Cuidado de los perros mayores: Haz que tu perro mayor vuelva a sentirse como un cachorro

Cuidado de los perros mayores

Todos queremos que nuestros bebés peludos estén cómodos en su vejez, por lo que el cuidado de los perros senior es absolutamente esencial. La vejez conlleva una serie de retos únicos. Las mascotas mayores suelen tener problemas con las articulaciones, pérdida de memoria, problemas de vista, problemas digestivos, dificultades para dormir y pérdida de audición.

El cuidado de tu perro mayor puede parecer una tarea desalentadora, pero con la investigación y los cuidados adecuados, es más fácil de lo que crees. Por eso hemos recopilado una lista de consejos para que tu perro senior vuelva a sentirse como un cachorro joven y moderno.

¿Cuándo se considera que mi perro es senior?

El momento en que tu perro se considera senior depende de su raza, ya que las edades de los perros varían mucho. Por ejemplo, se espera que un gran danés viva entre 8 y 10 años, pero un chihuahua puede vivir entre 15 y 20 años. En general, la mayoría de los perros se consideran seniors cuando alcanzan los 10-12 años de edad.

Se puede empezar a reconocer la vejez en los perros con la clásica llegada de las canas. Los perros senior muestran su edad cuando sus hocicos comienzan a encanecer. Además, tú conoces a tu perro mejor que nadie y deberías reconocer los signos de que son menos activos, de que tienen dificultades para subir y bajar del sofá y de que les cuesta más completar los paseos largos.

Formas de ayudar a los perros senior a sentirse más jóvenes

Buscas algunos consejos sobre cómo lidiar con un perro anciano? He aquí las mejores cosas que puedes hacer en el día a día para ayudar a que tu perro anciano se sienta en forma. ¡No dejes que las canas y las extremidades cansadas se interpongan en el camino para que sigan pasándolo bien!

Cuida su dieta

Una dieta nutritiva es fundamental para que el cuerpo de tu perro funcione bien, sobre todo en la vejez. Una mala alimentación puede provocar graves problemas de salud, como enfermedades renales, hepáticas y cardíacas, aumento de peso y diabetes. Si la dieta de un perro no se ajusta a sus necesidades actuales, puede empezar a ganar peso a medida que su metabolismo se ralentiza.

Esto supondrá una mayor presión sobre sus articulaciones, lo que provocará artritis y otras dificultades articulares. Los problemas articulares también afectan a su movimiento y a su capacidad para hacer la cantidad adecuada de ejercicio. Está claro que una mala alimentación puede crear un círculo vicioso del que es difícil salir. Lo mejor es evitar estos problemas desde el principio simplemente proporcionando a tu perro una dieta saludable.

Todo perro senior necesita un buen alimento dirigido a los senior que sea rico en ácidos grasos omega. Estos ácidos ayudan al cuidado de las articulaciones y evitan el desarrollo de la artritis. Los altos niveles de proteína son buenos para la recuperación muscular, lo que puede no ser algo que se considere con las mascotas menos activas y mayores.

Moverse es más difícil para ellos, por lo que el ejercicio que hacen puede pasar factura a sus cuerpos. Aquí es donde entran en juego los alimentos ricos en proteínas.

Suplementos

Además, no está de más añadir unos buenos suplementos para perros mayores para mejorar su salud. Al añadir suplementos a su dieta, estás impulsando su sistema cardiovascular, la digestión, las articulaciones, la piel y la salud general con un suministro denso de multivitaminas y minerales. Ponte en contacto con tu veterinario para saber qué suplementos son los más adecuados para tu perro.

Mantenlos ejercitados

Es fácil asumir que ya no necesitan hacer ejercicio, ahora que son mayores. Sin embargo, ¡es precisamente por eso por lo que debes fomentarlo! No es necesario iniciar un entrenamiento de agilidad ni obligarles a dar varias vueltas por la casa. Basta con que se levanten y se muevan. Además, tú determinas cuánto crees que pueden hacer, basándote en lo activos que eran cuando eran más jóvenes.

Si están luchando contra una lesión o una artritis que afecta a su movimiento, entonces tal vez unas cuantas vueltas alrededor del patio sean suficientes. Por otro lado, puede que su salud sea mejor y que pueda hacer una excursión al parque del barrio. Tal vez pueda jugar a buscar la pelota. Tú decides. No hay que forzar demasiado al perro. Siempre hay cosas para hacer con tu perro mayor.

Mantenerlo ágil

Es muy importante añadir el ejercicio regular a la rutina de cuidado de tu perro senior. Ayuda a aumentar el flujo sanguíneo, a mantenerlo ágil y fuerte y a moderar su peso. El ejercicio también reduce los dolores y molestias que puedan tener como consecuencia de la reducción de la movilidad.

Seguro que también te has dado cuenta de que cuando te quedas quieto durante demasiado tiempo, puedes quedarte rígido y dolorido. Pues lo mismo ocurre con tu cachorro. Hacer que se muevan les da la oportunidad de estirarse y entrar en calor.

Estimulación mental para las mascotas mayores

El cuidado de los perros mayores no tiene por qué consistir siempre en mantener su cuerpo a raya. Es igual de importante mantener su mente activa. Si proporcionas a tu perro mayor la estimulación mental que necesita, estarás manteniendo su mente centrada y despierta. A los perros mayores les cuesta más mantener el interés por las cosas que una vez fueron su vida, así que lo mejor es mantenerlos ocupados con cosas nuevas.

Enseña a tu perro viejo un nuevo truco

La mejor manera de mantener su atención es simplemente darle algo nuevo con lo que entretenerse. Le enseñarás nuevos trucos a tu viejo perro en un abrir y cerrar de ojos. Si tu perro mayor muestra menos interés por sus juguetes, puedes fomentar activamente su atención buscando un nuevo truco que enseñarle. Recomendamos que el nuevo truco sea sencillo.

Algo como ” dar la pata” o “tumbarse”, ya que tu perro mayor puede no estar tan ágil como antes. Un truco como “dar la vuelta” podría ser demasiado difícil para ellos. Recuerda, lecciones cortas con mucho refuerzo positivo.

He aquí por qué un nuevo truco es estupendo para un perro anciano. No sólo ayuda a su función cognitiva y mantiene su atención, sino que también les mantiene en movimiento. Además, los nuevos trucos cambian su rutina para mejor y les proporcionan algo de ese tiempo tan querido con su familia humana.

No olvides tener paciencia. Es posible que tu perro mayor no aprenda tan rápido como antes. Además, es posible que su oído se haya debilitado un poco. Es posible que tengas que hablar más alto cuando le des órdenes.

Cuida sus dientes

Desgraciadamente, las enfermedades dentales son comunes entre los perros mayores. Si no has mantenido su cuidado dental a lo largo de los años, pueden empezar a mostrar signos de enfermedad de las encías, caries, pérdida de dientes o incluso infecciones. Cualquiera de estos problemas les causará ciertamente dolor e incomodidad.

Para cuidar los dientes de tus perros mayores, empieza por llamar a tu veterinario. Una vez que hayas reservado una cita, ellos podrán evaluar qué medidas debes tomar para proteger los dientes de tu perro para el resto de su futuro.

Cómo cuidar los dientes de tu perro mayor

Los perros mayores pueden ser más sensibles cuando se trata de sus dientes. Razón de más para encontrar la manera de cuidarlos. Si tu veterinario te ha aconsejado que está bien hacerlo, cepilla los dientes de tu perro tanto como sea posible. Al igual que con nuestra propia rutina de baño diaria, cepillar los dientes del perro es una buena manera de evitar futuros problemas de salud.

Afortunadamente, esto no tiene por qué ser caro. Puedes encontrar una gran variedad de recetas de pasta de dientes casera para perros que harán el trabajo brillantemente. Además, puedes comprar cepillos de dientes para perros en Internet que están hechos para este trabajo. Aquí hay algunas opciones alternativas:

  • Juguetes dentales.
  • Sprays dentales para perros.
  • Limpieza profesional.
  • Golosinas y masticables dentales.

Aunque estas opciones parezcan más sencillas, intenta cepillar los dientes de tu perro tan a menudo como puedas. Al fin y al cabo, es el mejor método de limpieza para evitar las enfermedades dentales. Además, no tengas miedo de ponerte en contacto con tu veterinario si tienes dudas o preocupaciones.

Haz que se sienta cómodo

Un perro mayor puede necesitar seguir moviéndose, pero igual de importante es conseguirle un lugar cómodo para descansar al final del día. Los perros mayores que experimentan dificultades articulares también pueden sufrir un sueño irregular si no están lo suficientemente cómodos. Estos perros también necesitarán un espacio aislado que sea suyo, para que sea menos probable que se sientan molestados.

Existe una amplia gama de camas para perros fabricadas específicamente pensando en su comodidad. Como las mascotas mayores suelen necesitar apoyo ortopédico, la elección de la cama adecuada es también muy importante. Algunas camas para perros ofrecen complementos compatibles, como almohadillas térmicas para perros, que son ideales para aliviar las articulaciones y los músculos doloridos. El cuerpo de tu perro te agradecerá que hagas un esfuerzo adicional para asegurarte de que tiene un lugar de descanso.

Mantén el contacto con tu veterinario

Si tu perro mayor se comporta de un modo que te preocupa, no dudes en ponerte en contacto con tu veterinario para que te ayude. Las mascotas mayores suelen expresar su malestar de forma más obvia y agresiva, por lo que es más fácil saber cuándo tienen un problema. Asegúrate de mantenerte en contacto con tu veterinario sobre estos diversos problemas de comportamiento. Para saber mejor si tu perro está actuando de esta manera, aquí tienes algunas causas comunes que apuntan a un comportamiento irritable:

  • Dolor: Si están luchando con un dolor severo, pueden ponerse a la defensiva.
  • Estrés: Cuando no pueden calmarse debido a casos de estrés severo, pueden arremeter de forma inesperada.
  • Ansiedad: La ansiedad se observa regularmente en perros que tienen problemas de oído, vista u otros problemas de salud mental como la demencia. Son incapaces de concentrarse o de entender el mundo, lo que puede hacerles sentir miedo e incertidumbre.

Otros cambios de comportamiento que son razón suficiente para contactar con su veterinario son

  • Reducción del apetito o de la bebida.
  • Confusión: no puede acudir cuando se le llama, parece perdido, se pasea por la casa.
  • Accidentes, como manchar la casa.
  • Letargo – No se compromete y duerme en exceso.

Tu veterinario está ahí para ayudarte en todas las etapas de la vida de tu perro. A medida que envejecen, su cuerpo puede empezar a actuar. La ayuda adicional se vuelve aún más importante. El cuidado de los perros mayores es duro, pero con el apoyo adecuado, tú y tu perro no os sentiréis tan solos en el proceso.

Tiempo de calidad

A fin de cuentas, el envejecimiento es un proceso natural para todas las criaturas. Tu perro no es diferente. Todo lo que quieren es pasar un buen tiempo de calidad con su humano favorito. Es decir, contigo. Así que ve a jugar, a abrazarlo o simplemente a sentarte con él. Recuerda que debes mostrarles el mismo amor y la misma emoción que les dabas cuando eran pequeños cachorros.

Al fin y al cabo, sigue siendo el mismo bebé peludo que adoptaste hace tantos años. Ayúdales a disfrutar de sus últimos años recordándoles esos pequeños y dulces momentos que realmente cuentan.

Fuentes:

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Mantente informado de los nuevos artículos y noticias de nuestra web.

Invalid email address

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

¡Gracias por tu interés!
Cosas de Mascotas
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart