¿Los perros tienen ombligo?

¿Los perros tienen ombligo?

Tanto si eres nuevo teniendo un perrito o has tenido cachorros desde que puedes recordar, hay todo tipo de pequeños pensamientos y preguntas extrañas que pueden surgir en tu cabeza. Justo la otra noche, por ejemplo, me encontré preguntándome sobre el ombligo de mis perros. ¿Los tienen? ¿Para qué son? ¿Dónde están? ¡Al día siguiente, investigué un poco y descubrí que pueden ser muy importantes!

Encontrar el ombligo

Algunos dueños recuerdan haber visto el ombligo de sus perros cuando nacieron. Pero muchos no habrán visto su nacimiento, y después de las primeras semanas puede resultar difícil ver dónde está el ombligo porque es muy pequeño y está cubierto de pelo. Incluso el cabello más corto puede enmascarar el ombligo si no sabes lo que estás buscando.

En las razas de pelo muy corto, es posible distinguir un patrón arremolinado alrededor del ombligo que puede ayudarte a encontrarlo. Pero para otras razas puede ser difícil de ver, así que aquí hay una guía rápida paso a paso para encontrarlo:

  1. Usa tus manos para encontrar el ombligo por el tacto.
  2. Encuentra su caja torácica y mueve su centro.
  3. Sigue la caja torácica hasta la última costilla.
  4. Muévete justo debajo de su caja torácica y asegúrate de estar todavía cerca del medio.
  5. A menudo flanqueado por los pezones busca una pequeña línea en el centro de la parte inferior.
  6. Este debería ser su ombligo.
  7. Es posible que no lo encuentres de inmediato, pero sigue así, ¡está allí en alguna parte!

No sé sobre tus mascotas, pero las mías no están tan dispuestas a quedarse quietas el tiempo suficiente para que yo encuentre su ombligo. Entonces, un gran consejo para ayudarte a encontrarlo es incorporar la búsqueda en una de sus actividades favoritas: acariciar el estómago del perro!

Los masajes en el vientre son una gran oportunidad para palpar la parte inferior en busca de rasguños, golpes y otros problemas de salud, así como para encontrar el ombligo.

También puedes pillarlos en un momento de calma y tranquilidad, como cuando veis la televisión juntos. Es posible que tengas que tener cuidado para no sorprenderles agarrando de repente su parte inferior, y puede que no estén en la mejor posición para que veas lo que estás haciendo.

Mi consejo es que tengas paciencia y empieces por acariciarles suavemente, y que poco a poco les vayas colocando en posición para poder frotarles suavemente el vientre.

Ombligo en Mamíferos

Los perros no son los únicos animales que tienen ombligo. Obviamente, probablemente sepas que los humanos tienen ombligo, pero es posible que no sepas que la mayoría de los otros mamíferos también los tienen. Desde los gatos hasta los delfines, todos los mamíferos tienen ombligo, a excepción de los marsupiales y los ornitorrincos.

Esto se debe a que todos estos mamíferos tienen ombligo por la misma razón: hacer crecer a un bebé. Al igual que los bebés humanos, cuando los cachorros nacen de su madre, están unidos por un cordón umbilical. Este cordón es la forma en que el bebé recibe nutrientes y oxígeno de la madre y elimina sus desechos, como el dióxido de carbono, a través de su madre.

Una vez que nace un cachorro o un bebé, se debe cortar el cordón umbilical y esto crea una cicatriz. Esta cicatriz es el ombligo. Esto explica por qué los marsupiales y los ornitorrincos no tienen ombligo, ya que los marsupiales usan bolsas, que tienen cordones umbilicales que se caen naturalmente, y los ornitorrincos ponen huevos.

Vientres de cachorro vs Vientres de bebé

Como se mencionó anteriormente, el ombligo de un cachorro es una hendidura pequeña y larga. Esto es diferente al ombligo humano, que suele ser un círculo. Esto se debe simplemente a que los bebés humanos necesitan cordones umbilicales más grandes, por lo que cuando se cortan, dejan una marca más grande.

Otra diferencia clave es que a los bebés humanos se les sujeta el cordón umbilical y luego lo corta un médico. Mientras que, como señala la Dra. Margret Casal, profesora asociada de genética médica en la Facultad de medicina veterinaria de la Universidad de Pensilvania, después de que una perra da a luz, la madre generalmente muerde y rompe el cordón umbilical. Después de esto, el cordón se deja secar y se caerá naturalmente entre uno y tres días.

Preocupaciones de salud importantes

Un ombligo muy saludable debe ser una hendidura simple, pequeña e inocua al final de la caja torácica, en el medio de la parte inferior. Si este es el caso de tu perro, no tienes de qué preocuparte. Vigílalo, tal como lo harías con cualquier otra parte de su cuerpo, pero en general, no debería tener problemas.

Si el ombligo de tu perro sobresale, aunque sea un poco, podría ser el comienzo de algo más serio. Como mínimo, es algo que el veterinario debe tener en cuenta para que ambos podáis controlarlo. Esto se debe a que es probable que sobresalga porque se trata de una hernia umbilical.

Según la veterinario Dra. Kim Smyth, una hernia umbilical ocurre cuando el umbilicus de un perro, que es el término médico para el ombligo, no se cierra correctamente. Esto significa que la piel del estómago que cubre el ombligo es la única línea de defensa entre éste y el mundo exterior.

Normalmente, el ombligo sanará con una capa de músculo debajo de esta capa de piel como otra capa de defensa. La grasa abdominal y otras partes del área del estómago pueden presionar contra esta piel y quedar atrapadas para crear un “outie”.

No dejes que esto te estrese. Podría no ser nada de lo que preocuparse. Hay dos posibilidades cuando se trata de hernias umbilicales:

  • Hernias pequeñas y sin complicaciones: a menudo no hay nada de qué preocuparse, ya que pueden ser fáciles de arreglar, si es que necesitan arreglarse. Algunas hernias en los perros son tan pequeños que no causan problemas. Otras pueden requerir una pequeña cantidad de cirugía para cerrar los músculos del ombligo y prevenir problemas futuros. Este es un procedimiento muy simple que a menudo se realiza al mismo tiempo que otras operaciones anestésicas simples y necesarias, como cirugías de castración o esterilización.
  • Hernias grandes y complicadas: Ocasionalmente, una hernia umbilical grande puede permitir que los intestinos queden atrapados. Esto es mucho más grave ya que puede conducir a la privación de oxígeno para las células sanas y puede ser fatal. Esta forma peligrosa de hernia suele ir acompañada de fiebre y dolor, y debe tratarse lo antes posible.

El veterinario suele revisar el ombligo de tu perro en su primera visita como cachorro, por lo que es posible que te des cuenta de que tiene una pequeña hernia umbilical desde su nacimiento.

Si te han dicho que tienen una pequeña hernia, vigílala por si hay algún cambio y llévalo al veterinario si te preocupa. Del mismo modo, si nunca te han dicho que tu perro tiene una hernia y notas que tiene una “salida”, es mejor prevenir que curar, así que debes llevarlo al veterinario.

Razas y Hernias

Es posible que las hernias le ocurran a cualquier raza de perro, así que familiarízate con el ombligo de tu mejor amigo para estar al tanto de cualquier cambio. Sin embargo, hay algunas razas que corren más riesgo y si tienes una de estas, debes estar particularmente atento. Estas razas son:

  • Airedale Terriers
  • Basenjis
  • Beagles
  • Pekinés

Es muy importante vigilarlos durante los primeros meses, ya que este es el momento en que es más probable que desarrollen un pequeño “outie” sin complicaciones que se puede arreglar temprano y fácilmente.

Cuidar de tu perro

En última instancia, el mejor consejo que puedo darte es adecuado para la mayoría de las situaciones de salud en la vida de tu mascota: obsérvala y acude a tu veterinario si tienes alguna duda. Pero la buena noticia es que esta es una tarea bastante fácil. Solo tienes que darle montones y montones de caricias divertidas en el vientre. ¡Seguro que tu perro te lo agradecerá!

Te puede interesar: Cómo calcular los años de un perro respecto a los años humanos

Fuentes:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)


Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto: