5 remedios caseros para los ácaros del oído de los gatos

5 remedios caseros para los ácaros del oído de los gatos

Imagina que un día, mientras acaricias a tu gato y le acaricias las orejas, observas de repente una diminuta criatura negra que se desplaza sobre su piel. Tu primera reacción sería de asombro, seguida de la aprensión por lo que podría implicar en el fondo. En caso de que te lo hayas preguntado, implica que tu querido felino está sufriendo una infestación de ácaros en las orejas y que el problema debe ser atendido de forma prioritaria.

Una vez detectada la pequeña criatura negra que recorre el pelaje de tu gato, el siguiente paso debe ser tomar conciencia, determinar el alcance del problema y encontrar la forma de solucionarlo. Para ello, es posible que te encuentres con varias opciones que afirman ser eficaces para limpiar las orejas de tu gato de los ácaros, pero ¿qué tal si utilizas un sencillo remedio casero que es a la vez simple y conveniente?

Con un remedio casero de eficacia probada, no sólo podrás deshacerte de los ácaros del oído a la primera, sino que además podrás utilizarlo de forma repetida para asegurarte de que la infestación no vuelva a producirse.

También te puede gustar: Limpiadores de orejas para gatos

¿Qué son los ácaros del oído?

Científicamente conocidos como Otodectes Cynotis, los ácaros del oído son pequeñas criaturas del tamaño de un punto que parecen arañas o cangrejos en miniatura por cortesía de sus numerosas extremidades que sobresalen de los lados. Son parásitos por naturaleza, lo que significa que viven de otras criaturas -en este caso tu gato- en las que se alimentan de la piel y la cera del oído e incluso chupan la sangre.

Debido a su tamaño microscópico, apenas podrás notar su presencia, siendo la única evidencia de su presencia una acumulación marrón oscura y desmenuzable en la solapa interna de la oreja de tu gato.

El ciclo de vida de los ácaros del oído es de unas tres semanas, tras las cuales comienzan a aparearse, siendo el canal auditivo de tu gato el lugar ideal para ello. Por ello, puedes imaginar hasta qué punto pueden crecer y formar colonias en poco tiempo si no se les trata.

Aunque es difícil deshacerse de estos parásitos, su presencia puede provocar infecciones, inflamaciones e incluso la pérdida de audición en algunos casos. Causan un picor incesante y, cuando el gato sacude la cabeza enérgicamente como reacción, puede provocar la rotura de un vaso sanguíneo, lo que puede dar lugar a graves complicaciones.

¿Cómo ha contraído mi gato los ácaros del oído?

La mayoría de los propietarios de mascotas se plantean esta pregunta cuando se enfrentan al problema de los ácaros del oído. El hecho es que los gatos son particularmente susceptibles a la infestación de ácaros del oído y algunas de las posibles fuentes son:

  • Pasar tiempo al aire libre, en céspedes, jardines, graneros, etc;
  • De compañeros felinos, como la gata madre que pasa los ácaros de las orejas a sus gatitos u otros gatos que pueden ser compañeros de juego o compañía;
  • A través de la interacción con otros animales, especialmente perros, conejos y otros roedores;
  • Acumulación de cera en los oídos durante un periodo de tiempo;
  • La falta de limpieza de los oídos y la falta de higiene en general;

Ácaros del oído – Síntomas y cómo comprobarlo

La presencia de ácaros en los oídos se manifiesta a través de varios signos reveladores que pueden ir desde el simple enrojecimiento hasta algo más grave como la secreción y el olor. Como propietario de una mascota, debes sospechar inmediatamente de una infestación de ácaros del oído si:

  • Tu gato se rasca constantemente las orejas, sacude la cabeza o mantiene la cabeza inclinada hacia un lado durante mucho tiempo;
  • Enrojecimiento e inflamación de los oídos, lo que lleva a una mayor sensibilidad en la que tu gato se estremece al menor contacto;
  • Demasiada cera en los oídos acompañada de una secreción cerosa;
  • Acumulación de polvo en los oídos del gato que se asemeja a los posos del café;
  • Formación de costras dentro y alrededor de los oídos;

Si has notado estos síntomas, el siguiente paso debería ser echar un vistazo al interior de las orejas de tu gato, doblando suavemente las solapas. Deberías ser capaz de detectar los pequeños puntos inmediatamente, pero en caso de que no sea así, coge una lupa y vuelve a mirar.

A veces, los ácaros del oído se refugian en el canal auditivo; en tal situación, puedes pasar un bastoncillo de algodón humedecido en aceite vegetal por la parte interior de la oreja y se revelará la presencia de ácaros del oído.

Remedios caseros para tratar los ácaros del oído

Ahora que has detectado la presencia de ácaros en los oídos, es el momento de aliviar a tu gato de su presencia y a continuación te comentamos algunos remedios caseros que te ayudarán a conseguir este objetivo:

Vinagre de sidra de manzana diluido en agua

Diluye el Vinagre de Sidra de Manzana con igual cantidad de agua y debes asegurarte de que la proporción de ambos líquidos en la solución debe ser de 1:1. Vierte esto en una botella de spray y rocíalo en los oídos de tu gato al menos una vez al día durante 10 días seguidos.

El ACV está cargado de forma natural con una serie de elementos y aceites volátiles que son eficaces para eliminar los parásitos y las pulgas e impedir que sigan creciendo. La única precaución es asegurarte de que tu gato no es alérgico al ACV.

Miel orgánica

Masajear la oreja de tu gato con miel orgánica durante unos 30 minutos cada día ahuyentará los ácaros del oído. Sin embargo, debes asegurarte de que la miel utilizada es orgánica, ya que la miel procesada no es probable que haga ninguna diferencia.

Ajo con aceite de oliva

Pica algunos dientes de ajo y remójalos en aceite de oliva durante uno o dos días. Unta la mezcla dentro y alrededor de los oídos de tu gato y observa cómo elimina los ácaros del oído gracias a su olor penetrante y alivia la inflamación gracias a sus propiedades antibióticas.

Aunque este remedio es eficaz, no funcionará en los gatos que tienen la costumbre de tragarse todo lo que lamen o son alérgicos a cualquiera de los dos ingredientes.

Vaselina

Todo lo que tienes que hacer es frotar un poco de vaselina en las orejas de tu gato a diario hasta que se absorba bien. No sólo se encarga de la infestación de ácaros en los oídos, sino también de cualquier enrojecimiento o irritación que haya podido molestar a tu gato.

Aloe Vera

Entre sus múltiples propiedades terapéuticas está la capacidad del Aloe Vera para neutralizar los ácaros del oído y evitar que vuelvan a aparecer. Puedes masajear directamente el Aloe Vera en los oídos de tu gato o utilizar una loción para conseguir los mismos resultados.

Conclusión

Por lo general, estos remedios caseros son eficaces durante las etapas iniciales de la infestación de ácaros del oído, pero siempre existe la posibilidad de que tu gatito no responda a ninguno de ellos. En tal situación, es el momento de llevar a la mascota al veterinario para que el problema se detenga antes de que pueda agravarse y dar lugar a complicaciones.

Imagen destacada Photo by Dominik Kempf

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Pedro Esteban

Pedro Esteban

Redactor en revistas de temática natural, me encantan los animales y convivir con gatos. ¡Te daré algunos trucos para que tu convivencia con ellos llegue a buen puerto!

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto: