Cómo mantener a los gatos alejados de las plantas

Cómo mantener a los gatos alejados de las plantas

A muchos gatos les encanta crear situaciones molestas, y una de las formas de hacerlo es escarbar y comerse las plantas. Los problemas de esto van desde la molestia de tener tierra por todas partes hasta el problema más serio de que tu gatito podría envenenarse con la planta. Sea cual sea el caso, lo mejor es mantener a los gatos alejados de las plantas. Hay algunas técnicas que pueden resultar eficaces para mantener a los gatos alejados de las plantas.

Poner barreras

En primer lugar, puedes intentar poner obstáculos en las plantas para evitar que tu gato se acerque a ellas. ¿Por qué no pruebas a poner piedras o rocas en las macetas más grandes? No sólo quedan bien estéticamente, sino que evitan que tu gato escarbe la tierra o se orine en ella. Asegúrate de no tapar los tallos ni dañar las raíces. Puedes optar por piedras de tu jardín o por piedras decorativas de un centro de jardinería.

Si prefieres ser un poco más creativo, puedes probar con otros objetos como conchas de mar o piñas. Cuando tu gatito vea que no puede meterse en el suelo, es más probable que pierda el interés y encuentre entretenimiento en otra parte.

Haz que la zona sea a prueba de gatitos

Si la zona alrededor de las plantas es difícil para tu gato, es menos probable que tenga interés en ella. Por ejemplo, puedes probar a poner papel de aluminio dentro y alrededor de la zona. Estas láminas harán ruido al ser pisadas, lo que asustará a tu gato. También es resbaladizo y puede disuadir a tu gato de acercarse. Sin embargo, es posible que tengas que volver a colocar el papel de aluminio.

También puedes intentar que la superficie sea lo suficientemente pegajosa como para que tu gato no quiera pasar por encima. Prueba con cinta adhesiva de doble cara alrededor de las macetas, asegurándote de que está colocada de forma que tu gato no pueda saltar alrededor de ella. Ten cuidado con este método si tienes un gato al que le gusta morder cosas, ya que no quieres que ingiera nada de la cinta.

Utiliza una botella de spray

Una técnica de adiestramiento que ha existido durante mucho tiempo, puedes probar a tener una botella de spray a mano que puedes utilizar cada vez que tu gato se acerque a las plantas. Aunque es una técnica bastante fácil de utilizar, sólo funciona si hay alguien en casa que pueda vigilar a tu gato. A veces, basta con que tu gato haga la asociación negativa entre la planta y el hecho de mojarse y evitará la vegetación incluso cuando no estés cerca.

Otros gatos simplemente esperarán a que salgas de casa y volverán entonces a las plantas. Existe un debate sobre si éste es un método eficaz de control del comportamiento de los gatos, así que tenlo en cuenta antes de intentarlo.

Prueba a utilizar un repelente

Otra técnica posible para proteger las plantas de los gatos es repeler a los gatos de las plantas con un repelente para gatos. Seguramente ya sabrás que los cítricos tienen un olor muy desagradable para los gatos, así que puedes probar a empapar un poco de zumo de naranja o limón en bolas de algodón y colocarlas alrededor de la planta para evitar que tu gatito se acerque. Utiliza el zumo en lugar de cualquier spray a base de cítricos, ya que puede contener ingredientes tóxicos para los gatos.

Ten en cuenta que tendrás que cambiar las bolas de algodón de vez en cuando. También puedes probar con una mezcla de agua y jabón perfumado o puré de ajo en agua en una botella de spray. Rocíalo alrededor de las plantas un par de veces a la semana. Con el tiempo, tu gato debería hacerse a la idea de que no es una zona en la que le guste estar. Deberías empezar con una pequeña zona de tu planta para asegurarte de que no la va a dañar de ninguna manera.

Coloca tus plantas en otro lugar

La solución para evitar que los gatos se coman las plantas puede ser tan sencilla como trasladarlas a otro lugar al que no puedan acceder tan fácilmente. Tal vez puedas ponerlas en el alféizar de una ventana que sea demasiado alta o estrecha para que tu gato pueda acceder a ellas. O tal vez puedas mover tus muebles a otro lugar para evitar que tu gatito los utilice como escalón.

Por supuesto, esta solución puede no funcionar si tienes una mascota que puntúa alto en la escala de agilidad. La solución más fácil puede ser simplemente poner las plantas detrás de una puerta cerrada. Y, desde luego, deberías evitar tener en tu casa cualquier planta que sea venenosa para los gatos.

Anima a tu gato a usar su caja de arena

Puedes resolver el problema animándole a utilizar su caja de arena en lugar de escarbar en las plantas. Lo primero y más importante es asegurarse de que la caja de arena se mantenga limpia y ordenada. Los gatos son criaturas limpias y exigentes que no apreciarán tener que ir al baño en la suciedad. Debes acostumbrarte a limpiar la caja de arena al menos una vez al día.

Además, debes asegurarte de que la caja sea accesible. Debe ser fácil para tu gatito entrar y salir de ella. A los gatos no les gusta ir al baño en un lugar público, así que busca un lugar un poco más escondido. Pero debe estar disponible en todo momento. Si tienes varios gatos en casa, debes tener una caja diferente para cada uno de ellos. Y como los gatos son sensibles a su arena, prueba a utilizar una marca diferente si a tu gato no le gusta la que tiene.

Reflexiones finales

Mantener a tu gato alejado de tus plantas puede hacerse mediante diferentes métodos, pero éstas son sólo algunas ideas posibles para empezar. Experimenta para ver cuáles son las que mejor te funcionan y varía tus técnicas hasta que encuentres la que te funcione.

Fuentes:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Pedro Esteban

Pedro Esteban

Redactor en revistas de temática natural, me encantan los animales y convivir con gatos. ¡Te daré algunos trucos para que tu convivencia con ellos llegue a buen puerto!

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto: