¿Pueden los perros comer pomelo? ¿Es mala la toronja para los perros?

¿Pueden los perros comer pomelo? ¿Es mala la toronja para los perros?

Sabemos que el pomelo es saludable para los humanos como uno de nuestros cinco al día. Pero, ¿es saludable o incluso perjudicial para nuestros amigos caninos?

¿A los perros les gusta el sabor del pomelo?

Por lo general, a los perros no les gusta el sabor amargo y ácido del pomelo y esto suele ser un buen indicio de que el alimento no es bueno para los perros: las papilas gustativas de los perros los alejan naturalmente de los alimentos que pueden ser perjudiciales. Por supuesto, esto no siempre es así, como sabe cualquiera cuyo perro haya robado chocolate del árbol de Navidad.

¿Es bueno el pomelo para los perros?

Si a los perros no les gusta el sabor del pomelo, ¿debemos intentar dárselo? ¿Tiene algún beneficio para la salud? La respuesta corta es que no. El pomelo contiene vitamina C, lo que es estupendo para los humanos, ya que no podemos producir la nuestra. Sin embargo, los perros, al igual que la mayoría de los animales, pueden producir su propia vitamina C.

Por lo tanto, uno de los principales beneficios de comer pomelo para los seres humanos puede en realidad causar daño a tu perro, ya que puede dar lugar a un exceso de vitamina C en el cuerpo de tu perro. No se conocen otros beneficios del consumo de pomelo para los perros.

¿Es malo el pomelo para los perros?

La pulpa del pomelo es muy ácida, lo que puede causar problemas digestivos a los perros, y la corteza contiene aceites esenciales que son tóxicos para los perros. El principal riesgo para los perros de comer pomelo proviene de un ingrediente llamado psoraleno, que es muy tóxico para los perros. La cáscara, las semillas y la médula son las partes más tóxicas, ya que contienen la mayor cantidad de psoraleno. Si se eliminan la cáscara y las semillas del pomelo, se reduce en cierta medida el nivel de toxicidad, pero no merece la pena correr el riesgo.

¿Qué problemas puede causar el pomelo a los perros?

Si tu perro come pomelo, es probable que al principio muestre síntomas gastrointestinales comunes, como vómitos, diarrea y náuseas. A medida que la toxicidad progresa, pueden volverse sensibles a la luz, empezar a babear en exceso y, finalmente, pueden ser incapaces de caminar o estar de pie. El pomelo, o más concretamente el psoraleno, puede ser mortal, así que si sospechas que tu perro ha comido pomelo, debes llevarlo al veterinario inmediatamente.

¿Qué debes hacer si tu perro come pomelo?

Si descubres que tu perro ha comido pomelo, debes llamar al veterinario para concertar una cita urgente. Las distintas partes del pomelo son perjudiciales para los perros de diferentes maneras. Por ejemplo, la pulpa es muy ácida, pero no es tóxica como la corteza. Es importante dar a tu veterinario toda la información posible para que sepa cómo aconsejarte.

¿Cómo se diagnostica la toxicidad del pomelo?

El veterinario realizará un examen físico de tu perro y también observará de cerca cualquier vómito que presente tu perro. Se recogerá cualquier diarrea y se harán pruebas para descartar cualquier otra causa. Los perros con intoxicación por pomelo pueden volverse más sensibles a la luz, lo que puede provocar reacciones cutáneas. Si tu perro muestra algún síntoma relacionado con la piel, el veterinario raspará una fina capa de la piel de tu perro para examinarla al microscopio y descartar cualquier otra causa.

El veterinario también realizará una serie de análisis de sangre para determinar cómo manejan los órganos de tu perro la toxina y posiblemente un análisis de orina para evaluar la función renal de tu perro.

¿Cómo se trata la toxicidad del pomelo?

El tratamiento que tu perro reciba dependerá de los síntomas que esté mostrando en ese momento. Tu veterinario puede inducir el vómito. Esto implica dar a tu perro un fármaco que le haga vomitar, vaciando el estómago de tu perro de los trozos restantes de pomelo antes de que el cuerpo lo absorba. Esto sólo puede hacerse si descubres que tu perro ha comido pomelo y consigues asistencia veterinaria rápidamente.

Si ha transcurrido demasiado tiempo desde la ingestión, y el veterinario no puede inducir el vómito, puede darle a tu perro carbón activado. Éste actúa para ligar y neutralizar las toxinas del pomelo antes de que el cuerpo las absorba.

Si tu perro ya está vomitando a causa de la fruta, el veterinario puede darle un antiemético para detener los vómitos y ayudarle a sentirse mejor. Aunque es importante que tu perro elimine la toxina de su cuerpo, también es muy importante que se sienta cómodo para que tenga la mejor oportunidad de recuperarse por completo. Se trata de un delicado equilibrio que tu veterinario considerará cuidadosamente.

Si tu perro tiene vómitos y diarrea que han provocado su deshidratación, el veterinario puede administrarle terapias de fluidos por vía intravenosa. Esto también ayudará a eliminar las toxinas del cuerpo de tu perro.

Si tu perro presenta síntomas cutáneos causados por la fotosensibilidad (sensibilidad a la luz), el veterinario puede recetar una crema para aplicar en las zonas afectadas, que ayudará a calmar la irritación o el picor y a acelerar el proceso de curación. Si tu perro muestra signos de fotosensibilidad, deberá permanecer alejado del sol en la medida de lo posible hasta que la toxina haya abandonado su organismo.

¿Existen alternativas al pomelo?

La buena noticia es que hay muchas alternativas seguras al pomelo. La naranja o la mandarina son mejores frutas ácidas para dar a tu perro, aunque deben darse con precaución y si tu perro muestra algún signo de malestar digestivo, debes dejar de hacerlo inmediatamente. Las fresas, los arándanos, la sandía y las manzanas sin pepitas pueden darse a los perros de forma segura en pequeñas cantidades.

Conclusión

En resumen, no es buena idea dar pomelo a tu perro. No tiene ningún beneficio para la salud de los perros y algunas de sus partes son muy tóxicas. Si tu perro come pomelo, el pronóstico de recuperación total suele ser bueno si se recibe un tratamiento rápido. Si tu perro ingiere una gran cantidad de pomelo o no recibe una atención veterinaria rápida, el pronóstico disminuye.

Fuentes

Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto: