¿Por qué mi perro cojea?

¿Por qué mi perro cojea?

Es muy angustioso que tu perro cojee. Sabes que algo va mal pero ellos no pueden decirte qué es. Algunos propietarios de mascotas pueden entrar directamente en modo de pánico e imaginar lo peor. Sin embargo, podría haber una razón fácilmente tratable por la que su perro cojea. Debe ponerse en contacto con su veterinario en cuanto note cualquier signo de cojera.

Dos tipos de cojera

Hay dos tipos de cojera: la de aparición repentina y la de aparición gradual.

Cojera de aparición súbita

Una cojera de aparición repentina es exactamente eso. Ocurre de forma repentina y sin ninguna advertencia previa. Los perros que empiezan a cojear de repente suelen haber sufrido una lesión o algún tipo de traumatismo. Hay una serie de lesiones que pueden causar una cojera repentina.

Cojera de aparición gradual

La cojera gradual se produce con el tiempo. Este tipo de cojera suele estar causada por una enfermedad subyacente. Deberá llamar a su veterinario en cuanto note una marcha anormal. Algunas afecciones que provocan una cojera de aparición gradual pueden tratarse eficazmente si se diagnostican a tiempo.

Causas comunes de la cojera

Como se ha mencionado anteriormente, hay algunas causas comunes de la cojera. Algunas son graves, otras menos graves y otras leves. Siempre que notes que tu perro cojea debes acudir a tu veterinario para que te aconseje.

1. Esguinces y tensiones

Al igual que las personas, los perros pueden sufrir lesiones por esguinces o distensiones. Las distensiones o esguinces de las patas pueden ser bastante comunes y suelen ser la causa de la cojera de aparición repentina.

Si su perro cojea después de un paseo especialmente largo o difícil, podría tratarse de un esguince. En la mayoría de los casos, la lesión se resuelve por sí sola en unos días, pero puede ser más grave y necesitar atención veterinaria en algunos casos.

2. Daños en los ligamentos

El daño de los ligamentos es una de las razones más comunes para que un perro cojee. El ligamento cruzado en las rodillas de su perro son un lugar común de la lesión. La rotura de ligamentos provoca dolor y una cojera repentina.

Puede deberse a una degeneración del ligamento o a un traumatismo. Algunas razas, como el labrador, son más propensas a la enfermedad de los ligamentos. El reposo y la medicación pueden ser suficientes para solucionarlo, pero algunos casos requieren la intervención quirúrgica de un veterinario.

3. Osteoartritis

La artrosis es una enfermedad de las articulaciones que a menudo puede padecer un perro mayor. Sus músculos y su esqueleto se debilitan y no pueden hacer ejercicio ni jugar como antes debido al dolor articular.

La mayoría de los propietarios admiten que deben vigilar de cerca a sus perros mayores, ya que a menudo olvidan que ya no son tan capaces como antes y que la salud de las articulaciones debe convertirse en una prioridad. La artrosis puede ser el motivo de la cojera de su perro mayor.

La artritis puede controlarse con un régimen de cuidados (que puede incluir fisioterapia), así que asegúrese siempre de buscar atención veterinaria. A algunos propietarios les gusta probar con suplementos para las articulaciones que contengan glucosamina o condroitina o con alimentos especiales para perros senior.

4. Rótula luxada

Una rótula luxada es un término médico para una rodilla dislocada y esto puede causar la cojera de un perro. Esto es cuando la rótula se ha movido de su posición natural. Esto puede causar una variedad de síntomas, desde ser incapaz de poner peso en la pierna, a la inestabilidad al caminar, y en algunos casos, el perro no parece experimentar dolor.

Algunas razas son más propensas a tener esta condición que otras. Además, es una enfermedad hereditaria, por lo que si uno de los padres la ha padecido, el cachorro resultante probablemente la tendrá.

Algunos perros pueden padecerla y no presentar ningún síntoma, y afectar muy poco a su vida cotidiana. Otros perros sufren dolor, o puede empeorar y requerir cirugía u otro tratamiento. También es posible que una rodilla dislocada se produzca como resultado de algún otro traumatismo, o lesión.

5. Problemas con las patas

Algún tipo de lesión en la pata es una causa común de cojera repentina. Compruebe si hay laceraciones en las almohadillas, pero recuerde también que es bastante común que se atasquen pequeños cuerpos extraños en la pata de su perro. Si la cojera de tu perro también implica sostener una pata, realiza un examen físico de la pata afectada en busca de espinas, rebabas, pequeños objetos punzantes o incluso esteras entre los dedos de la almohadilla de la pata.

6. Sobreesfuerzo

Si nota que su perro cojea después de un juego brusco o de una caminata especialmente larga, es posible que simplemente se haya esforzado demasiado. Los perros que tienen dolores musculares por sobreesfuerzo suelen recuperarse bastante rápido, pero tendrás que reservar una cita con tu veterinario para un examen físico si necesita aliviar el dolor o si no hay una mejora notable.

7. Problemas con las uñas de los pies

La cojera de los perros puede estar causada por sus uñas. El cuidado de las uñas de los pies es más importante de lo que muchos propietarios creen. El aseo regular y el caminar sobre cemento pueden ayudar a mantener las uñas de los pies limadas, pero aún así podría tener una uña demasiado grande o una uña encarnada.

Su peluquero podrá cortarle las uñas, pero si tiene una uña muy encarnada, el veterinario tendrá que ocuparse de ella. Otra posible causa de los problemas en las uñas de los pies es que la uña se haya cortado demasiado.

8. Mordeduras de animales o de insectos

Las picaduras de insectos pueden contener veneno y podrían ser la causa de que su perro empiece a cojear de repente. Las picaduras de araña pueden afectar al sistema neural del perro y son otra causa de cojera repentina. Las garrapatas pueden transmitir la enfermedad de Lyme.

Tanto la enfermedad de Lyme como las mordeduras pueden provocar una cojera repentina. Las mordeduras de animales en la pata de su perro pueden ser otra causa potencial. Si tu perro ha sido mordido por otro perro o incluso por un gato, podría correr el riesgo de sufrir una infección, una hemorragia o que esta mordedura haya lesionado sus articulaciones.

9. Infección

La cojera de su perro puede deberse a una infección y ésta puede requerir un tratamiento con antibióticos. Tendría que acudir a su veterinario para que le diera la medicación adecuada, en la dosis apropiada. Si una infección se deja durante mucho tiempo, puede ser muy difícil de tratar. La infección es posible si hay una herida, una incisión, una irritación de la piel o un problema con el lecho ungueal.

10. Tejido cicatricial

El tejido cicatrizal puede formarse alrededor de una antigua lesión o zona de cirugía. Las lesiones, como los huesos rotos, aunque se entablillen y traten adecuadamente, pueden seguir desarrollando tejido cicatricial, o el hueso puede haberse colocado en una posición ligeramente diferente. Las lesiones que implicaron fracturas complejas o lesiones que han sido tratadas con placas, clavos o tornillos pueden causar problemas

11. Panosteitis

La cojera en los perros puede estar causada por la panosteitis, que también se conoce como cojera deambulatoria. Se trata de una enfermedad que afecta a los cachorros de razas grandes de entre cinco y doce meses. Puede causar dolor y la capacidad de movimiento de su perro, pasando de una pata a otra durante varias semanas, o incluso meses. En la mayoría de los casos, estos síntomas desaparecen alrededor de los veinte meses de edad.

12. Displasia

La displasia de cadera y la displasia de codo son afecciones hereditarias bastante comunes, que pueden causar cojera en los perros, así como dolor. En la displasia de cadera, la articulación se afloja y puede dislocarse fácilmente. Su veterinario le aconsejará el mejor tratamiento en función de la gravedad de la displasia de cadera.

También podrá proporcionarle medicamentos para el dolor. Las articulaciones dislocadas, como la displasia de cadera, son más comunes en algunas razas como el gran danés.

13. Fracturas y huesos rotos

Una fractura o rotura no siempre se puede ver sin una radiografía, pero puede ser la causa de la cojera en los perros. Si su perro tiene un hueso roto, puede notar que no puede poner ningún peso en su pata – podría ser cualquiera de las patas delanteras o traseras. Una rotura o fractura suele ser el resultado de un traumatismo y una pata rota requiere un tratamiento inmediato y algo para aliviar el dolor.

Póngase en contacto con su veterinario si su perro empieza a cojear de repente. En los perros más jóvenes, puede afectar a la forma en que la extremidad crece en el futuro.

14. Daños en los nervios

Los daños en los nervios pueden causar parálisis en las patas, lo que parecería una cojera. El perro suele arrastrar la pata por el suelo. El daño nervioso es común en los perros que tienen diabetes mellitus, por lo que si usted nota que su perro arrastra el pie, debe ponerse en contacto con su veterinario inmediatamente.

15. Mielopatía degenerativa

La mielopatía degenerativa, o DM, es una enfermedad progresiva que afecta a la médula espinal. Es común en perros de edad avanzada, y los síntomas incluyen debilidad y cojera. Esta enfermedad puede progresar a la parálisis, por lo que es muy importante para obtener un diagnóstico, y el plan de gestión tan pronto como sea posible.

16. Cáncer

Usted debe hacer que sea parte de su rutina de aseo regular para comprobar su perro para cualquier bulto inusual, o crecimientos. Pueden ser un signo de cáncer, pero también pueden ser algo totalmente benigno.

Sin embargo, siempre hay que hacer que se revisen los bultos, ya que el cáncer suele poder tratarse si se detecta a tiempo. El cáncer de huesos puede extenderse rápidamente, causar dolor y ser la causa de la cojera de los perros. Este tipo de cáncer es especialmente común en las razas grandes, pero puede afectar a cualquier raza.

Fuentes:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      ¿Nos quieres decir algo? :)

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto:
      x Logo: Shield Security
      Este Sitio Está Protegido Por
      Shield Security