminar las náuseas, siempre debes consultar a tu veterinario antes de dárselo a tu perro. Esto se debe principalmente a que el jengibre puede no mezclarse bien con determinados tipos de medicamentos, por lo que es mejor pedir consejo profesional de antemano.

Imagen destacada by Julia Topp

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)


Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

0 0 votes
Puntuación del artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Cosas de Mascotas
Logo
Enable registration in settings - general
A %d blogueros les gusta esto: