¿Pueden los perros percibir el embarazo humano?

¿Pueden los perros percibir el embarazo humano?

Todos oímos historias extraordinarias sobre cómo ciertos perros son capaces de “olfatear” la presencia de una enfermedad en una persona mucho antes de que esa misma condición de salud pueda ser detectada por las modernas pruebas de laboratorio y diagnóstico.

Pero, ¿es posible que nuestros peludos amigos de cuatro patas detecten el embarazo mucho antes de que la mujer sea consciente de ello? ¿Pueden los animales percibir el embarazo antes de que tú lo sepas?

En este artículo trataremos de descifrar la extraordinaria capacidad de nuestros amigos de cuatro patas para oler y detectar el estado de salud, especialmente en el caso del embarazo humano.

El poder del olfato

Aunque tu perro no sea un sabueso, los receptores olfativos de su nariz superan con creces a los de la nariz humana hasta en 60 veces. Los perros tienen la extraordinaria capacidad de diferenciar entre 30.000 y 100.000 esencias, aromas, olores y olores diferentes. Esto significa que su cerebro destina una gran cantidad de energía cerebral al procesamiento de esa información sensorial. Se dice que el cerebro de un perro puede dedicar 40 veces su potencia cerebral sólo para descifrar los cambios mínimos en los olores presentes en el aire.

¿Cómo encaja esto en nuestra pregunta? Pues bien, cuando una mujer está embarazada, se producen muchos cambios en el cuerpo que suelen derivarse de picos de ciertas hormonas. Estos pueden producir cambios químicos que emiten olores casi irreconocibles. De alguna manera, podemos oler estos cambios corporales, pero nuestro cerebro no está preparado para procesar diferencias tan pequeñas.

El cerebro de un perro, sin embargo, puede detectar esos cambios por imperceptibles que sean para nosotros. Nadie puede decir con qué antelación un perro puede “olfatear” el olor del embarazo humano. La cuestión aquí es que los sabuesos serán más agudos a la hora de detectar el más mínimo cambio en la composición química del embrión que se está desarrollando lentamente dentro del útero de la mujer.

A estas alturas hay que entender que nada -y queremos decir nada- puede escapar al olfato de un perro.

Leyendo tu estado de ánimo y tu comportamiento

Tu perro no sólo puede “oler” que estás embarazada, sino que también puede leer tu estado de ánimo y tu comportamiento. En las primeras 12 semanas de embarazo, en las que la mujer puede ni siquiera ser consciente de que ya está embarazada, algunas mujeres han informado de un aumento de la ansiedad y la sensación de agotamiento.

Algunas también pueden empezar a sentirse más cansadas o incluso enfermas. Cuando se enteran del embarazo, su estado de ánimo puede ser de alegría y júbilo o incluso de incredulidad. Sea cual sea la reacción de la mujer ante su embarazo, ésta puede manifestarse a través de su comportamiento y su estado de ánimo.

Los perros tienen una forma muy extraña de detectar si su dueño humano está de buen humor o no. Si de alguna manera perciben que te sientes mal, se acercan a ti y tratan de animarte. Pueden intentar lamerte la cara o las manos e incluso acurrucarse contigo. Es su forma de decirte que puedes contar con ellos. Cuando perciben que eres feliz, también pueden celebrarlo contigo.

Descifrando los cambios en tu cuerpo

Todo el mundo conoce los cambios corporales que se producen con el embarazo. La barriga se hace cada vez más grande. Pero esto suele ocurrir en torno al quinto mes de embarazo, aunque algunas pueden tenerlo antes o incluso después.

Aparte del muy evidente “crecimiento” del abdomen, hay otros cambios físicos que se atribuyen al embarazo. Entre ellos se encuentran una pigmentación más oscura en la areola de los pechos, unos senos más llenos, unas caderas más anchas, etc. Nosotros no solemos prestar atención a estos “cambios”, pero tu perro sí.

Fido es siempre observador. Sabe si tu movilidad ya está mermada por el crecimiento del feto en tu vientre. Puede percibir hasta el más mínimo cambio en tu fuerza. Puede que tu perro no sepa realmente que estás embarazada, pero seguro que sabe que algo ha cambiado en ti.

Cómo un perro te hace saber que estás embarazada

Ahora sabemos que un perro puede “oler” de algún modo los diversos cambios químicos que se producen en el cuerpo de una mujer embarazada y “percibir” cambios mínimos en tu estado de ánimo, tu comportamiento y tu lenguaje corporal. Sin embargo, también es importante tener en cuenta los signos con los que tu perro sabe que estás embarazada.

La forma en que un perro reacciona ante tu embarazo puede ser muy variada, dependiendo del perro. Hay perros que se vuelven muy protectores con sus dueñas “embarazadas” y que, de alguna manera, vigilan todos sus movimientos. Por ejemplo, es posible que no quieran caminar muy lejos o muy rápido, ya que saben que esto puede “cansar” a su dueña embarazada.

Algunos perros estarán especialmente atentos a las actividades de sus dueñas, acudiendo instantáneamente a su rescate si el perro percibe de algún modo que algo va mal. Por ejemplo, un perro puede caminar contigo pisándote los talones y seguirá todas tus órdenes. Sin embargo, una vez que estés embarazada, es posible que ya no puedas pasear al mismo perro con seguridad porque puede tirar de la correa si percibe una amenaza para ti. Este perro debe ser paseado por otra persona, alguien en quien también confíe.

También hay perros que pueden reaccionar de forma bastante negativa, quizá temiendo la inevitable llegada de un competidor por la atención de su dueño humano. Algunos perros pueden estar especialmente agitados o agresivos. Pueden ladrar o gruñir y también ser poco cooperativos. Este tipo de perro puede ser un problema para la mujer embarazada, por lo que es mejor que el perro sea manejado por otra persona.

Si de repente ves que tu perro orina con más frecuencia por la casa o incluso muerde objetos relacionados con el bebé, entonces sabrás que tu amigo peludo sabe que estás embarazada.

Sin embargo, con el tiempo, la mayoría de los perros serán capaces de adaptarse a los cambios tanto físicos como emocionales del embarazo humano y acabarán volviendo a su comportamiento “normal”. Sin embargo, habrá algunos que tendrán más dificultades para adaptarse. Adiestrar al perro y prepararlo con tiempo para la llegada del bebé es fundamental para mantener la paz en el hogar.

Los perros son animales muy sensibles. Se han vuelto especialmente cariñosos hasta el punto de saber si su dueña va a ser pronto mamá.

También te puede gustar: ¿Los perros se ponen celosos?

Fuentes:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto: