Cómo enseñar a un perro a nadar

Cómo enseñar a un perro a nadar

Mucha gente cree que todos los perros aman el agua y tienen una habilidad innata para nadar. ¡Sin embargo, este no es realmente el caso! Es cierto que la mayoría de los perros podrán al menos mantenerse a flote usando su propia versión del remo para perros, pero algunos se hundirán y se angustiarán mucho.

Un perro que no sabe nadar corre el mismo peligro que un humano que no sabe nadar, por lo que es tu deber como propietario responsable de un perro asegurarte de que tiene las habilidades necesarias para mantenerse seguro en el agua. Sigue leyendo para obtener los mejores consejos sobre cómo enseñar a un perro a nadar.

¿Es tu perro un nadador natural?

Las razas que son mejores para nadar son aquellas que han sido criadas para saltar al agua cuando sus amos lo necesitan. Los ejemplos obvios son los perros perdigueros y labradores. Estos perros son de tamaño mediano, tienen una capa doble impermeable y membranas entre los dedos.

Por lo general, son buenos nadadores. A esto se suma cualquier perro que tenga la palabra “agua” en su nombre. En esta lista estarían el perro de agua portugués, el perro de agua irlandés y el perro de agua americano.

Te sorprenderá saber que los perros de Terranova son excelentes nadadores a pesar de su enorme tamaño. Finalmente, si tienes un setter inglés o irlandés, un Schipperke o un Poodle estándar, es poco probable que necesites consejos sobre cómo hacer que tu perro nade: ¡les encanta el agua!

Es muy probable que tengas que dar lecciones de natación para perros si tienes una raza que tiene un pecho grande pero cuartos traseros pequeños porque son pesados ​​en la parte superior y no flotan naturalmente.

Esto se aplica a razas como Bulldogs, Boxers y Dachshunds. Además, las razas braciafílicas (como el Bulldog Francés y el Pug) tienen patas muy cortas y son malos nadadores. También se cansan muy rápidamente porque simplemente no pueden obtener suficiente oxígeno en sus cuerpos para seguir adelante debido a la forma única de su sistema respiratorio.

Cualquier perro de raza pequeña podría sufrir en agua fría ya que se enfrían y se asustan fácilmente. Esto lleva al pánico y a resultados potencialmente fatales.

¿Tu perro necesita un chaleco salvavidas para perros?

Antes de siquiera pensar en el entrenamiento de agua de un perro, necesita el equipo adecuado y, para muchos perros, esto incluirá un dispositivo de flotación o chaleco salvavidas para perros. Algunas razas necesitarán uno incluso si estás en aguas poco profundas o cerca de la orilla.

Sin embargo, todos los perros deben tener uno si va en un bote a aguas profundas. Los chalecos salvavidas especiales para perros son muy ligeros y fáciles de poner y quitar. Están diseñados para ajustarse firmemente alrededor del cuerpo de tu perro para que su cabeza se mantenga por encima del agua. Tu perro también debería poder moverse en tierra firme.

Sería una buena idea acostumbrar a tu perro antes de comenzar sus lecciones de “enseñar a un perro a nadar”. ¡No querrás presentar demasiadas experiencias nuevas a la vez! Cuando estén felices de usar el chaleco salvavidas, puedes pasar a la siguiente etapa.

Acostumbrar a tu perro al agua

Muchos perros no se acercan al agua más que un baño ocasional, por lo que no es de extrañar que puedan asustarse un poco con una gran extensión de agua. Por lo tanto, acostumbrarlos a la sensación de estar en el agua debería ser un proceso muy gradual. Deberás alentar a tu perro de una manera muy tranquila y tranquilizadora a medida que aumenta su confianza.

No empieces a chapotear y nunca los tires a la piscina de un río o al mar. Las primeras sesiones deben ser en una piscina poco profunda en un río o en un lago donde el agua fluya lentamente. El primer paso es averiguar si a tu perro le gusta el agua.

¡Esto estará muy claro desde el principio! Si tu perro se dirige con entusiasmo a la piscina, puedes empezar a enseñarle a nadar inmediatamente. Si se queda en la orilla con aspecto preocupado, tendrás que tomar algunas medidas adicionales para ayudarle a acostumbrarse al agua antes de introducir las lecciones de natación para perros. Aquí tienes algunas ideas.

Métete en el agua tú mismo

Si el clima y la temperatura del agua lo permiten, puedes predicar con el ejemplo y meterte en el agua tú mismo. Anima a tu perro a que se una a ti en la piscina y felicítalo cuando lo haga. Es posible que tengas que intentarlo varias veces si se muestran realmente reacios. ¡Un sabroso manjar también puede ayudar!

Aumenta gradualmente la profundidad

Busca una piscina de río o lago que tenga un cambio gradual de profundidad. Esto permitirá que tu perro se acostumbre a la sensación del agua en su pelaje mientras las cuatro patas están en el suelo. Luego, puedes convencerlo de que se sumerja en el agua un poco más profunda con una bola o un palo. También puedes usar el juguete favorito. Trata de hacer que tu perro salga de su profundidad para recuperar el objeto y nadar hacia ti. ¡Dale muchos elogios por ser tan valiente!

Siempre puedes comenzar con una piscina infantil en tu propio jardín y luego progresar gradualmente hacia ríos y lagos.

Reunirse con los amigos del perro

Podrías intentar reunirte con algunos amigos del perro que aman el agua. Siempre que esto sea en una piscina poco profunda donde tu perro no esté en peligro y lleve un dispositivo de flotación, puede divertirse mucho. Pueden olvidar su ansiedad y dirigirse al agua con sus amigos.

Permanece cerca y proporciona mucha supervisión y ánimo, pero estate preparado para darte por vencido si claramente no está funcionando.

Aumentar la resistencia

Aprender a nadar es un ejercicio físico duro para muchos perros. Sus músculos, corazón y pulmones deberán estar entrenados para hacer frente a la carga de trabajo adicional.

Necesitará muchas sesiones de natación regulares para hacer esto, es posible incluso para las razas que no son grandes nadadoras por naturaleza. Sin embargo, hay algunas razas que nunca podrán disfrutar del agua sin un chaleco salvavidas porque siempre se cansarán con mucha facilidad.

Enseñarle a tu perro a nadar de forma segura

La seguridad debe ser siempre tu máxima prioridad cuando le enseñes a nadar a tu perro. Existen algunas precauciones de sentido común que debes tomar cuando lleves perros cerca del agua y los alientes a aventurarse en la piscina.

  • Ve a un lugar tranquilo: cuando comiences a introducir a tu perro al agua, elige una piscina que no tenga distracciones. Esto asegurará que se concentren en tus instrucciones.
  • Lleva agua limpia: una piscina de río o el mar pueden ser ideales para remar o nadar, ¡pero no es agua potable adecuada para perros! Evita que tu perro beba agua de la piscina y del río, ya que puede causarle molestias e infecciones estomacales. Lleva tu propio suministro de agua potable limpia y un tazón o recipiente de viaje del que puedan beber.
  • Mantén a tu perro con una correa: en las primeras etapas, debes enseñarle a tu perro a acostumbrarse al agua mientras tiene una correa. Esto evitará que naden demasiado en la piscina y se metan en problemas. Debes mantener a tu perro con una correa hasta que puedas estar seguro de que volverá tan pronto como lo llames.
  • Mantente alerta: los perros en el agua son responsabilidad de sus dueños al igual que en tierra firme. No dejes a tu perro desatendido.

Clases de natación para perros

Una vez que tu amigo de cuatro patas esté acostumbrado a estar en el agua y se sienta cómodo para estar de pie en su profundidad, es hora de que se acostumbre a moverse.

Con la correa, guía a tu perro a dar un paseo corto en aguas poco profundas. Tal vez haz la transición del agua a tierra firme y viceversa varias veces para que se acostumbre a la sensación. Esto refuerza el hecho de que tu perro puede volver a salir del agua si así lo desea. Muchos perros encuentran esto muy tranquilizador. Puede ser útil llevar contigo algunas delicias para poder recompensarlo cuando te siga dentro y fuera del agua.

Sigue dándole ánimos positivos a tu perro y observa atentamente su lenguaje corporal. Si claramente no están contentos, muévete a aguas poco profundas o quizás regresa a la orilla. Si se ve tranquilo y confiado y parece que realmente disfruta de la experiencia, puedes llevar a tu perro a aguas más profundas.

Tú y tu perro llegaréis a un punto en el que ya no podréis tocar el suelo con las patas y tu perro tendrá que empezar a remar. Puedes usar tu brazo para brindar tranquilidad y apoyo práctico. Coloca tu brazo debajo del estómago de tu perro y esto lo animará a usar sus patas delanteras y traseras para nadar.

Es importante que tu perro no use solo sus patas delanteras para nadar, ya que esto lo cansará y reducirá su resistencia. Una vez que puedas ver que tu perro está usando las cuatro extremidades para impulsarse en el agua, puedes reducir el apoyo que le brindas.

Haz que cada sesión de natación sea bastante corta para que tu perro no se canse y entre en pánico. Es mejor terminar la lección de natación temprano y dejar que tu perro nade de regreso a la orilla. Esto aumentará la confianza.

Después de la lección de natación

Al final de cada lección, deja que tu perro encuentre la forma de salir de la piscina y llegar a la orilla. Dale un buen enjuague con agua limpia y un buen trago. Dale a tu cachorro muchos elogios verbales por el esfuerzo que ha puesto en la práctica.

Por último, recuerda que no es posible enseñar a nadar a todos los perros. Es posible que debas aceptar que la natación no será la actividad favorita de tu perro y buscar algo más para disfrutar juntos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

"Esta publicación incluye enlaces de afiliados con los cuales esta web recibe una pequeña comisión sin costo adicional para ti si realiza una compra. Esto nos permite darte contenido de calidad de forma gratuita".Última actualización el 2021-07-27 / Imágenes de la API para Afiliados

Mantente informado de los nuevos artículos y noticias de nuestra web.

Invalid email address

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto: