Lenguaje corporal de los gatos entendiendo su comportamiento

Lenguaje corporal de los gatos, entendiendo su comportamiento

Tanto si aspiras a ser como Jackson Galaxy o como la renombrada conductista de gatos Mieshelle Nagelschneider, sabes que la comunicación con tu amigo felino es un aspecto importante al encargarte del cuidado de las mascotas. Los gatos tienen un conjunto único de comportamientos que incluyen su capacidad de comunicarse con otros gatos o con sus respectivos dueños.

Aprender lo que tu gato está tratando de decir, a través de su comportamiento y lenguaje corporal, es crucial para proporcionarle un cuidado apropiado.

Vocalizaciones

Al igual que los perros ladran, los gatos también pueden ser muy ruidosos, especialmente durante el apareamiento. Sin embargo, a diferencia de los perros, los gatos tienen una fascinante variedad de vocalizaciones que incluyen desde el omnipresente «maullido» al «silbido» o incluso el molesto «aullido». Pero, ¿qué significan estas vocalizaciones?

Maullido

«Miau» es, sin duda, la vocalización más común entre los gatos. Desafortunadamente, debido a que es tan común, también puede significar muchas cosas. Por ejemplo, un «maullido» corto y sólido es más como la forma en que un gato se opone a algo o también podría significar que está diciendo un «hecho». También puede interpretarse como la forma en que el gato te ordena que le des algo o que hagas algo por él, como darle más comida o darle su juguete favorito.

Un «maullido» suave y largo puede significar más como un saludo de la misma manera en que se le dice «hola» a un amigo querido en vez de a un extraño total. Algunos gatos también maúllan cuando van de habitación en habitación en su casa.

Ronroneo

El ronroneo clásico suele interpretarse como un buen signo, especialmente si se vocaliza al frotar su cuerpo con tus pies. Por lo general significa «satisfacción» o un sentido de plenitud o felicidad. Sin embargo, no es inusual que algunos gatos también ronroneen cuando están enfermos o ansiosos.

Los conductistas de gatos dicen que esto es parecido a chuparse el dedo en los niños pequeños. Los gatos ronronean cuando se sienten estresados como una forma de consolarse a sí mismos.

Trinos y chirridos

Si ves a una gata madre, normalmente provocará chirridos y trinos como una forma de decirle a sus gatitos que sigan a su madre. Estas vocalizaciones más bien agudas, casi vibratorias, se producen para hacer que alguien u otro gato siga al que da la «orden».

Siseos, escupidas o gruñidos

Los gatos que están molestos, enojados, agresivos o incluso asustados tienden a gruñir, escupir o sisear. Está claro que no quieres acercarte a este gato, especialmente si ves otro lenguaje corporal como tener la espalda arqueada y el pelo erguido como plumas de puerco espín. ¡Atrás! Ese es el mensaje.

Aullido o alarido

Aullidos o alaridos son la forma en que un gato te dice que está en peligro, aunque a menudo se escucha entre gatos sin castrar y sin esterilizar como una parte importante de su comportamiento de apareamiento. También se sabe que los gatos mayores con demencia aúllan debido a la desorientación.

Si tienes un gato y no está en ninguna parte de su ciclo, siempre debe intentar averiguar qué le pasa. El aullido es su forma de decir «¡ayuda!»

Lenguaje corporal del gato – Lo que su cuerpo te dice

Al igual que los humanos y los perros, la forma en que un gato mueve su cuerpo puede decir muchas cosas. Aprender a descifrar estos movimientos corporales o el lenguaje corporal puede ayudarte a mejorar tu comprensión del comportamiento de los gatos.

Cuidado con la cola

La cola de un gato puede decir muchas cosas. Un gato que está alegre, accesible y feliz normalmente tiene la cola elevada. Por el contrario, un gato con la cola baja es a menudo un gato que se siente amenazado de miedo.

Los gatos que mueven sus colas muy rápido en un movimiento de ida y vuelta son una señal segura de que no están de buen humor para jugar. Esto es lo opuesto a un perro que mueve la cola como si en realidad te estuviera seduciendo para que juegues con él. Un gato que mueve la cola frenéticamente te dice que te retires.

Si el movimiento de la cola es bastante lento, significa que el gato está tratando de descubrir algo. Tal vez está tratando de decidir si te permite acercarte o no. Si alguna vez ves un gato con su ahora icónica cola de Halloween, no intentes acercarte a él. Intenta parecer aterrador.

Las orejas dicen mucho

La forma en que un gato mueve sus orejas también puede significar muchas cosas. Si las orejas están colocadas hacia adelante, significa que el gato está listo para pasar un buen rato. También puede significar que está feliz y contento. Si sus orejas están erguidas hacia el cielo, por lo general se encuentra en un estado de hiperalerta. Está tratando de captar muchas señales de su entorno de la misma manera que las orejas erguidas de un perro significan lo mismo: vigilancia.

Si las orejas del gato se vuelven hacia atrás, es a menudo una indicación de sobreestimulación o una sensación de irritación. También puede significar que el gato está ansioso o nervioso por algo. Esto es casi lo mismo que las orejas de gato girándose hacia los lados. Si notas que las orejas de tu gato están en alguna de estas posiciones, es mejor que mantengas la distancia.

Hay una señal segura de que un gato no quiere ser tocado o molestado, y es que tiene las orejas hacia atrás y aplastadas contra la cabeza. Este es un signo de defensiva, agresión y enojo. Hagas lo que hagas, es mejor no meterse con este gatito.

Lo que dicen los ojos

Dicen que el ojo de un gato es como una daga que puede atravesar tu corazón. Es cierto que a menudo se ha descrito en los medios de comunicación como el indicador más importante de las intenciones de un gato. Aunque pueden ser hermosos, especialmente cuando son tan redondos como los ojos de súplica del Gato con Botas, también pueden significar una variedad de cosas.

Los gatos estimulados, asustados o sorprendidos suelen tener las pupilas dilatadas. Se cree que esta es una respuesta natural de los animales en situaciones en las que necesitan recopilar tanta información como sea posible. Cuanto más anchas son las pupilas de los ojos del gato, más temeroso suele estar. Es como la reacción pupilar en los humanos. Si están ansiosos, las pupilas también se agrandan.

Cuando las pupilas se estrechan o se vuelven más estrechas en diámetro, esto generalmente indica tensión o agresión en el gato. La razón de la constricción pupilar es aumentar su agudeza visual o centrarse en un determinado «objetivo». Esto permite que los gatos se concentren en algo realmente importante. Sin embargo, los conductistas felinos dicen que esta observación siempre debe ser tomada a la luz de las circunstancias prevalecientes.

Siempre se nos dice que establezcamos y mantengamos contacto visual con las personas con las que estamos conversando. Si le haces eso a un gato, es como crear problemas. A los gatos no les gusta que los miren fijamente. Se sienten incómodos. Es como si estuvieran siendo desafiados. Por eso, si ves que tu gato te mira sin pestañear, sólo significa una cosa: te está retando. La pregunta ahora es: ¿aceptarías el desafío?

Lo contrario de la mirada desafiante del gato son los ojos que parpadean lentamente. Los especialistas en comportamiento animal lo llaman el parpadeo y a menudo es un medio para comunicar el afecto en un gato. Cuando un gato parpadea lentamente a un humano, está comunicando confianza de manera efectiva. Debes reconocer esto y corresponder parpadeando también.

Un gato con los ojos medio cerrados no significa que ya esté en camino de convertirse en Garfield. Lejos de eso. Los gatos que tienen los párpados caídos a menudo indican un gatito confiado y relajado. Cuando se muestra con otros comportamientos felinos únicos que indican confianza, sabrás que éste es el momento perfecto para iniciar actividades de unión con tu gato.

Posición del cuerpo

Además del movimiento de la cola, los ojos y las orejas de tu gato, el movimiento o la posición general de su cuerpo puede unir todos estos comportamientos.

Si la espalda del gato está arqueada, puede significar dos cosas, dependiendo de si su pelo también está elevado como las púas de puercoespín o no. Si el pelaje también está erguido, se considera que el gato está enfadado o asustado. Si el pelaje está plano en su espalda arqueada, realmente necesita tu toque y le encantaría ser acurrucado.

Si tu gato está acostado boca arriba, también puede significar dos cosas, dependiendo de si está gruñendo o ronroneando. Obviamente, si está gruñendo, significa que tu gato está molesto y puede golpear en cualquier momento. Si ronronea mientras está boca arriba, se encuentra en su estado más relajado.

Descifrando los comportamientos comunes de un gato

Las diferentes posiciones y movimientos del cuerpo de un gato, así como las vocalizaciones que lo acompañan, pueden ayudarte a descifrar muchos de los diferentes comportamientos de los gatos. A continuación, se incluyen algunos de los comportamientos más comunes de los gatos de los que debes ser consciente y lo que pueden significar.

Mostrando la barriga

Como mencionamos en la sección anterior, existen dos posibilidades por las que los gatos pueden querer mostrar sus panzas. La primera está relacionada con un gato muy relajado, muy tranquilo y muy contento. Esto es especialmente cierto si las orejas, los ojos y las colas también muestran el mismo comportamiento. Simplemente significa que puedes acercarte fácilmente a tu gato y abrazarlo.

Sin embargo, los gatos que han sido acorralados o que sienten que no pueden escapar, típicamente asumen también la posición de vientre arriba. Esta vez verás sus dientes afilados y sus garras completamente extendidas como las de Wolverine. Escúchalo y si oyes gruñidos en lugar de ronronear, es mejor que te retires.

La pose de Halloween

La clásica pose de Halloween de los gatos es a menudo confundida con la de un gato asustado. De hecho, este comportamiento se ve típicamente en gatos que se sienten amenazados. Asumen la postura arquetípica – espalda arqueada, garras completamente extendidas, pelo a lo largo de la espalda elevado y una inconfundible postura de la cola en forma de cepillo de botella – en un intento de parecer más grande de lo que realmente es.

Es como el puercoespín que levanta todas sus púas en un esfuerzo por disuadir a los depredadores más grandes de llevar a cabo sus intenciones. Si ves esta pose en tu gato, no te metas con él.

Frotar

Hay dos escuelas de pensamiento cuando se trata del comportamiento de frotamiento de los gatos. En un lado del espectro están los que dicen que el roce es más una indicación del afecto, la confianza y la pasión de un gato por la persona con la que se frotan.

La otra noción es que el frotamiento es la forma que tiene el gato de marcar su «propiedad» o «territorio». Se observa que muchos felinos frotan sus cuerpos contra juguetes, sillas y casi todo lo que ven. El comportamiento es su manera de decir que un objeto en particular es «de ellos».

Amasar

Por si no te has dado cuenta, la mayoría de los gatos «usan» sus patas sobre superficies suaves y acolchonadas como si estuvieran amasando masa. Los expertos creen que se trata de un comportamiento remanente de la cría del gato. Para extraer más leche de los pechos de su madre, los gatitos tienen que «amasar» o empujar contra los tejidos mamarios para ayudar a sacar más leche. Técnicamente, es un comportamiento que a menudo indica felicidad y un sentimiento de satisfacción para el gato.

La respuesta de Flehmen

Aparte de la nariz, los gatos también utilizan otro órgano del cuerpo para recoger más información olfativa sobre ciertas cosas del entorno. Este órgano del cuerpo se llama el órgano de Jacobson y está situado justo en el techo de la boca del gato. Se cree que el órgano de Jacobson está conectado a los bulbos olfativos del gato en la nariz.

Cuando un gato huele algo realmente interesante, suele levantar la cabeza y abrir ligeramente la boca. Esto es para permitir que el órgano de Jacobson reciba el aroma del «objeto» que luego se integra con la información olfativa de la nariz del gato. Así que no te sorprendas si tu gato huele algo y de repente levanta la cabeza y abre la boca antes de entrecerrar los ojos. Sólo significa que encuentra esa «cosa» realmente interesante.

Hay muchos más comportamientos y lenguaje corporal que los gatos usan para comunicarse con otros gatos y con su familia humana. Aprender los más comunes te ayudará a comprender mejor la personalidad única de tu gato como mascota.

Fuentes:

Mantente informado de los nuevos artículos y noticias de nuestra web.

Invalid email address
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

"Esta publicación incluye enlaces de afiliados con los cuales esta web recibe una pequeña comisión sin costo adicional para ti si realiza una compra. Esto nos permite darte contenido de calidad de forma gratuita".Última actualización el 2020-06-02 / Imágenes de la API para Afiliados

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado