¿Los gatos son territoriales?

¿Los gatos son territoriales?

Es una ley natural que todos los gatos sean territoriales. Así es simplemente como han sido diseñados. Para los gatos salvajes, la creación y el establecimiento de sus territorios es la única forma en que pueden reclamar un área específica como su lugar para comer o dormir. Sin duda, sus límites son su base de operaciones y el espacio único en el que realizan el apareamiento, la alimentación y muchas otras actividades.

Cuando un gato tiene un territorio, éste se convierte en el lugar donde se guardan todas sus comidas. En la naturaleza, estos territorios comprenden una amplia red de caminos y nodos, a menudo patrullados por los gatos, lo que puede hacerse de forma aleatoria o con un horario fijo o al azar; sea cual sea, sigue siendo constante.

Sin duda, muchos propietarios de gatos se preguntan a menudo si sus animales domésticos son también tan territoriales, y este artículo pretende descubrir la mejor respuesta. Además, ayuda a entender por qué los gatos son territoriales, los signos comunes del comportamiento territorial de los gatos y qué hacer cuando muestran esos síntomas.

¿Por qué son territoriales los gatos?

Según varios estudios, los gatos de ambos sexos tienden a volverse muy protectores y territoriales cuando los gatos intrusos invaden su territorio. Además, los gatos machos intactos suelen mostrar signos de comportamiento territorial durante la época de celo. Pueden marcar su territorio en el patio, en todo el vecindario, en la manzana o incluso en su habitación.

Hay varias razones por las que los gatos muestran un comportamiento territorial, la primera es que tu gato puede estar mal socializado. Esto suele ocurrir con los gatos más jóvenes, y se intensifica a medida que crecen y se mudan a otro hogar. Además, los gatos se vuelven territoriales cuando entran en nuevas familias, o cuando se incorpora otro gato a su familia.

Estas acciones territoriales suelen llevar a tu gato a volverse agresivo o ruidoso. Algunos expertos creen que este comportamiento proviene de un sentimiento de inseguridad. A los felinos les encanta ser fanáticos del control; por lo tanto, prosperan con la previsibilidad. Además, la alteración de sus rutinas diarias puede hacer que se pongan agresivos rápidamente. Otras causas relacionadas con la previsibilidad son los nuevos sonidos, los olores, la alimentación y el hecho de levantarse a distintas horas.

Comportamiento territorial en los gatos

Si tienes un gato que se comporta de forma territorial, hay varias señales que te facilitarán saberlo. Los gatos son muy parecidos a los humanos, con sus síntomas de agresividad y agitación; por ello, las siguientes señales serán fáciles de identificar. Existe una amplia gama de comportamientos territoriales, desde acciones destructivas, como arañar los muebles, hasta actos más bondadosos, como el marcado de olores y el frotamiento de sus barbillas en todos los proyectos domésticos.

También hay acciones peligrosas como morder, arañar y pelearse, y por último una serie de pasos odiosos, como hacer sus necesidades fuera de la caja de arena o rociar las paredes con orina. En la mayoría de los casos, los gatos hacen uso de su olor para advertir a otros gatos, lo cual se debe a que los gatos son naturalmente sensibles a los olores. Además, su orina actúa como una especie de valla.

La agresión redirigida es un desencadenante que los padres de las mascotas pueden activar inadvertidamente. Cuando se activa este desencadenante, los gatos arremeten contra otros gatos o contra sus dueños. Además, cuando un gato marca su territorio, sus acciones pueden incluir gruñidos, manotazos, siseos, miradas y mordiscos. La mayoría de las veces, estos actos son imprevisibles y repentinos, y pueden conducir a un ataque final mortal.

Además, los gatos tienden a volverse territoriales a medida que maduran. Por este motivo, se aconseja que los propietarios mantengan a sus mascotas comprometidas desde las 3 hasta las 12 semanas después de su nacimiento. La socialización incluirá visitas al veterinario, interacción con mascotas y paseos por el barrio. Conseguir que tu felino se socialice no siempre funciona, pero a menudo merece la pena el esfuerzo.

Cómo tratar el comportamiento territorial de los gatos

Lo primero que se aconseja a los propietarios de felinos cuando identifican por primera vez un comportamiento territorial en sus gatos es programar una visita al veterinario. La cita con el veterinario se hace para asegurarse de que no hay problemas médicos que estén causando estos signos de agresión. Los científicos afirman que la esterilización y la castración son las mejores soluciones para los gatos intactos.

Los expertos las ofrecen como solución porque el proceso aborda los desencadenantes hormonales. Pueden tomarse muchas otras medidas para abordar adecuadamente el comportamiento territorial de los gatos, como restringir el acceso a todas las habitaciones y zonas con tendencia a ser marcadas. Además, todos los objetos deben colocarse correctamente para evitar que se conviertan en un objetivo del marcaje territorial.

En algunos casos, la interacción puede ser un gran desencadenante, y esto puede afectar a la relación entre tus mascotas. Para reducir el ritmo de las peleas de tus gatos, te sugerimos que los mantengas separados, en lugar de permitir que ambos felinos campen a sus anchas por la casa. Si tus gatos odian el contacto con otros gatos del vecindario, lo mejor es mantenerlos dentro de casa, bloquear las ventanas y cerrar todas las persianas.

Qué hacer cuando tu gato se comporta de forma agresiva

La acción agresiva de los gatos puede ser natural o puede ser un signo de algo grave. En el caso de los gatos agresivos, lo primero y más fácil que se puede hacer es calmar al gato o cogerlo en brazos. El resultado de esta acción es una agresión redirigida que podría provocar arañazos o mordiscos al propietario de la mascota.

Otra acción que se puede intentar es llevar al gato tranquilamente a una habitación y cerrar la puerta. En el caso de los gatos muy rebeldes, es posible que no quieras involucrarlos del todo, ya que su reacción puede afectar a toda la relación. Sin embargo, debes estar atento al gato y a su reacción ante otros gatos.

Estate atento a señales como el movimiento de la cola, las miradas fijas y los gruñidos, e intenta abordar cada una de ellas antes de que comience un desacuerdo sustancial. Es probable que te muerdan si decides intervenir en un acto de agitación; por ello, puedes regarles con agua o arrojar una manta gruesa sobre tus gatos si ya han empezado a pelear.

Sin duda, los gatos son una de las mejores mascotas del mundo, y también las más bonitas. Mantenerlos felices debería ser el objetivo de todo dueño de una mascota.

Fuentes:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)


Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.

Pedro Esteban

Pedro Esteban

Redactor en revistas de temática natural, me encantan los animales y convivir con gatos. ¡Te daré algunos trucos para que tu convivencia con ellos llegue a buen puerto!

0 0 votes
Puntuación del artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Cosas de Mascotas
Logo
Enable registration in settings - general
A %d blogueros les gusta esto: