Accidente cerebrovascular en gatos: prevención, signos y tratamiento

Accidente cerebrovascular en gatos: prevención, signos y tratamiento

Al igual que los seres humanos, los gatos pueden sufrir accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, parece que ocurren con menos frecuencia que con nosotros. De hecho, los accidentes cerebrovasculares leves a menudo se pasan por alto, ya que los síntomas son más leves e incluyen mareos y problemas de memoria.

Los accidentes cerebrovasculares en gatos más graves requieren atención veterinaria de forma urgente. Sobre el tema de los accidentes cerebrovasculares en los gatos, debes saber qué es lo que estás buscando, así como algunos métodos preventivos y opciones de tratamiento. Todos estos puntos se tratarán aquí.

¿Qué es un accidente cerebrovascular?

Primero, es importante responder a la pregunta de qué es realmente un derrame cerebral en primer lugar. Bueno, ocurre debido al estrechamiento o bloqueo de los vasos sanguíneos, lo que reduce el flujo de sangre y oxígeno al cerebro, lo que provoca la muerte de las células cerebrales.

Los efectos neurológicos de un accidente cerebrovascular dependen de su gravedad y de la sección del cerebro que se haya visto afectada. Puede pasar cualquier cosa, desde afectar el estado de alerta general de tu gato hasta evitar que caminen con normalidad.

¿Cuáles son las causas de los accidentes cerebrovasculares en los gatos?

La mayoría de los accidentes cerebrovasculares involucran algún tipo de coágulos de sangre, pero otros son causados ​​por problemas como tumores, bacterias y parásitos. Diferentes materiales pueden alojarse en los vasos sanguíneos, lo que inhibe el flujo de sangre y oxígeno, provocando la muerte de los tejidos que los rodean.

Los coágulos de sangre pueden afectar los vasos en todas las partes del cuerpo. Muchas de las principales causas de accidentes cerebrovasculares en humanos se descartan para los gatos, como fumar, beber alcohol y comer alimentos grasos. Las enfermedades subyacentes son una causa común de accidentes cerebrovasculares.

Estos incluyen enfermedades cardíacas, cáncer, hipotiroidismo, hipertensión y trastornos hemorrágicos. Las razas que corren el riesgo de padecer estas afecciones pueden tener un mayor riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares.

¿Cuáles son los síntomas de un accidente cerebrovascular felino?

Hay muchos síntomas de apoplejía en los gatos que apuntan a que tu gato está sufriendo una embolia. Puede que le oigas aullar o maullar de dolor. Su movimiento puede verse afectado, por lo que puedes notar que tu gatito arrastra las patas o cojea de la pata delantera.

Otros signos son las convulsiones, la pérdida de control de la vejiga, una menor conciencia espacial, movimientos anormales o cambios en su personalidad. Tu gato puede empezar a inclinar la cabeza sin motivo aparente o experimentar una repentina pérdida de apetito.

Aunque cualquiera de estos síntomas por sí solo no es una garantía segura de que tu gato haya sufrido un derrame cerebral, sigue siendo importante tomar medidas y ponerte en contacto con tu veterinario. Después de todo, siempre es mejor prevenir que curar en una situación como ésta.

Qué hacer si crees que tu gato está sufriendo un derrame cerebral

Si crees que tu gato está sufriendo un derrame cerebral, es importante que actúes rápidamente y te comuniques con tu veterinario de inmediato. Si está fuera de horario, debes ponerte en contacto con el veterinario de emergencia, ya que se trata de un problema bastante grave que requiere atención urgente.

El tratamiento rápido es la mejor manera de evitar más problemas asociados con el accidente cerebrovascular. Se realizará una evaluación cardíaca, junto con ecografías, radiografías de control y cualquier otra cosa que se considere necesaria. Si el accidente cerebrovascular es especialmente grave, es posible que tu gato necesite un control regular para mantenerlo saludable.

Una vez que se ha determinado la causa del accidente cerebrovascular, las siguientes etapas implican desarrollar un plan de tratamiento para abordar el problema y hacer que tu gato vuelva a ponerse de pie. Algunas posibles opciones de tratamiento incluyen el suministro de oxígeno y líquidos, la administración de analgésicos y fisioterapia. Tu gato también puede necesitar ayuda para ir al baño y caminar si esto se ha visto afectado de alguna manera.

Ten en cuenta que recuperarse de un accidente cerebrovascular lleva tiempo y debes seguir de cerca todas las instrucciones de tu veterinario para darle a tu gato la mejor oportunidad de recuperarse por completo. Si le permites a tu gato generalmente estar al aire libre, es probable que debas mantenerlo contenido durante las siguientes semanas y meses cuando atraviesa las etapas de recuperación del accidente cerebrovascular de tu gato.

Es posible que debas asumir un papel más central en ayudar a tu gato con los problemas del día a día, como comer, beber e ir al baño. Ten especial cuidado cuando tu gato esté cerca de niños, ya que los cambios en su personalidad pueden hacer que sea más probable que muerda o arañe. Sé paciente y no apresures a tu gato a hacer algo para lo que no está preparado.

Prevención de accidentes cerebrovasculares en gatos

Si tu gato no ha tenido un accidente cerebrovascular y estás buscando formas de evitar que ocurra, hay algunas acciones que puedes tomar. La salud de tu gato comienza con alimentarlo con una dieta de alta calidad y asegurarte de que haga suficiente ejercicio, ya que esto ayuda a evitar la obesidad y mantiene la sangre fluyendo por todo el cuerpo sin obstáculos.

También puedes limitar los factores estresantes en el entorno de tu gato que podrían contribuir al problema. Los exámenes médicos anuales con el veterinario pueden ayudar a determinar cualquier problema médico subyacente que deba abordarse. Y luego está la simple acción de vigilar de cerca a tu mascota, particularmente notando cualquier cambio físico.

Pensamientos finales

Si bien pueden ocurrir accidentes cerebrovasculares en gatos, son mucho más raros que en humanos. Sin embargo, es importante estar atento para detectar cuáles son los signos comunes de accidente cerebrovascular en los gatos. El tratamiento inicial debe ser realizado por un veterinario. A continuación, te indicarán los siguientes pasos para ayudar a tu gato a recuperarse.

Si tu gato no ha sufrido un derrame cerebral, hay algunos pasos preventivos que puedes tomar, que se enumeran anteriormente con más detalle. En gran medida, se trata de mantener un estilo de vida saludable que se centra en asegurarte de que haga suficiente ejercicio y disfrute de una dieta saludable.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Mantente informado de los nuevos artículos y noticias de nuestra web.

Invalid email address

Pedro Esteban

Redactor en revistas de temática natural, me encantan los animales y convivir con gatos. ¡Te daré algunos trucos para que tu convivencia con ellos llegue a buen puerto!

¡Gracias por tu interés!
Cosas de Mascotas
Logo
Enable registration in settings - general
A %d blogueros les gusta esto:
Shopping cart