Cálculos en la vejiga del perro: 5 consejos dietéticos para su salud

¿Preocupado por los cálculos en la vejiga del perro? Si crees que tu perro puede estar enfermo estos consejos te ayudarán a recuperar su salud

5 consejos dietéticos los cálculos en la vejiga del perro

Si eres como yo, amas a tu perro como si fueran familia. Son tus mejores amigos y harías cualquier cosa para mantenerlos en forma y saludables. Pero esto no siempre es tan fácil como parece. Los cálculos en la vejiga son un ejemplo típico de esto, ya que están ocultos a la vista y pueden existir durante mucho tiempo sin ningún síntoma.

Tengo tendencia a culparme a mí mismo cuando algo les sucede a mis mascotas, pero la verdad es que nadie puede permanecer completamente saludable para siempre y, a menudo, los cálculos en la vejiga ocurren debido a una infección u otros factores contribuyentes.

Lo más importante es que hagas lo mejor que puedas para ayudarlos en los momentos difíciles, por lo que aquí hay algunos consejos de dieta excelentes para ayudar a su perro si se le diagnostica cálculos en la vejiga.

¿Qué son las piedras en la vejiga?

Lo primero es lo primero: ¡necesitamos entender exactamente qué son los cálculos en la vejiga! En general, se sabe que las piedras en la vejiga son una experiencia incómoda o incluso dolorosa. Mucha gente las confunde con cálculos renales, que se informa que es una de las pocas experiencias dolorosas peores que el parto. Esta comparación es comprensible ya que son esencialmente lo mismo pero en diferentes lugares del cuerpo.

Los cálculos renales y los cálculos en la vejiga son formas de «urolitiasis«, en las que se forman cálculos en el tracto urinario a partir de los minerales que se encuentran en la orina. Se pueden formar diferentes cálculos según lo que esté presente en la orina, y esto es lo que hace que la dieta sea tan importante para prevenir y tratar la urolitiasis.

El Dr. Dan Su de la Universidad de Tennessee ofrece algunos ejemplos interesantes para ilustrar las diferentes formas que pueden tomar los cálculos en la vejiga. Un ejemplo típico es una acumulación de calcio que forma cálculos de oxalato de calcio y, de manera similar, el exceso de magnesio y fósforo crea estruvita en el tracto urinario. Sin embargo, también es posible experimentar cálculos en la vejiga como resultado de muy poco calcio debido a un exceso de oxalato que, de lo contrario, se habría unido al calcio en los intestinos.

Te puede interesar: Comida para perros para enfermedad renal

Causas de los cálculos en la vejiga de tu perro

Ahora que sabes qué causa los cálculos en la vejiga, no te sorprenderás al saber que son causados ​​esencialmente por la dieta o la infección en tu perro. Eso no quiere decir que la enfermedad de tu perro sea de ninguna manera tu culpa. Hay todo tipo de factores que pueden aumentar y disminuir el riesgo, tales como:

  • La raza de tu perro.
  • Cualquier condición existente.
  • Edad.

Por ejemplo, ¿sabías que las razas de perro más pequeñas tienen más probabilidades de desarrollar cálculos de oxalato de calcio? Similarmente, perros mayores son más propensos a este tipo de cálculos, mientras que los perros más jóvenes son más propensos a desarrollar estruvitas.

Síntomas de cálculos en la vejiga

A menudo se sabe que los cálculos en la vejiga son una experiencia incómoda o incluso dolorosa. Muchas personas solo se enteran de sus cálculos en la vejiga cuando experimentan un dolor abdominal muy intenso, y esto, desafortunadamente, también puede ser cierto para los perros. Esto significa que querrás notar los síntomas lo antes posible para evitar la mayor incomodidad posible para tu amigo.

Los síntomas pueden incluir:

  • Aumento o disminución del paso de la orina: en casos graves, es posible que tu perro ni siquiera pueda orinar en absoluto.
  • Sangre en la orina.
  • Signos de incomodidad o dificultad para orinar.
  • Lamerse los genitales más de lo habitual debido a la incomodidad.

Si tu perro presenta alguno de estos síntomas o cambios en el comportamiento, vale la pena llevarlo al veterinario ya que varios de estos síntomas también coinciden con la infectación o la cistitis. Será difícil saber exactamente qué le pasa a tu perro sin rayos X y pruebas

Si tu perro tiene cálculos en la vejiga, es posible que requiera cirugía para extirparlos. En ocasiones, es posible disolver los cálculos con una dieta controlada. De todos modos, es probable que necesites cambiar su dieta para tratar su condición y prevenir su regreso.

Cálculos en la vejiga del perro: 5 consejos dietéticos para su salud
Photo by fatty corgi

¿Cómo cambiar la dieta puede ayudar en su recuperación?

La dieta es esencial para ayudar a tu perro a lidiar con los cálculos en la vejiga, ya que su dieta suele ser un factor que contribuye a su dolencia. En algunas situaciones, se requiere una nueva dieta para ayudar a la recuperación y es solo un paso temporal. Sin embargo, con frecuencia es necesario cambia la dieta de tu perro para el largo plazo.

Aquí hay algunos consejos generales para ayudar a comprender las necesidades de tu perro. Incluso si tu perro no sufre de cálculos en la vejiga, podría ser una información útil como medida preventiva.

1. Aumentar su consumo de agua

El agua es esencial tanto para el tratamiento como para la prevención de cálculos en la vejiga. Sencillamente, el agua diluye la orina y los minerales de la orina, por lo que es más difícil que cristalicen. Esto parece muy fácil de hacer, pero varios veterinarios han advertido que muchos propietarios no se enfocan lo suficiente en la ingesta de agua de sus mascotas.

Mantener vigilado el cuenco de agua de tu perro y hacer un esfuerzo consciente para hacer un seguimiento de la frecuencia con la que beben. Si crees que tu perro no está bebiendo lo suficiente de su tazón de agua, hay trucos para incorporar más agua a su dieta que puedes hacer.

Recuerda: es muy difícil sobrehidratar a tu mascota a menos que la obligues a beber. Nunca debes obligar a ninguna mascota a beber agua cuando no quiere. Solo tienes que ser creativo para motivarlos a beber con más frecuencia.

2. Ponlo en una dieta terapéutica

A menudo se piensa que la comida casera es siempre mejor que la comercial, por lo que muchos dueños de perros caen en la tentación de empezar a hacer dietas terapéuticas para su mejor amigo cuando oyen que deben controlar su dieta de forma más estricta. Sin embargo, las dietas terapéuticas comerciales para perros son en realidad soluciones realmente buenas para los perros con cálculos en la vejiga.

Las dietas terapéuticas ofrecen alimentos que contienen muy pocas sustancias que forman los cálculos. Esta opción es mejor que las comidas caseras ya que los alimentos en una dieta terapéutica se prueban cuidadosamente para detectar minerales que causan cálculos, lo que permite una mayor cantidad de control. Del mismo modo, también es mejor que las dietas urinarias de venta libre, ya que estas dietas a menudo se hacen para la salud urinaria general y no serán útiles para las necesidades específicas de tu perro.

Hay dietas disponibles para la prevención y dietas que ayudarán activamente a disolver las piedras. Debes asegurarte de elegir la opción correcta para tu perro y sus piedras y condición. Por ejemplo, los cálculos de urato requieren dietas bajas en proteínas para disminuir la acidez, mientras que los cálculos de oxalato de calcio requieren dietas con algo de proteína, calcio, fósforo, cloruro de sodio y alto contenido de fibra.

También te puede interesar: Las mejores marcas de comida para perros

3. Ten cuidado con otros alimentos y lee el envase

Ahora que tu mascota está siguiendo una dieta terapéutica, debes tener mucho cuidado con cualquier otra cosa que esté ingiriendo. Debes verificar cualquier comida, golosina para perros o bebida con el veterinario antes de dársela a tu perro. En general debes:

  • Evita el colágeno, como las orejas de cerdo y los palitos bully (res).
  • Alimentos secos.
  • Productos lácteos, particularmente para cálculos de oxalato de calcio.
  • Espinacas y otros alimentos con alto contenido en oxalatos.
  • Marisco y vísceras para los que tienen cálculos de ácido úrico.

Puede ser difícil saber con certeza qué se debe evitar sin consultar a un profesional que pueda decirte de qué minerales están hechos los cálculos de tu perro. Pero, para asegurarte de ofrecer lo mejor para comer a tu perro, debes acostumbrarte a leer los detalles en todos los envases.

Revisa los ingredientes y asegúrate de memorizar todo lo que tu perro ya no pueda tolerar. Hay muchos casos en los que los cálculos en la vejiga de un perro se repiten debido a adiciones mal elegidas a su dieta terapéutica.

4. Aprende sobre el mineral que causa el cálculo

Como probablemente ya te hayas dado cuenta, diferentes minerales requieren diferentes tratamientos. Vale la pena entender qué piedra está causando problemas a tu perro para asegurarte de que le estás ofreciendo los alimentos correctos.

Piedras de estruvita

Estos cálculos suelen ser causados ​​por una infección. Esto hace que sea menos necesario, pero a menudo aún útil, tener una dieta terapéutica cuidadosamente construida. En estos casos, es más importante extraer el cálculo y tratar la infección. El control de la dieta puede ayudar con esto. El aumento del consumo de agua es vital y se recomienda encarecidamente el control de las proteínas y otros minerales. Es probable que los cálculos recurrentes de estruvita signifique que tu perro es propenso a las infecciones, y cualquier cambio en la dieta debe reflejar eso.

Cálculos de oxalato cálcico

Estos cálculos son difíciles, si no imposibles, de disolver, por lo que deben eliminarse con cirugía. Pueden ser causados ​​por demasiado o muy poco calcio u oxalato en la sangre. Esto hace que sea de vital importancia el control de la dieta con la dieta terapéutica correcta después de la eliminación de los cálculos iniciales para evitar nuevos incidentes.

Piedras de urato

A menudo causados ​​por enfermedades hepáticas o condiciones genéticas, estos cálculos están hechos de purinas que existen en el ADN del perro. Los cálculos se pueden disolver mediante una dieta terapéutica cuidadosamente controlada y, dado que las purinas son particularmente comunes en la carne, el pescado y los mariscos, esto debe controlarse para evitar la recurrencia.

5. Consulta a tu veterinario

Incluso si tú mismo has tenido cálculos en la vejiga, es poco probable que tu comprensión de la fisiología humana ayude a tu perro. El 80% de los dueños de perros cree erróneamente que la nutrición de los humanos y los perros es similar, y menos del 10% puede recordar con precisión la cantidad de nutrientes que necesita su perro. Esto significa que el consejo más importante para los dueños de perros con cálculos en la vejiga es consultar al veterinario con regularidad. Simplemente cambiar la dieta del perro no será suficiente si no sabes exactamente lo que estás buscando.

Esto es tan importante como beber agua, ya que diferentes piedras y condiciones pueden requerir tratamientos opuestos, y tratar de reducir una forma de piedra podría resultar en la formación de otra. Existen algunos mitos y soluciones «hágalo usted mismo» que no deberían llevarse a cabo sin consultar a un veterinario. Por ejemplo:

Vinagre de sidra

El vinagre de sidra a menudo se cita como la cura para los cálculos en la vejiga, ya que hará que la orina sea más ácida. Sin embargo, la orina ácida puede formar cristales de oxalato de calcio, por lo que podrías estar empeorando el problema.

Productos a base de arándanos rojos

Zumos, pastillas y otros productos de arándano a menudo se sugieren tanto para humanos como para perros que sufren una variedad de problemas del tracto urinario. Hay algo de ciencia detrás de esto, ya que las proantocianidinas podrían ayudar con la infección. Sin embargo, es poco probable que el zumo de arándano sea lo suficientemente ácido como para disolver los cálculos existentes, por lo que no ayudará con los cálculos de urato.

Levadura de cerveza

Aunque a menudo se promociona como un gran complemento para la salud, la levadura de cerveza en realidad puede aumentar el riesgo de cálculos de urato.

Suplemento de vitamina C y calcio

Del mismo modo, sobrecargar a tu perro con Vitamina C o calcio a través de suplementos puede causar cálculos de oxalato de calcio.

Como regla general, debes consultar a tu veterinario sobre cualquier suplemento que planees darle a tu perro. No existe una solución fácil o rápida, si te preocupa que tu perro no esté recibiendo una dieta equilibrada, debes consultar al veterinario antes de asumir que puedes resolverlo con una píldora. Estarás mucho mejor a largo plazo.



Advertencia: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.



Suscríbete a la web por correo electrónico

¡Si no te quieres perder nuestras actualizaciones deja que te avisemos por correo electrónico! Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Carmen
Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cosas de Mascotas
Logo