¡Gracias por tu interés!

Cómo meter a un gato en un transportín para gatos

Cómo meter a un gato en un transportín para gatos

A diferencia de los perros, los gatos rara vez están encadenados y son considerados como sinónimos de palabras como «independiente» y «libertad». Nada atrae más de un gato a su dueño que ver cómo explora los alrededores de forma independiente e incluso traer una o dos presas que podría haber conseguido dominar. Dado el amor natural del gato por el movimiento, es fácil entender por qué los gatos odian que los metan en una jaula. Y con eso dicho, es aún más fácil entender por qué es difícil meter a un gato en un transportín para gatos.

Probablemente los gatos detestan ser colocados en un transportín porque restringe su movimiento y los confina dentro de un espacio limitado. Sin embargo, en algunas ocasiones es necesario que lleves a tu gato en un transportín, como cuando lo llevas al veterinario o cuando vas de compras. Estas situaciones suelen ser una gran lucha tanto para el dueño como para el felino, pero hay formas de disipar la tensión.

Por difícil que sea meter a tu gato en un transportín cuando no quiere, la hazaña no es imposible, especialmente si sigues los siguientes pasos.

Elije un transportín apropiado para tu gato

Los dueños de gatos a menudo cometen el error de llevar a sus gatos en una canasta de lavandería, una canasta de verduras o, peor aún, una funda de almohada, sin darse cuenta de que esto traumatiza aún más al gato. Una mejor opción sería invertir en un transportín para gatos adecuado que haya sido diseñado teniendo en cuenta el hecho de que está pensado para transportar gatos a la vez que causa un trauma mínimo.

Los transportadores para gatos pueden ser de lados duros o blandos, e independientemente del que elijas, debes asegurarte de que tiene dos aberturas: una en la parte superior y otra en el lateral. Lo ideal es que un transportín sea un conjunto de múltiples piezas para que pueda desmontarse fácilmente y sea lo suficientemente resistente como para soportar el ataque del felino.

Cómo meter a un gato en un transportín para gatos

Aclimatar a tu gato al transportín

Este paso es probablemente el más largo en términos de duración, pero también el más importante. Aclimatar a tu gato al transportín es imprescindible si quieres evitar un baño de sangre en una etapa posterior y puedes lograrlo a través de los siguientes pasos:

  • Deja el transportín en el suelo con la puerta abierta para que tu compañero felino pueda entrar y salir sin sentirse amenazado.
  • Colocar el transportín en el lugar favorito del gato también es una buena manera de aliviar el miedo.
  • Alimentar a tu gato en el transportín podría disminuir algo de la animosidad del gato y puedes dar un paso más colocando golosinas del gato dentro del compartimento del transportín.
  • Impregna la jaula con un spray calmante para que produzca un efecto relajante.
  • Sólo cuando tu gato decida usar el transportín como escondite debes intentar cerrar la puerta. Pero inicialmente, el cierre debe ser por un corto período de tiempo que puede ser alargado dependiendo del nivel de comodidad del felino.

El acondicionamiento puede tardar entre unas pocas semanas y meses, por lo que este proceso debe iniciarse lo antes posible.

Cómo poner a tu gato en el transportín

Asumiendo que tu gato aún no ha sido llevado a su transportín y que necesita visitar al veterinario, los siguientes son los pasos que debes seguir para asegurarte de que permanece seguro y cómodo en su interior:

  • Extiende una toalla en la parte inferior para que si tu gato orina por miedo o rabia, se absorba y le ahorre una sensación de humedad.
  • Cuando pongas al gato en el transportín, asegúrate de ponerlo con la parte inferior y patas traseras primero, para que no se sienta como si estuviera acorralado.
  • Una vez asegurado el pestillo, debes asegurarte de que la jaula esté bien equilibrada y de que su parte inferior descanse firmemente en el suelo del vehículo o en tu regazo.

Para terminar

La paciencia y la tranquilidad son requisitos esenciales a la hora de meter a tu gato en un transportín. Es una lucha eterna, pero que se puede superar con el tiempo, con un temperamento tranquilo y con muchas golosinas sabrosas. Esperamos que estos trucos para meter a tu gato en un transportín te ayuden en tu batalla.

Fuentes:

Mantente informado de los nuevos artículos y noticias de nuestra web.

Invalid email address

"Esta publicación incluye enlaces de afiliados con los cuales esta web recibe una pequeña comisión sin costo adicional para ti si realiza una compra. Esto nos permite darte contenido de calidad de forma gratuita". Última actualización el 2019-12-11 / Imágenes de la API para Afiliados

¡Puntúa si te ha gustado! 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario