Enfermedad inflamatoria intestinal en gatos (EII): síntomas y tratamiento

Enfermedad Inflamatoria Intestinal en gatos (EII)

¿Tu compañero felino experimenta ocasionalmente diarrea o vómitos? ¿Has llamado con frecuencia al veterinario para estos problemas? ¿El veterinario le ha diagnosticado colitis a tu bola de pelos? Si respondiste afirmativamente a todas estas preguntas, no te asustes.

La colitis es bastante común entre la población felina, y si tu gatito a menudo lucha contra los vómitos y la diarrea crónica, entonces el culpable podría ser la EII, también conocida como enfermedad inflamatoria intestinal en gatos o síndrome del intestino irritable felino. Esta condición se caracteriza por células inflamatorias que se infiltran en las paredes intestinales e interfieren con la digestión normal de un gato y se puede remediar en poco tiempo.

Para obtener más información sobre qué es la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, las causas, los síntomas y el tratamiento, continúa leyendo.

¿Qué es la Enfermedad Inflamatoria Intestinal en gatos (EII)?

La EII felina es una abreviatura de enfermedad inflamatoria intestinal en gatos. La afección se caracteriza por la inflamación o irritación crónica del tracto gastrointestinal (GI) de un gato. Las paredes del tracto gastrointestinal están infiltradas por células inflamatorias, lo que las hace más gruesas, lo que altera la capacidad natural del tracto para digerir y absorber los alimentos correctamente. El síndrome del intestino irritable en gatos se produce independientemente de la edad; sin embargo, está más extendido entre los gatitos mayores o los de mediana edad.

La EII en los gatos pueden presentarse en varias formas; esto depende del tipo de células inflamatorias causales o de la parte del tracto gastrointestinal del gato afectada. Una EII se denomina “gastritis” si afecta el estómago del gato y el término “enteritis” se utiliza cuando la inflamación se localiza en el intestino delgado, mientras que “colitis” se refiere a cualquier inflamación en el intestino grueso (colon).

Sin embargo, el tipo de EII que está más extendido entre la población felina es el llamado enteritis plasmocítica linfocítica; esto ocurre cuando el intestino delgado es invadido por células plasmáticas y linfocitos inflamatorios. Otro tipo común de EII felina son los eosinófilos, una especie de inflamación que involucra a los glóbulos blancos. Ocasionalmente, pueden ocurrir como el tipo de célula predominante, como en la gastroenteritis eosinofílica.

Causas de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal en gatos

La mayoría de las veces, las causas de la EII en los gatos pueden ser indeterminadas o completamente desconocidas. Sin embargo, existen varias causas posibles;

  • Infección bacteriana como E. coli o Salmonella.
  • Infección parasitaria: puede presentarse en forma de parásitos unicelulares como Tritrichomonas o Giardia. También puede ser causado por gusanos.
  • Intolerancia o alergia a cierto tipo de proteína alimentaria.
  • Anomalía en la motilidad y funciones mioeléctricas colónicas.
  • Deficiencia de fibra dietética.
  • Estrés: esto puede ser raro.
  • Genética.
  • Uso de antibióticos.
  • Desglose del sistema inmunológico.

Los síntomas de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal en los gatos

Los síntomas que se pueden esperar en la EII felina dependen de la parte del tracto digestivo afectada. Se han observado vómitos crónicos en situaciones en las que se ve afectado el estómago. Por otro lado, la diarrea crónica generalmente ocurre cuando es el intestino el que está involucrado. Todavía hay eventos en los que estarán involucradas las dos partes del tracto gastrointestinal del felino; en tales casos, debes esperar tanto diarrea como vómitos.

La duración del síndrome determinará otros síntomas. Falta de apetito y pérdida de peso seguirá si la condición excede algunos meses. Además, se han observado algunos casos en los que el gatito afectado desarrolla un apetito voraz, esto es como resultado de la incapacidad para digerir los alimentos ingeridos.

Nota: es anormal que un gato vomite bolas de pelo más de una vez al mes: esto solo significa que tu gatito ha perdido la capacidad natural de pasar el pelo a través de su tracto gastrointestinal. Y si los vómitos se vuelven habituales, la causa puede ser una enfermedad inflamatoria intestinal. Tu gato puede tener dificultades para expulsar las heces o defecar con demasiada frecuencia, y puede haber sangre en las heces. Puede causar estreñimiento, dolor abdominal, hinchazón por gases y letargo.

Enfermedad Inflamatoria Intestinal en gatos: tratamiento

Para el tratamiento de la EII de tu gato, puedes probar algunos remedios caseros antes de tomar la medicación.

Cambios dietéticos

Realiza un experimento con alimentos hipoalergénicos. Esto implica exponer a tu compañero peludo a nuevas fuentes de proteínas y carbohidratos que nunca antes había probado; Los alimentos a base de conejo y pato son buenas opciones.

Mientras realizas esta prueba de alimentos, asegúrate de no alimentar al gato con ninguna otra sustancia alimenticia, esto incluye golosinas, sobras de la mesa y medicamentos. Además, la mejora puede tardar hasta varias semanas en llegar. Sin embargo, si no se logra ningún progreso, puedes volver a cambiar la dieta.

Los felinos tienden a responder mejor a dietas ricas en fibra, fáciles de digerir y con bajo contenido de grasas. Más importante aún, involucra siempre a tu veterinario en tales pruebas de alimentos para asegurarte de que lo que está alimentando a tu amigo peludo sea adecuado para su edad, raza y nivel de actividad.

Manejo del estrés

Si el estado de vida del gato le está causando un estrés indebido, deberás abordarlo de inmediato. Se han observado casos en los que se han recetado algunos medicamentos contra la ansiedad para ayudar al felino a lidiar con afecciones que no se pueden resolver de otra manera. En tales situaciones, puedes usar aerosoles o difusores de aceites esenciales calmantes para ayudar a calmar la ansiedad del gato.

Es más, se debe aumentar la interacción entre gatos y humanos, y se deben tener disponibles muchos juguetes para gatos, lo que ayudará a reducir el estrés. Los propietarios también deben asegurarse de que su compañero felino esté haciendo el ejercicio adecuado.

Esteroides

Las propiedades antiinflamatorias de los esteroides los hacen perfectos para el tratamiento del EII. Una común es la prednisolona, ​​pero la budesonida también puede ser suficiente ya que su efecto se localiza en el tracto gastrointestinal de un felino; esto significa que se esperan menos efectos secundarios.

Antibióticos

El metronidazol es un antibiótico comúnmente recetado por sus propiedades antiinflamatorias, pero debe usarse a largo plazo.

Medicamentos para mejorar el apetito

El apetito de un gato se puede estimular con medicamentos como la mirtazapina. Cerenia se puede recetar para controlar las náuseas.

Prebióticos

Los suplementos prebióticos como la cáscara de psyllium funcionan como fuentes especiales de fibra que nutren las bacterias presentes en el intestino.

Inyecciones de B-12

A un felino se le pueden inyectar inyecciones de B-12 y ácido fólico para la digestión y la comunicación celular.

Probióticos

Literalmente, esto significa “por la vida”, proporciona al gato una fuente regular de bacterias intestinales útiles.

Antiácidos

Puede presentarse en forma de Prilosec o Pepcid y funciona para reducir la acidez del ácido del estómago de un felino en un intento de evitar que irrite o inflame el revestimiento del sistema digestivo.

FMT

Esto se llama trasplantes de microbiota fecal. Aquí, un gato infectado recibe bacterias intestinales en la materia fecal de un donante sano en su tracto digestivo.

PyR – Resumiendo

¿Qué es la Enfermedad Inflamatoria Intestinal felina?

La afección se caracteriza por la inflamación o irritación crónica del tracto gastrointestinal de un gato.

Síntomas de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal en felinos

Dependen de la parte del tracto digestivo. Vómitos crónicos, diarrea crónica, tanto diarrea como vómitos. Falta de apetito y pérdida de peso. Es anormal que un gato vomite bolas de pelo más de una vez al mes. Puede tener dificultades para expulsar las heces o defecar con demasiada frecuencia, y puede haber sangre en las heces. Puede causar estreñimiento, dolor abdominal, hinchazón por gases y letargo.

Tratamiento de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal en gatos

Cambios dietéticos, Manejo del estrés, Esteroides, Antibióticos, Medicamentos para mejorar el apetito, Prebióticos, Inyecciones de B-12, Probióticos, Antiácidos, FMT

Fuentes

  1. Inflammatory Bowel Disease – Cornell University College of Veterinary Medicine
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

"Esta publicación incluye enlaces de afiliados con los cuales esta web recibe una pequeña comisión sin costo adicional para ti si realiza una compra. Esto nos permite darte contenido de calidad de forma gratuita". Última actualización el 2021-03-03 / Imágenes de la API para Afiliados

Mantente informado de los nuevos artículos y noticias de nuestra web.

Invalid email address

Pedro Esteban

Redactor en revistas de temática natural, me encantan los animales y convivir con gatos. ¡Te daré algunos trucos para que tu convivencia con ellos llegue a buen puerto!

¡Gracias por tu interés!
Cosas de Mascotas
Logo
Enable registration in settings - general
A %d blogueros les gusta esto:
Shopping cart