¿Les gusta nadar a los Huskies? Hechos que no sabías

¿Les gusta nadar a los Huskies?

Todos conocemos las reglas de seguridad en la natación cuando se trata de nosotros, pero ¿somos conscientes de las precauciones que debemos tomar cuando se trata de nuestro amigo peludo cuando lo llevamos para practicar deportes acuáticos?

Al ver muchos vídeos heroicos en Internet de perros que se lanzan a salvar a sus congéneres, asumimos automáticamente que se lanzarán al agua y lo harán bien. Pero la verdad es que no todos los perros son nadadores. Y si eres dueño de un husky, tenemos malas noticias para ti: tu talentoso husky puede ser el mejor en todo, pero no necesariamente cuando se trata de nadar.

Si piensas llevar a tu husky a la zona de la piscina, asegúrate de que lleva un chaleco salvavidas para perros bien ajustado. Sigamos leyendo para saber si es seguro llevar a tu husky a nadar contigo o no.

¿Qué tipo de husky tienes?

En primer lugar, todo depende del tipo de husky que tengas. Hay varios tipos diferentes de esta majestuosa raza de perro. Desde perros esquimales siberianos hasta perros esquimales de Alaska y razas mixtas, razas puras e incluso aquellas que se parecen a los perros esquimales.

Estos hermosos perros de apariencia lobuna están llenos de energía y espíritu. Si bien algunos perros que se parecen a esta raza en particular pueden ser adecuados para nadar, otros no lo son.

  • Husky siberiano: Son los cachorros más honestos y obedientes que se pueden tener. Vienen en colores negro azabache y blanco nieve, con ojos del color azul o marrón. Están llenos de energía y les encantaría salir contigo a cualquier hora del día. No son un perro guardián, pero su extraordinaria personalidad los convierte en una opción ideal para un perro de hogar. Al pertenecer al clima gélido de Rusia, a los Huskies siberianos no les gusta estar mojados; ¡prefieren la nieve! Por lo tanto, no les gustaría ir a nadar.
  • Husky de Alaska: No juzgues a un Husky de Alaska por su habilidad en una mesa de exhibición. Júzgalo por su capacidad de tirar de su peso. Suelen ser criados para tirar de un trineo en climas duros y fríos. Son perros avispados y enérgicos con una personalidad aventurera y características afectivas. Son corredores y velocistas de talla mundial, pero quizá no sean demasiado adecuados para nadar en aguas profundas.
  • El Eurohound: Al mezclar un Husky de Alaska con un alemán de pelo corto se crea el Eurohound. Aunque el pelaje esponjoso desaparece, su velocidad sigue siendo la misma. Son cachorros potentes que destacan por su rapidez en la nieve. Sin embargo, se les puede adiestrar y animar para que se conviertan en activos nadadores.
  • Otros perros parecidos al husky: Muchos otros perros polares, perros esquimales, malamutes de Alaska y perros inuit canadienses tienen los rasgos de un husky. Todas ellas se encuentran entre las razas que se consideran mejor como tiradores de trineos y cazadores que como mascotas. Algunas de estas razas tampoco son tan amistosas como el husky siberiano, pero son trabajadoras, leales e inteligentes. Estas razas son más adecuadas para la natación y otras actividades acuáticas, ya que disfrutan de ellas y satisfacen sus necesidades físicas.

¿A los perros esquimales les gusta nadar?

Algunas razas de perros son nadadores naturales, mientras que otras necesitan entrenamiento antes de lanzarse a la piscina. En sintonía, las razas puras de husky, como los huskies siberianos, NO son nadadores. Les encanta jugar con el agua cuando hace calor, pero no pueden nadar en una piscina dada.

Normalmente, los huskies fueron criados para tirar de trineos en climas fríos. Si entraran en contacto con el agua en ese clima frío, su pelaje se congelaría y acabarían pereciendo. Además, los Huskies no disfrutarían nadando en ese clima gélido, por mucho que a ti te guste.

Si realmente quieres llevar a tu husky a nadar, tienes que enseñarle. Tienen extremidades poderosas y atléticas que les facilitan la natación. Ponerle un chaleco salvavidas le facilitará la natación. Flotar y relajarse en la piscina en un caluroso día de verano es algo que tu husky disfrutará mucho.

¿Cómo enseñar a nadar a tu husky?

Enseñar a tu perro a nadar puede no ser fácil, pero siempre puedes enseñarle comenzando con pasos de bebé. Asegúrate de atar su chaleco salvavidas y de introducirlo lentamente en el agua. Deja que tu husky se acostumbre a la sensación del agua y se oriente con los pies mojados. Ten cuidado si se muestra reacio o vacilante, ya que forzarlo mientras está asustado podría hacer más daño que bien.

Con el tiempo, adéntrate en el agua hasta que empiecen a remar para mantenerse a flote. Puedes utilizar tu brazo para sostener el vientre de tu husky si parece que necesita ayuda. Utiliza siempre un tono positivo cuando enseñes a tu perro algo nuevo.

Recuerda que debes seguir apoyando a tu amigo peludo hasta que se sienta cómodo en el agua y utilice sus cuatro extremidades para nadar. No permitas que tu husky utilice sólo las patas delanteras, pues de lo contrario chapoteará más en el agua y se cansará rápidamente. No pierdas de vista a tu husky y, si parece que le entra el pánico, sujétalo inmediatamente e intenta calmarlo antes de volver a intentarlo.

Precauciones que debes tomar cuando lleves a tu Husky a nadar

Si ves que tu Husky no puede nadar en absoluto, el entrenamiento de natación adecuado aún funcionará. Aquí hay algunas precauciones que deberás tomar cuando los saques a nadar:

1. El chaleco salvavidas es imprescindible

Los chalecos salvavidas para perros están disponibles en una gran variedad de tamaños, por lo que no hay excusa para que no hagas que tu husky lleve un chaleco salvavidas. Asegúrate de que se ajuste bien y sea capaz de proteger a tu can de cualquier peligro. No hay mejor seguridad que un chaleco salvavidas cuando tu perro sale a nadar contigo. Además, también es importante para los problemas de movilidad de tu can.

Publicación relacionada: Chalecos salvavidas para perros

2. Tómatelo con calma, sobre todo la primera vez

Los huskies son naturalmente reacios a entrar en contacto con el agua. A menos que se sientan asfixiados por el calor, no les gustará que el agua les toque. Si es la primera vez que tu husky va a nadar, asegúrate de tener mucha paciencia con él. Además, asegúrate de que tú mismo no tienes miedo al agua, de lo contrario, sería aún más difícil entrenar a tu husky.

3. Cuidado con el clima exterior

Los rayos del sol son siempre perjudiciales para tu perro. Si vives en un país cálido y húmedo, es aconsejable que no saques a tu husky al sol. De hecho, debes mantener a tu husky en una habitación con aire acondicionado para que esté fresco cuando haga calor. Su largo pelaje hará que se sientan asfixiados al sol, mostrando síntomas de insolación. Nadar puede ser divertido y gratificante para tu husky con este tiempo y hacer que se sienta relajado. Aunque te lleve tiempo enseñar a tu husky a nadar, merece la pena.

Cosas que no debes hacer cuando sacas a tu husky a nadar

  • No los dejes sin supervisión: Nunca dejes a tu perro sin supervisión, especialmente en ríos y lagos donde el agua puede tener corrientes.
  • No ignores el clima: Dado que los huskies se crían en climas fríos, es mejor no llevarlos a nadar cuando hace frío. El agua helada puede ponerlos en riesgo de sufrir hipotermia.
  • No dejes que se cansen demasiado: La natación es un gran ejercicio. Una vez que a tu husky le empiece a gustar, podría morder más de lo que es capaz de masticar. En ese caso, vigílalo de cerca y sácalo de la piscina en un lapso de tiempo adecuado.

Rutina posterior a la natación

Cuando tu husky haya terminado de nadar, sácalo de la piscina. Enséñale la forma segura y adecuada de salir de la piscina para que la próxima vez pueda encontrar su propia salida. No te olvides de enjuagarlo con agua dulce para limpiar los restos de productos químicos que puedan estar adheridos a su pelo. Elogia a tu husky, tanto verbal como físicamente, después de su lección de natación, y algunas golosinas adicionales funcionarían de maravilla. Mejora la experiencia de natación de tu husky con gestos divertidos y positivos.

Conclusión

Los huskies son conocidos por su gran energía y su afán de caza. Tienen unos 3.000 años de antigüedad y sirven gustosamente, tanto como perros de trineo como mascotas domésticas. Si ya tienes un husky en casa, seguro que eres una persona activa, que hace muchos ejercicios cada día con tu husky a tu lado. Los huskys pueden ser a veces súper perezosos, como nosotros. Aparte de eso, ¡son increíbles!

¿Has llevado a tu Husky a nadar antes?

Fuentes:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto: