¿Pueden los perros comer nueces pecanas?

¿Pueden los perros comer nueces pecanas?

Lo que a nosotros nos gusta picar no siempre es bueno para nuestras mascotas. Por eso debes saber siempre qué alimentos para humanos son seguros para dar a tu perro con moderación, para que puedas resistirte a esos ojos suplicantes de cachorro.

En lo que respecta a los frutos secos, sólo hay unos pocos que son seguros para dar a tu cachorro. Y las nueces son uno de los que hay que evitar definitivamente.

Así que, para responder a la pregunta: ¿pueden los perros comer nueces pecanas? – veremos por qué este fruto seco puede ser perjudicial para tu perro, y qué debes hacer si llega a comerlas.

Información sobre la nuez pecana

Las pecanas son nativas de la región centro-sur de México y de los EE. UU. y provienen de una variedad de árboles de nogal americano.

La palabra “pacan” proviene de la tribu algonquina nativa americana (pacane), que significa “una nuez que requiere una piedra para romperse”.

En los siglos XVIII y XIX, los colonos franceses y españoles cultivaron y cosecharon la nuez pecana en grandes cantidades, y comenzaron a exportar la nuez a todo el mundo.

Una nuez nutritiva para los humanos

La cáscara de nuez pecana le da un aspecto similar a una nuez, aunque son más largas y no tan redondas. La nuez en sí es dulce y se presta a una gran cantidad de platos deliciosos, que incluyen mantequilla de nuez, helado de nuez y pastel de nuez, además de ser un refrigerio nutritivo por derecho propio.

Para los humanos, la nuez pacana tiene un alto valor nutricional, ya que contiene grasas saludables como los ácidos grasos omega-6 y antioxidantes esenciales. También son ricas en fibra y proteínas y contienen grasas no saturadas.

Agrega 19 vitaminas y minerales, incluidos magnesio y tiamina, y las nueces son beneficiosas para reducir el colesterol y mejorar la salud del corazón humano.

Pero, y es un gran PERO, todos estos beneficios para la salud son solo para las personas y no significan automáticamente que los perros puedan comer nueces, ni siquiera como un regalo ocasional o en pequeñas cantidades.

¿Las nueces pecanas son malas para los perros?

Si bien los perros generalmente no son propensos a las alergias a las nueces de la misma manera que los humanos, las nueces pecanas siguen siendo una mala opción para tu mascota. Y el valor nutricional de las nueces para los humanos no es una buena razón para pensar que, en general, son seguras para los perros.

De hecho, esta nuez puede enfermar a tu perro y, por lo tanto, no es seguro que la consuma. Puede ser tentador alimentar a tu perro con nueces, pero resiste.

Dependiendo de la cantidad involucrada, si tu mascota come suficientes nueces, también podrían resultar fatales, ya que pueden ser tóxicas para los perros.

¿Pueden los perros comer nueces pecanas?

La respuesta corta es no: a los perros no se les deben dar nueces pecanas para comer. Estas son las razones principales por las que las nueces no son seguras para tu perro:

Las nueces son altas en grasa

Como la mayoría de las nueces, las nueces pecanas contienen altos niveles de grasa, incluidas algunas grasas malas que no se recomiendan como parte de la dieta de tu perro.

Demasiada grasa en sus alimentos puede contribuir directamente al aumento de peso y obesidad canina, especialmente si se les suministra con alimentos dulces para humanos. Por eso no se debe dejar que los perros coman pastel de nueces.

El alto nivel de grasa de las pecanas también puede tener otras repercusiones en la salud, como un mayor riesgo de pancreatitis.

Las nueces pecanas pueden causar molestias gástricas

Uno de los principales efectos secundarios de las nueces en los perros es que pueden causar estragos en el sistema digestivo de estos, lo que lleva a un malestar gástrico desagradable. Y la razón de ello es que las nueces contienen un veneno natural llamado juglona.

Si bien la mayoría de las personas pueden tolerar esta toxina (a menos que tengan alergia a las nueces), el estómago de un perro no puede hacer frente a la juglona, ​​que también se encuentra en las nueces de nogal, las nueces de macadamia y las nueces negras.

Aunque es poco probable que la juglona resulte fatal para tu perro, causará síntomas desagradables, que incluyen:

  • Vómitos
  • Letargo
  • Pérdida de apetito
  • Heces con sangre o ennegrecidas
  • En casos más graves, la intoxicación por juglona también puede desencadenar síntomas neurológicos, incluidas convulsiones, que requerirían la atención de un veterinario de inmediato.

Las nueces pecanas pueden provocar micotoxicosis

Además de juglona, las nueces también pueden causar micotoxicosis, debido a un moho llamado aspergillus que puede acumularse en la nuez. Este moho contiene aflatoxinas y micotoxinas tremorgénicas que hacen que las nueces pecanas sean venenosas y peligrosas para los perros.

La micotoxicosis de las nueces mohosas puede causar convulsiones, temblores, fiebre alta, diarrea, dolor abdominal e insuficiencia hepática en perros si ingieren estas toxinas de moho en una dosis lo suficientemente alta.

Los síntomas pueden durar hasta una semana y, en los casos más graves, pueden resultar fatales. Esto significa que la atención veterinaria inmediata es esencial si tu perro ha comido nueces con moho y sospechas micotoxicosis.

Las nueces pecanas pueden causar cálculos en la vejiga

Si tu perro ha comido algunas nueces, también debes prestar atención a su micción, ya que estas nueces también pueden causar piedras en la vejiga de tu perro.

Los cálculos en la vejiga son un sistema común de envenenamiento por aflatoxinas, especialmente si tu perro ha comido suficientes nueces en una sola sesión o durante un período de tiempo.

Los cálculos en la vejiga pueden afectar la capacidad de tu perro para orinar e incluso evitar que orine por completo. También pueden ser muy dolorosos y tu perro puede requerir cirugía.

Las nueces pecanas pueden ser un riesgo de asfixia

Las pecanas son frutos secos de tamaño considerable si se dejan enteras o dentro de su cáscara. Y este tamaño puede presentar un peligro de asfixia para tu perro si se lo traga, especialmente si es una de las razas pequeñas.

La cáscara dura de una nuez pecana también puede irritar y dañar los dientes y las encías de tu perro, mientras que la cáscara puede romperse y causar astillas afiladas que pueden lesionar la boca, el esófago y los intestinos.

Los ingredientes agregados pueden ser dañinos

También es esencial evitar las nueces que hayan sido procesadas de alguna manera, ya que los ingredientes agregados pueden ser perjudiciales e incluso tóxicos para los perros. Estos incluyen nueces pecanas saladas y tostadas o aderezos agregados que incluyen ajo, pimienta y cebolla.

¿Las nueces pecanas tienen algún beneficio para la salud de los perros?

Ya analizamos el valor nutricional de la nuez pecana (grasas saludables, antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra), pero es importante tener en cuenta que estos beneficios los obtienen principalmente los dueños de mascotas, también conocidos como humanos.

Para que tu perro aproveche al máximo los beneficios para la salud de las nueces, necesitaría comer una cantidad considerable. E incluso cantidades moderadas de nueces pueden ser tóxicas, superando cualquier beneficio nutricional.

Agrega el hecho de que los humanos también tienden a comer nueces en otras formas, como pastel de nueces, helado y mantequilla de nueces, que agregan ingredientes procesados ​​​​como azúcar y grasas adicionales a la mezcla.

Volvamos al valor nutricional de las nueces y si las nueces son seguras para los perros. Es poco probable que una pequeña cantidad cause un daño duradero. Pero en realidad no ofrecen nada nuevo de valor para tu perro que no pueda obtener de una dieta balanceada apropiada para perros.

Lo que hace que responder a la pregunta, “¿pueden los perros comer nueces?”, mucho más fácil de responder. Y esa respuesta es no, simplemente no vale la pena correr el riesgo.

Lo que debes hacer si tu perro come pecanas

En la mayoría de los casos, una pequeña cantidad de nueces no dañará a la mayoría de los perros, aunque puede causar un malestar estomacal temporal.

Pero como ya hemos visto, las toxinas y el moho potencial en las nueces pecanas pueden tener serias repercusiones si se comen en grandes cantidades. Estos incluyen problemas neurológicos, daño hepático e incluso la muerte.

Si sospechas que tu perro ha comido una gran cantidad de nueces pecanas o muestra síntomas de intoxicación por nueces pecanas, intenta anotar cuántas pudo haber comido y cuándo, luego llévalo inmediatamente al veterinario.

¿Pueden los perros comer pecanas o es mejor evitarlas?

El mejor enfoque es asegurar de que tu mascota nunca tenga la oportunidad de comer nueces pecanas.

Esto significa mantenerlas fuera del alcance de tu perro y nunca tener la tentación de dárselas a tu mascotas como un regalo. Y esto incluye productos como el pastel de nuez, así como la nuez en sí.

Y si tienes la suerte de tener árboles de nuez pecana en tu jardín o cerca de tu casa, ten mucho cuidado cuando hagas ejercicio con tu perro, ya que también pueden recoger las nueces del suelo.

¿Hay algún fruto seco que sea seguro para tu perro?

Aunque hemos comprobado que las nueces pecanas no son seguras para los caninos, hay algunos frutos secos que los perros pueden comer.

Los anacardos y los cacahuetes encabezan la lista de “técnicamente seguros para perros”. Los caninos también pueden tolerar los pistachos y las almendras y no deberían ser motivo de preocupación si tu perro comió algunos.

Pero muchos frutos secos, incluidas las pecanas, la macadamia, y las nueces negras, no son seguros para los caninos y pueden causar problemas potencialmente graves si tu perro los ingiere.

Nueces aptas para perros

Si quieres darle nueces a tu perro como regalo, la mejor forma es la mantequilla de maní, que muchos perros adoran. La mantequilla de cacahuete o de anacardos sin xilitol también puede ser un buen regalo para entrenar a tu perro, pero utilízala siempre con moderación y no como parte habitual de su dieta.

Sin embargo, incluso los frutos secos seguros también tienen sus problemas.

Son naturalmente altos en grasa, lo que puede afectar el peso, la salud y el bienestar general de tu perro.

Además, es necesario que sólo le des estos frutos secos en su forma natural, y no procesados, salados o con aderezos o recubrimientos adicionales que pueden ser perjudiciales para tu perro.

Los perros y la nuez pecana: resumiendo

Si te preguntas si los perros pueden comer pecanas, la respuesta más fácil es que no. Y eso implica el uso de pacanas como ingrediente de otros alimentos, además del propio fruto seco.

Las pacanas no sólo tienen un alto contenido en grasas, sino que también contienen toxinas que pueden provocar trastornos gastrointestinales, convulsiones y daños en el hígado del perro.

La mejor manera de mantener a tu perro sano y salvo es evitar las pecanas -y la mayoría de los frutos secos- en su totalidad y buscar otras golosinas saludables para perros que complementen su dieta canina, nutritiva y sana.

Esta es la respuesta a la pregunta de si las pecanas son seguras para los perros.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Cosas de Mascotas
Logo
Enable registration in settings - general
A %d blogueros les gusta esto: