¿Pueden los perros comer gambas?

¿Pueden los perros comer gambas?

Las gambas son un alimento marino muy popular entre los humanos y permiten disfrutar del sabor del pescado sin preocuparse por las espinas. ¿Su perro le ha visto comiendo una sabrosa gamba frita y se ha preguntado si los perros pueden comer gambas?

La respuesta más sencilla es que las gambas son seguras para los perros, pero no es tan simple. Es posible introducir pequeñas cantidades de gambas cocidas en la dieta de su perro, pero debe hacerlo con mucho cuidado y después de investigar. No obstante, ¡nunca alimente a su perro con gambas crudas!

Antes de empezar a alimentar a su perro con gambas, consulte esta guía que le ofrece los datos que debe conocer.

¿Pueden los perros comer gambas?

La conclusión es que los perros pueden comer gambas, pero a diferencia de otras fuentes de proteína de marisco, no se encuentran en los alimentos comerciales para perros con mucha frecuencia, si es que se encuentran. Sin embargo, el hecho de que un alimento no sea venenoso para los perros no significa que deba dárselo sin más. Las gambas son un pez oceánico y, por lo tanto, en la naturaleza no formarían parte de la dieta de un perro.

¿Las gambas son malas para los perros?

Si las gambas se preparan correctamente y se dan en pequeñas cantidades a un perro que no sea alérgico a ellas, no causarán ningún problema.

Las gambas son un marisco seguro para los perros y les aportan proteínas y varias vitaminas y minerales. El hecho de que sean bajas en carbohidratos las hace útiles para el control de peso en algunos casos y algunos propietarios las consideran una alternativa saludable a la mayoría de las golosinas comerciales para perros, que tienen muchas calorías y azúcares.

Sin embargo, tienen altos niveles de colesterol. Estas grasas adicionales innecesarias pueden causar un problema de circulación sanguínea a su cachorro. Las grasas con colesterol no son saludables para los perros, al igual que lo son para los humanos. Debido a su alto contenido en grasa, las verduras como las manzanas y las zanahorias serían una alternativa más saludable.

¿Cómo pueden beneficiar las gambas a su perro?

Hay muchos nutrientes en las gambas que benefician a los perros. He aquí los principales.

Vitamina B12

Esta valiosa vitamina es esencial para la salud gastrointestinal (digestión de los alimentos) y es necesaria para muchos procesos metabólicos.

Niacina (vitamina B3)

Las enzimas del cuerpo del perro la necesitan para funcionar correctamente. También interviene en la producción de energía.

Su perro necesita esta vitamina para la producción de grasa, para las señales químicas y la circulación sanguínea.

Fósforo

Este mineral vital es necesario para la salud de los huesos y sus propiedades antioxidantes protegen las células de los daños causados por los radicales libres. También se cree que desempeña un papel en la salud del cerebro y puede reducir los efectos adversos del envejecimiento cerebral.

Control del peso

Nunca es bueno que los perros tengan sobrepeso. Compromete la salud de las articulaciones y pone a prueba todos los procesos y órganos del cuerpo. Las gambas son una golosina saludable para su perro.

Sin embargo, sólo deben darse como premio de vez en cuando. Alimentar a un perro con sobrepeso con demasiadas gambas puede agravar el problema.

¿Las gambas son buenas para los perros?

Para la mayoría de los perros, las gambas son un marisco saludable. Tiene muchos beneficios para la salud, como el fomento de unos huesos y un cerebro sanos. Si se alimenta con moderación, es bueno para su perro.

Sin embargo, si su perro o cachorro tiene algún problema de salud subyacente, hable con su veterinario antes de darle cualquier alimento nuevo que incluya mariscos como las gambas.

Además, esté atento a una respuesta alérgica, ya que los perros pueden ser alérgicos a alimentos como el marisco.

¿Es seguro que su perro coma gambas crudas?

Todos sabemos que los perros salvajes no cocinan su comida. Sin embargo, eso no significa que sea seguro para nuestras mascotas consumir todos los alimentos naturales que no han sido cocinados. Lamentablemente, las mascotas pueden sufrir una intoxicación alimentaria si se les da de comer gambas o cualquier otro marisco que no se haya cocinado completamente.

Las gambas son seguras para los perros siempre que estén bien cocinadas. Un perro puede ponerse muy enfermo por comer alimentos poco cocinados y crudos.

¿Pueden los perros comer gambas crudas?

No es seguro que su perro coma gambas crudas. Asegúrese siempre de que las gambas estén bien cocidas antes de dárselas a su perro. Además, las gambas deben estar desvenadas y sin caparazón.

¿Qué ocurre si los perros comen gambas crudas?

Como todos los mariscos crudos, las gambas crudas pueden contener bacterias como la salmonela. Estas bacterias nocivas pueden provocar síntomas de intoxicación alimentaria en su perro.

Sufrirán el típico malestar gastrointestinal que puede incluir vómitos y diarrea. Si esto ocurre, debes llevar a tu perro al veterinario de inmediato.

¿Y las gambas cocidas o fritas?

¿Pueden los perros comer gambas cocidas? Sí, las gambas bien cocidas son seguras para la mayoría de los perros. Antes de dar a su perro las gambas cocidas, asegúrese de que han alcanzado una temperatura interna de al menos 300 grados F. La carne tendrá un aspecto opaco.

Las gambas hervidas, al horno o a la parrilla son una opción saludable. Sin embargo, tenga cuidado con las gambas fritas. El aceite extra utilizado para freír no será bueno para su perro.

Posibles riesgos de las gambas en la dieta de los perros

Alimentar a su perro con gambas no está exento de riesgos. Un buen cuidado de las mascotas es asegurarse de conocer los riesgos antes de alimentar a su perro con gambas, incluso si están cocinadas.

Peligro de asfixia

Es poco probable que su perro se atragante con una gamba en sí, pero sí puede atragantarse con la cáscara. También puede causar abrasiones en la boca y la garganta. Asegúrese de retirarlo. Lo mismo ocurre con las colas.

Obstrucción intestinal

Los caparazones y las colas de las gambas están hechos de una sustancia llamada quitosano (que también se encuentra en algunos otros mariscos). Es muy difícil de digerir y pueden llegar a atascarse en los intestinos, donde pueden provocar una perforación.

Reacción alérgica

Una reacción alérgica al marisco es posible tanto para los humanos como para los perros. Una alergia canina a las gambas es bastante inusual en los perros, pero eso no significa que sea imposible. Si su perro tiene alergias o sensibilidad a otras proteínas animales (como el pollo), debe tener especial cuidado.

Los síntomas de una alergia a las gambas en los perros suelen incluir rascarse las orejas, problemas para respirar, vómitos y diarrea.

Cómo preparar las gambas para los perros

Si ha decidido servir gambas a su perro como golosina, lo mejor es hacerlo de forma sencilla. Asegúrese de retirar las cáscaras, las colas y las venas de las gambas.

Cocinar las gambas es fácil. Basta con hervirlas, hornearlas o asarlas. Entonces, se aplican las mismas reglas que cuando se prepara la comida para los humanos. Asegúrate de que estén bien calientes y cocidas hasta el centro. La carne debe volverse opaca cuando está bien cocida. Deje que se enfríe y dé una pequeña cantidad a su perro.

¿Pueden los perros comer gambas en recetas para humanos?

El problema de las recetas para humanos es que se cocinan para ellos. Esto significa que tienen ingredientes añadidos, como aceites y hierbas. Los humanos tenemos más papilas gustativas que los perros y por eso nos gusta una gama más amplia de sabores. En el caso de los perros, es mejor que los alimentos cocinados sean sencillos.

Si se alimenta a los perros con gambas fritas o empanadas, el contenido de grasa de la comida será demasiado alto. También puede haber ingredientes en la comida para humanos que sean perjudiciales para los perros, como la cebolla o el ajo. Así que limítese a las gambas cocidas sin más.

Recetas sencillas de comida casera para perros con gambas

Cuando alimente a su perro con recetas de gambas como golosina, no debe añadir ningún otro ingrediente. Pruebe estas sencillas recetas.

Camarones hervidos

Ponga a hervir unas 8 tazas de agua en una cacerola grande. Una vez que esté hirviendo, añada una taza de gambas peladas y desvenadas. Cuece a fuego lento hasta que las gambas tengan un aspecto opaco y rosado, unos tres minutos. Escúrralas y páselas a un recipiente con agua fría. Una vez fríos, dale uno (o la mitad de uno) a tu perro.

Gambas al horno

Precaliente el horno a 350 grados F. Coloque los camarones en una bandeja para hornear. Coloque en el horno durante unos 13 minutos o hasta que la carne esté cocida. Deje que se enfríen antes de dárselos a su perro.

Palabras finales

La dieta de un perro necesita muchas proteínas y una fuente potencial de éstas son las gambas, así como otros mariscos y otros pescados como el salmón. Las gambas también contienen muchos micronutrientes que ayudan a mantener el cerebro y otros órganos en buen estado y a mantener los huesos sanos.

Las gambas crudas nunca son buenas para los perros, pero las cocidas pueden utilizarse raramente como golosina. Cuando alimente a los perros con gambas, tenga cuidado con los posibles peligros. Si no se retiran las cáscaras y las colas, pueden suponer un peligro de asfixia y causar daños en la boca del perro. Además, algunos perros son alérgicos a las gambas. No olvide que también contienen mucho colesterol.

Preguntas frecuentes

¿Pueden los perros ser alérgicos a las gambas?

Debe conocer los riesgos antes de dar gambas a su perro. Esto incluye saber cuáles serían los síntomas de una reacción alérgica. Las gambas contienen proteínas animales y éstas pueden provocar una reacción alérgica. Sin embargo, es mucho más común que los perros sean alérgicos al pollo y a los subproductos cárnicos. Es raro que los perros sean alérgicos a las gambas, pero puede ocurrir.

Si su perro presenta picores intensos, vómitos o diarrea después de comer gambas, consulte inmediatamente a su veterinario.

¿Pueden los perros comer colas de gamba?

Los caparazones y las colas de las gambas están hechos de una sustancia dura llamada quitosano, que es dura y no es fácil de digerir. Esto significa que los caparazones y las colas pueden suponer un peligro de asfixia. Pueden atascarse en la garganta del perro o causarle abrasiones.

También pueden alojarse en los intestinos, donde pueden causar una obstrucción. Asegúrese de preparar las gambas correctamente y de retirar las cáscaras y las colas antes de dárselas a su perro.

¿Con qué frecuencia y qué cantidad de gambas pueden comer los perros?

Ahora que hemos establecido que las gambas son seguras para los perros en algunas circunstancias, la pregunta que queda es cuántas gambas pueden comer los perros.

La cantidad dependerá del tamaño de su perro. La mayoría de los perros de raza grande pueden comer una gamba entera como premio. Sin embargo, a los perros pequeños sólo hay que darles la mitad o incluso un cuarto.

Sólo debe dar de comer gambas a un perro una vez a la semana como máximo, como un capricho poco frecuente. Evite dárselas regularmente, ya que contienen demasiado colesterol.

Fuentes

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      ¿Nos quieres decir algo? :)

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto:
      x Logo: Shield Security
      Este Sitio Está Protegido Por
      Shield Security