Tortugas Acuáticas: Guía Completa de cuidado e información

Tortugas Acuáticas: Guía Completa de Cuidado e Introducción

Según el USDA, la propiedad de tortugas está en aumento. Desde al menos 2001, más y más de nosotros hemos estado eligiendo a estos amigos exóticos y escamosos en lugar de sus contrapartes convencionales, gatos y perros. Aunque las tortugas acuáticas son más pequeñas que el promedio de las mascotas, requieren tanto o más cuidado y atención. Desafortunadamente, no siempre la reciben.

La mayoría de los problemas de salud que sufren las tortugas domésticas son el resultado de prácticas inadecuadas de alimentación e higiene. Muchos propietarios nuevos subestiman cuánto cuidado y compromiso se necesita para garantizar que su tortuga tenga una vida sana y feliz.

Si deseas adoptar una tortuga, esta advertencia puede parecer desalentadora, pero no podemos enfatizar lo suficiente lo importante que es prepararse a fondo para tu nueva mascota. Ahí es donde entra esta guía: a continuación, discutimos cómo cuidar adecuadamente a estos fascinantes animales, desde la alimentación, el aseo hasta el reconocimiento de problemas de salud.

Armado con esta información, estarás listo para saludar a un nuevo amigo con cáscara en la casa.

Comportamiento de las tortugas acuáticas

La frase “tortuga acuática” es una especie de trampa, por lo que antes de hablar sobre el comportamiento, es importante aclarar qué especies estamos discutiendo.

Especies populares

La mayoría de los entusiastas de las tortugas se encargarán de una de las siguientes especies de agua dulce:

Jicotea elegante

La jicotea elegante es la tortuga acuática más vendida en muchos lugares (ej. Estados Unidos). La mayoría de las juveniles tienen 10 cm de largo (cuatro pulgadas), pero pueden crecer hasta los 30 cm (un pie). Estas tortugas llevan el nombre (en inglés Red Eared Slider) de la distintiva franja roja a cada lado de su cabeza, y también tienen rayas amarillas o parches en su piel y caparazón. Son nativas del sur de los Estados Unidos y México.

Tortugas pintadas

Las tortugas pintadas (Chrysemys picta) crecen hasta 25 cm (10 pulgadas) durante su vida. No son tan resistentes como las jicoteas, por lo que puede no ser la mejor opción para los propietarios nuevos. Su piel es de color marrón oscuro o negro, estampada con líneas rojas o amarillas.

Pseudemys concinna (Tortuga jeroglífico)

Las jeroglífico pueden crecer hasta 43 cm (17 pulgadas) de largo, colocándolas entre las especies de mascotas más grandes. Su apariencia es similar a una jicotea, pero presenta menos decoración y un caparazón abovedado más alto. También son más partidarias de una dieta herbívora.

Las tortugas mapa

La tortuga mapa es una tortuga atractiva, con patrones de mármol en sus cuerpos y caparazones. Por lo general, crecen hasta 30 cm (12 pulgadas) de largo y prefieren vivir en aguas en movimiento, como los ríos. Esta peculiaridad las convierte en una de las especies más difíciles de cuidar.

Aunque cada especie tiene su propia personalidad distinta, la mayoría de las tortugas exhiben patrones de comportamiento similares.

Protección personal

Como todos sabemos, las tortugas tienen conchas. Esta característica única no solo los distingue de otros reptiles, sino que también determina su comportamiento en cierta medida. Cuando una tortuga se siente amenazada, a menudo se retiran dentro de su caparazón, que actúa como una capa protectora de armadura.

Ocultación

Muchas especies de tortugas son muy tímidas, y puedes esperar encontrarlas escondidas en un lugar tranquilo con bastante frecuencia. Aunque las tortugas pueden ser sorprendentemente sociables y disfrutar de la compañía humana, de vez en cuando necesitan relajarse en solitario.

Tomando el sol

Las tortugas son reptiles, y por lo tanto de sangre fría. Esto significa que necesitan tomar el sol para mantener sus cuerpos a una temperatura funcional. En un entorno doméstico, tomar el sol no siempre será una opción, y puedes esperar que tu tortuga pase temporadas regulares bajo su lámpara UV o de calor.

Las tortugas acuáticas suelen dejar el agua para tomar el sol, ya que la absorción de calor es más fácil en tierra. Si una tortuga se asusta, es probable que salte de nuevo al agua para escapar de la amenaza percibida.

Escalada y ejercicio

A pesar de las ideas equivocadas populares, las tortugas requieren mucho ejercicio. En su hábitat natural, se desplazan para seguir el sol, cazar en el agua, y viajar hacia y desde las zonas de cría. Lo creas o no, muchas especies de tortugas también son hábiles trepadoras, y pueden explorar sus alrededores subiendo a un punto de vista.

En cautiverio, puedes esperar que tu tortuga se mueva hacia atrás y adelante de la lámpara de calor, nade y explore durante el día.

Anidamiento

Cuando una tortuga hembra es sexualmente madura, pondrá huevos sin fertilizar, incluso si un macho no está presente. Gracias a sus garras, las tortugas son buenas excavadoras y prefieren poner estos huevos en un nido en tierra. Por lo general, son reacios a dejar caer los huevos en el agua, por lo que es importante proporcionar a la tortuga un espacio para la puesta.

Debido a que es difícil diferenciar entre tortugas machos y hembras, es posible que no sepas qué sexo tiene hasta que comienzan a poner huevos.

Tortugas Acuáticas: Guía Completa de cuidado e información
Photo by Sarah Lee

Hábitat de tortugas acuáticas

En su hábitat natural, las tortugas acuáticas pasan parte de su tiempo en tierra y otra parte en el agua. Es importante que sus hogares reflejen esto. Si tu tortuga no tiene suficiente espacio para tomar el sol y anidar, no podrá prosperar, y podría sufrir ciertos problemas de salud.

Para construir el hogar perfecto para tu tortuga acuática, deberás considerar lo siguiente:

Equipo

Para alojar a tu tortuga, necesitarás:

  • Terrario.
  • Área de descanso seco.
  • Refugio.
  • Lámpara de calor con bombilla UVA / UVB.
  • Termómetro.
  • Sistema de filtración de agua.
  • Plantas apropiadas (opcional).

Medidas

A las tortugas acuáticas les encanta nadar y explorar, por lo que es importante proporcionarles un amplio espacio para satisfacer estas necesidades. Como regla general, las tortugas requieren aproximadamente 37,8 litros en el tanque por cada 2 cm de caparazón (10 galones de espacio por cada pulgada).

Por ejemplo, las conchas de las Jicotea crecen hasta alrededor de siete pulgadas, por lo que necesitarán alrededor de 70 galones de espacio en el tanque. Aunque tu tortuga puede ser muy pequeña cuando la adoptas por primera vez, recuerda tener en cuenta su crecimiento: mejor compra un tanque más grande ahora y evita reemplazarlo en el futuro.

Agua

Todas las tortugas acuáticas pasan al menos el 50% de su tiempo en el agua. Para acomodar a tu nueva mascota, asegúrate de que su agua de baño sea al menos dos veces más profunda que su cuerpo. Por ejemplo, si tu tortuga mide 18 cm de largo, debe tener 36 cm de agua para nadar (7 pulgadas -> 14 pulgadas). Esta agua debe estar correctamente filtrada y desclorada.

Discutiremos el mantenimiento adecuado del agua más adelante en esta guía.

Espacio para tomar el sol

Como se mencionó anteriormente, las tortugas son de sangre fría y requieren un lugar seco para tomar el sol. Puedes agregar fácilmente un espacio para tomar el sol a tu tanque instalando una plataforma especialmente diseñada o colocando una roca con la forma adecuada en el agua para que sobresalga como una isla.

Parte de este espacio seco debe calentarse constantemente con una lámpara para tomar el sol (calor). El espacio debe ser lo suficientemente grande como para acomodar a tu tortuga y su tazón de agua; no es necesario que sea tan grande como su estanque, ya que las tortugas acuáticas son mucho menos activas en tierra.

Asegúrate de que el área de descanso sea fácilmente accesible, haciendo que se incline hacia el agua. Si es posible, permite que tu tortuga tome el sol bajo supervisión, ya que la luz solar real es el mejor estímulo para la producción de vitamina D.

Temperatura

Para prosperar, las tortugas deben mantenerse a una temperatura constante. Las temperaturas ideales varían según la especie, pero la mayoría de las tortugas requieren:

  • Temperaturas del aire de 23,8ºc a 26,6ºC (75 a 80 grados F).
  • Temperaturas del agua de 22,2ºC a 24,4ºC (72 a 76 grados F)

Estas temperaturas generalmente se pueden mantener con una lámpara UV, pero para tanques más grandes también puede ser necesario un calentador de agua sumergible. Asegúrate de colocar el calentador con cuidado, para evitar que tu tortuga choque con él. Puedes controlar la temperatura en el terrario utilizando termómetros básicos.

Plantas y sustrato

Si eliges decorar el tanque con plantas, asegúrate de evitar el desorden y recuerda que tu mascota puede arrancarlas y comerlas. Ten cuidado de elegir plantas que no dañen a tu tortuga: seleccionar especies nativas de su hábitat natural es un buen punto de partida.

Las plantas necesitarán un sustrato para anclarlas: la grava y las cáscaras nuez son dos buenas opciones.

Tortugas Acuáticas Dieta y Nutrición

Como era de esperar, las diferentes especies de tortugas requieren dietas ligeramente diferentes, y es una buena idea buscar el consejo de un veterinario o criador antes de llevarlas a casa.

A pesar de estas diferencias, algunos rasgos de alimentación son comunes a todas las tortugas acuáticas:

  • Las tortugas acuáticas deben estar en el agua para comer, esto les permite lavar sus alimentos.
  • Las tortugas comerán casi cualquier cosa, así que ten mucho cuidado con lo que colocas en su tanque
  • Una dieta monótona puede hacer que tu tortuga pierda interés en la comida con el tiempo.
  • Las tortugas son alimentadores “oportunistas” en la naturaleza, y son propensas a comer en exceso si se les permite.
  • Las tortugas son comedores desordenados, y sus tanques deben limpiarse regularmente; algunos propietarios prefieren establecer un tanque de alimentación separado

A medida que elaboras la mejor dieta para tu tortuga, debes considerar lo siguiente:

Con qué alimentarlas

La mayoría de las especies de tortugas acuáticas pueden alimentarse con alimentos comerciales especialmente desarrollados, fabricados por compañías como Mazuri, Zoo Med o Rep-Cal. Los fabricantes deben indicar claramente para qué especie de tortuga es adecuada su comida. Para evitar la monotonía, es posible que desee alternar entre marcas.

Si estás alimentando a una cría, necesitarás comprar un tipo diferente de alimento, formulado específicamente para esta etapa vital de la vida. Los alimentos para incubar tienden a tener un mayor contenido de proteínas y copos o gránulos más pequeños que sus contrapartes adultas.

Todos los alimentos para tortugas hechos por compañías de renombre cuentan con los nutrientes balanceados que las tortugas necesitan para una buena salud en general.

Cuánto alimentarlas

Las tortugas son animales pequeños, con metabolismos lentos. Esto significa que no necesitan grandes volúmenes de alimentos para prosperar, y la sobrealimentación puede causar serios problemas de salud. Cada porción de comida debe tener aproximadamente el tamaño de la cabeza y el cuello de la tortuga, o el volumen que pueden consumir en 15 minutos.

Con qué frecuencia alimentarlas

Las tortugas no necesitan ser alimentadas con tanta frecuencia como los gatos y los perros. Las juveniles, de hasta un año de edad, deben alimentarse una vez al día, los adultos jóvenes deben alimentarse cada dos días, y los animales más viejos solo necesitan alimentarse una vez cada tres días.

Algunos propietarios prefieren alimentar a sus tortugas con porciones más pequeñas a diario, realmente depende de las preferencias personales. Sea cual sea el horario de alimentación que selecciones, ten cuidado para evitar la sobrealimentación. Se sabe que las tortugas mendigan comida, pero es importante resistir sus encantos si quieres que mantengan un peso saludable.

Golosinas y Suplementos

Junto con la comida comercial para mascotas, es una buena idea variar la dieta de tu tortuga con golosinas suplementarias, como:

  • Plantas acuáticas, como lenteja de agua, lechuga de agua o jacinto de agua.
  • Vegetales de hojas verdes como lechuga romana o perejil.
  • Gusanos.
  • Grillos.
  • Pequeños trozos de camarones o cangrejos de río de agua dulce.
  • Un suplemento de “polvo” de calcio, espolvoreado sobre sus alimentos una o dos veces al año.

Evita darle a tu tortuga trozos de fruta como regalo, ya que esto puede provocar diarrea.

Aseo e higiene de las tortugas acuáticas

Las tortugas pueden ser un grupo desordenado, y mantener una buena higiene del tanque es vital para lograr una vida feliz y saludable.

Para mantener a tu amigo escamoso en óptimas condiciones, deberás limpiar su tanque todos los meses. Necesitarás:

  • Un contenedor temporal para albergar a tu tortuga.
  • Un balde.
  • Vinagre, lejía o cloro.
  • Una esponja para fregar.
  • Acondicionador de agua.
  • Sal no yodada.
Tortugas Acuáticas: Guía Completa
Photo by Silvia Fang

Mantener buenas prácticas de higiene.

Las tortugas llevan salmonella, así que asegúrate de lavarte bien las manos después de la limpieza. El equipo que uses durante la limpieza también debe reservarse exclusivamente para este propósito.

Retira tu tortuga

Antes de comenzar a limpiar, retira con cuidado tu tortuga de su tanque y colócala en el contenedor dedicado. Llena el recipiente con agua y coloca una roca grande adentro para que la tortuga se suba.

Eliminar equipos y decoraciones

Luego, apaga todos los equipos eléctricos en el tanque, como calentadores y luces. Desconéctalos y colócalos en algún lugar seguro fuera del camino.

Una vez que se retiren los componentes electrónicos, saca todo lo demás del tanque (decoraciones, lugar para tomar el sol, filtro) y colócalos en el cubo.

Mover el tanque

Lleva el tanque al área de limpieza (jardín o baño), con la ayuda de un compañero. Si el tanque es demasiado pesado, primero saca un poco de agua. Luego, drena toda el agua.

Limpiar el sustrato

Si tu tanque contiene un sustrato, como grava, ahora es el momento de limpiarlo. Usa una manguera de jardín o un grifo de bañera para llenar el tanque hasta un cuarto de su capacidad. Enjuaga el sustrato agitando el agua, antes de vaciar el agua nuevamente. Es posible que debas repetir este paso varias veces hasta que el agua salga limpia.

Friega el tanque

A continuación, prepara una solución de limpieza mezclando un galón de agua con media taza de lejía, o un cuarto de taza de vinagre blanco. No viertas la solución limpiadora sobre la vegetación, deséchala por un desagüe. Si estás limpiando el tanque afuera, puedes usar una solución limpiadora biodegradable en su lugar.

Usa tu solución de limpieza preferida, junto con tu esponja para fregar, para fregar completamente el interior del tanque. Frota también la grava y las rocas en el tanque. Una vez que hayas terminado, enjuaga bien la solución de limpieza con agua limpia. El exceso de solución de limpieza podría dañar a tu tortuga.

Friega el equipo

A continuación, es hora de abordar el equipo en tu cubo. Abre cuidadosamente el filtro y lávalo de acuerdo con las instrucciones del fabricante, usando tu solución de limpieza. Enjuaga bien.

Una vez que todos los componentes del tanque estén limpios, pon el tanque en su lugar habitual y vuelve a colocar todo en su lugar correcto. Ten en cuenta que los tanques son más seguros de transportar cuando están secos.

Reemplazar el agua

Vuelve a llenar la tortuguera y trata el agua con un declorador. El agua del grifo contiene cloro, y aunque la baja concentración no afecta a los humanos, puede ser dañina para las tortugas. Es posible que desees tratar aún más el agua con una cucharadita de sal no yodada por cada galón. Esto ayuda a mantener a raya a las bacterias y a prevenir enfermedades de la piel y las conchas.

Cuando el tanque ha alcanzado su temperatura cálida habitual, puedes devolver a tu pequeño amigo a su casa.

Limpiando tu tortuga

Si sigues estos pasos y mantienes un tanque higiénico, puede que nunca necesites lavar tu tortuga. Sin embargo, si notas que tu mascota desarrolla algas en su caparazón, o que se le cae la piel, probablemente sea hora de un baño.

Lava a tu tortuga con agua tibia, una tina de plástico y un cepillo de dientes. Evita el uso de productos de limpieza, ya que pueden ingerirse accidentalmente y dañar a tu tortuga.

Pon a tu tortuga en la bañera de agua y frota suavemente su caparazón, patas, cola y cuello. Una vez que hayas terminado, enjuaga la tortuga y devuélvela a su tanque.

Ten en cuenta que la hora del baño te brinda la oportunidad perfecta para revisar a tu tortuga en busca de signos de lesiones o enfermedades.

Problemas comunes de salud de las Tortugas acuáticas

Cuando se cuidan adecuadamente, las tortugas acuáticas pueden vivir durante 25 años o más. Con una vida tan larga, no debería sorprender que tu tortuga pueda experimentar problemas de salud ocasionales.

A continuación, revisamos algunos problemas comunes a tener en cuenta:

Piedras en la vejiga

Los cálculos quísticos (cálculos en la vejiga) generalmente se desencadenan por una dieta deficiente. Si notas sangre en los excrementos de tu tortuga, estas piedras pueden ser el culpable. Los cálculos en la vejiga se deben extraer quirúrgicamente para que la tortuga se recupere, lo que puede ser un desafío debido a su caparazón. Por lo general, se diagnostican mediante una combinación de radiografías y examen físico.

Prolapsos (desplazamientos)

Los prolapsos ocurren cuando un órgano sobresale del respiradero de la tortuga, la parte inferior de la cola de la cual el animal se alivia. Los órganos que pueden convertirse en prolapso incluyen:

  • Intestino
  • Cloaca
  • Vejiga urinaria
  • Útero
  • Pene

Esta condición se presenta como una protuberancia visible de la ventilación, generalmente de color púrpura o rojo. Si no se controla, la condición puede poner en peligro la vida; consulta a tu veterinario lo antes posible si sospechas que tu tortuga está experimentando un prolapso.

MBD

La enfermedad ósea metabólica (MBD) hace que el caparazón de la tortuga crezca de manera irregular, pareciendo blando, abultado o asimétrico. El animal también puede moverse de manera diferente y luchar para salir del agua. La MBD generalmente se desencadena por niveles insuficientes de calcio. Cuando se detecta lo suficientemente temprano, puede tratarse mediante ajustes y suplementos dietéticos.

Trauma de concha o fracturas

Aunque los caparazones de las tortugas son generalmente duros y fuertes, aún pueden dañarse por caídas y golpes. Estas lesiones generalmente sanarán por sí solas, pero debes visitar a tu veterinario para descartar daños e infecciones adicionales.

Algas

Si el tanque de una tortuga está sucio, pueden desarrollar algas verdes en su caparazón. Esto es bastante fácil de detectar y puede tratarse con un baño rápido y sesiones de limpieza de tanques más frecuentes.

Muda anormal

Las tortugas sanas pierden periódicamente partes de su piel. Estas piezas aparecen como detritos blancos, “difusos” en el agua. Sin embargo, el exceso de muda, junto con el sangrado, podría indicar una infección o deficiencia de vitamina A. Si notas estos síntomas, tu veterinario podrá determinar la causa raíz.

Distocia

También conocida como distocia de “unión al huevo” ocurre cuando una tortuga hembra no puede poner sus huevos. La unión al huevo generalmente ocurre cuando el animal no tiene un lugar adecuado para anidar. Sin embargo, también puede desencadenarse por lesiones, obstrucción, infección, mala alimentación y muchos otros factores.

Los síntomas incluyen letargo, negativa a comer, inquietud e intento de excavación. La distocia se puede diagnosticar mediante rayos X, exámenes abdominales o análisis de sangre.

Si alguna vez tienes dudas sobre la salud de tu tortuga, habla con un veterinario lo antes posible.

Tortugas Acuáticas: Guía Completa de cuidado e información
Guárdalo en Pinterest

Mantente informado de los nuevos artículos y noticias de nuestra web.

Invalid email address
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

"Esta publicación incluye enlaces de afiliados con los cuales esta web recibe una pequeña comisión sin costo adicional para ti si realiza una compra. Esto nos permite darte contenido de calidad de forma gratuita".Última actualización el 2020-09-22 / Imágenes de la API para Afiliados

Etiquetas:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deja un comentario

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado