Ojo nublado en los gatos – Cataratas en los gatos o algo más

Ojo nublado en los gatos

Aunque las enfermedades oculares no están en la lista de los problemas de salud más comunes a los que se enfrentan los gatos, no se pueden descartar por completo. En vista de este hecho, cuando notes un ojo nublado en tu peludo compañero, no lo des por sentado, ya que podría significar muchas cosas.

Un ojo nublado en un gato puede ser síntoma de muchas enfermedades que solo pueden ser tratadas por un veterinario. Para saber más sobre las cataratas en los gatos y cómo tratar el ojo nublado en los gatos, sigue leyendo.

¿Los gatos tienen cataratas?

Afortunadamente, las cataratas en los gatos son raras pero no imposibles. Al igual que los humanos, los gatos pueden desarrollar cataratas, pero no necesariamente como resultado de la vejez, que es el factor más común que causa la enfermedad ocular.

Cuando notas una apariencia lechosa u opaca en el cristalino del ojo de tu gato, podría ser una catarata o cualquier otra dolencia que pueda significar la perdición de la visión de tu mascota. Un ojo blanquecino en un gato puede ser síntoma de queratitis, glaucoma, abrasión corneal o cataratas. Esta última es una mancha turbia que aparece en el cristalino de los ojos, provocando un bloqueo de la luz en la retina.

Independientemente del tamaño de esta opacidad en el cristalino, las cataratas pueden causar una pérdida parcial de la visión o, en el peor de los casos, ceguera. En general, aunque las cataratas no son comunes en los gatos, como dueño de una mascota, debes prestar atención a las señales que podrían indicar problemas de salud para garantizar que tu mascota viva una vida saludable y feliz contigo.

¿Qué causa las cataratas en los gatos?

Si bien se sabe que las cataratas vienen con la vejez la mayor parte del tiempo, existen otras causas. Pueden aparecer después de un caso de conjuntivitis, como secuela de una lesión en el ojo o una infección, según sea el caso. Además, los gatos que son diabéticos tienen la tendencia a desarrollar cataratas con el tiempo.

Una lesión en los ojos que podría causar cataratas puede presentarse en forma de descarga eléctrica, exponiendo los ojos a radiación o sustancias tóxicas sin la protección adecuada. Tu gato también puede tener cataratas como resultado de la deficiencia de calcio.

En particular, algunas de las causas de las cataratas en los gatos pueden evitarse si se cuida adecuadamente a la mascota.

Cómo saber si tu gato tiene cataratas

Una mancha azulada, blanca o, en algunos casos, gris que cubre el cristalino, así como movimientos lentos y repentinos o chocar con objetos que podrían haberse evitado son solo algunos de los indicadores que tu gato podría estar sufriendo de cataratas.

La presencia de una catarata a menudo se detecta cuando el ojo parece turbio, pero no se puede saber qué tan avanzada está la enfermedad con solo mirarla.

Si se ignoran durante mucho tiempo, las cataratas en los gatos, al igual que en los humanos, pueden afectar la visión de la mascota. Por lo tanto, la próxima vez que notes movimientos lentos de tu gato, especialmente cuando la iluminación de la habitación es escasa, es posible que quieras que le revisen los ojos.

Sin embargo, los gatos tienen mecanismos naturales para lidiar con los ojos nublados. Un ojo nublado de gato difícilmente restringirá el movimiento de la mascota por la casa ya que depende de sus agudos oídos y sus bigotes para ayudar a indicar los obstáculos mientras están en movimiento. Sin embargo, también es necesario aprovechar sus sesiones de aseo y mientras te relacionas con el gato para comprobar cualquier anomalía en el cuerpo.

Cómo tratar las cataratas en los gatos

Las cataratas pueden no ser dolorosas ni causar una pérdida de visión instantánea, pero deben recibir la atención adecuada para evitar daños permanentes en los ojos. El efecto de las cataratas puede reducirse si se trata adecuadamente la causa secundaria de la afección. Si tu gato tiene diabetes, su tratamiento puede ayudar a mejorar la visión, reduciendo así el efecto adverso de las cataratas. Sin embargo, si las cataratas están avanzadas hasta el punto de causar dificultades de visión, pueden eliminarse mediante un procedimiento quirúrgico que puede durar hasta una hora.

El procedimiento quirúrgico requiere la extracción del cristalino dañado, que se sustituye por uno artificial. Aunque la extirpación de las cataratas puede restablecer o mejorar la vista, si hay otros problemas, como una retina dañada, la visión no se restablecerá. Por lo tanto, es necesario realizar una prueba completa para conocer el estado real de los ojos antes de iniciar el tratamiento. No obstante, la mayoría de las cirugías de cataratas resultan exitosas.

¿Qué causa el ojo turbio en los gatos?

El ojo nublado en los gatos puede estar causado por muchos factores, incluyendo enfermedades oculares como la ulceración de la córnea, el glaucoma, la queratitis y las cataratas, entre otras. También puede acompañar a algunas enfermedades de la córnea y el cristalino, además de otras causas no infecciosas como la exposición a toxinas, productos químicos o radiación. Teniendo en cuenta que el ojo turbio en los gatos puede estar causado por muchas cosas, es lógico que el tratamiento sea diferente, dependiendo de la causa subyacente.

Otra enfermedad ocular que puede causar ojo turbio es el glaucoma y, hasta la fecha, no se ha encontrado una cura para él. En su lugar, la enfermedad sólo puede controlarse para aliviar los dolores que inflige al gato. Los esteroides y algún colirio especial prescrito por el veterinario pueden ralentizar el proceso de pérdida de visión, así como reducir la inflamación y la presión.

Tratamiento de los ojos nublados del gato

Tanto si se trata de un ojo nublado de gatito como de un ojo nublado de gato causado por la vejez o por infecciones, debes concertar una visita al veterinario en cuanto notes ese aspecto nublado en los ojos de tu gato. Dado que la presencia de un ojo turbio puede indicar diversas afecciones oculares, es importante buscar asistencia veterinaria para garantizar que tu gato reciba el pronóstico adecuado.

En el caso de la ulceración corneal y la queratitis, los antibióticos o los colirios, según el caso, pueden suponer un alivio. Mientras se trata el ojo turbio de tu gato con antibióticos, hay que administrar los fármacos cada cuatro o seis horas, según indique el veterinario. El colirio y las pomadas pueden administrarse cada doce o cuarenta y ocho horas, pero si tu gato sufre una queratitis causada por el virus del herpes felino, el tratamiento puede tomar otro cariz.

Fuentes:

Nota: Los consejos proporcionados en este artículo tienen fines informativos y no constituyen un consejo médico en relación con las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la afección de tu mascota, pide una cita con tu veterinario.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Pedro Esteban

Pedro Esteban

Redactor en revistas de temática natural, me encantan los animales y convivir con gatos. ¡Te daré algunos trucos para que tu convivencia con ellos llegue a buen puerto!

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto: