¿Pueden los perros comer coco? (Guía de Nutrición)

¿Pueden los perros comer coco?

Repleto de triglicéridos de cadena media, el aceite de coco siempre se ha considerado uno de los aceites más saludables que podemos dar a nuestras mascotas. Los beneficios del uso de este tipo de aceite pueden ir desde la mejora de la digestión del perro, la reducción de la gravedad e incidencia de las reacciones alérgicas y la mejora de la salud del pelaje y la piel de la mascota.

Además, el aceite de coco es muy apreciado por sus propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivirales, lo que lo convierte en una excelente forma de potenciar la capacidad de lucha contra las enfermedades de los perros. Pero esto es aceite de coco. ¿Y la pulpa del coco? ¿Proporciona los mismos beneficios? ¿Pueden los perros comer cocos?

No es sólo el aceite

Al parecer, la ciencia ha revelado que el aceite que se extrae de los cocos procede en realidad de la pulpa seca y procesada de los mismos. Aunque el aceite se extrae de los cocos maduros, debería ser una gran noticia saber que el aceite proviene de la propia pulpa. Dicho esto, debería ser seguro proporcionar a tu perro rodajas de pulpa de coco para que se dé un festín.

La pulpa de coco puede reducir la gravedad e intensidad de las afecciones inflamatorias

Si el aceite de coco, relacionado con tu perro, es rico en ácido láurico, la pulpa de coco puede considerarse naturalmente rica en este tipo de ácido graso de cadena media. El ácido láurico, además de ser una excelente fuente de energía para los perros, tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ser especialmente útiles para reducir la intensidad y la gravedad de los síntomas y signos inflamatorios, como los que aparecen con la artritis.

En otras palabras, si tienes un perro con movilidad reducida por problemas en las articulaciones, una o dos tomas de pulpa de coco deberían ayudarle a mejorar su estado. Ten en cuenta que no se trata de un tratamiento definitivo, sino más bien de una gestión sintomática. Esto significa que no curará a tu perro de la artritis, pero sí puede hacer que los movimientos sean más llevaderos.

Puede reforzar el sistema inmunitario de tu perro

El ácido láurico no sólo es conocido por sus propiedades antiinflamatorias, sino también por sus beneficios antimicrobianos. Los estudios demuestran que es especialmente eficaz en el tratamiento de las infecciones por tiña, así como de las infecciones causadas por otras especies de hongos o levaduras.

También es eficaz para reducir los efectos de las infecciones parasitarias por Giardia lamblia. También se han realizado estudios que confirman su uso para mitigar los efectos de las infecciones por el virus de la gripe. Y dado que se presenta en porciones considerables de snacks, mejorar el sistema inmunitario de su perro es aún más fácil.

Uno de los beneficios más evidentes del aceite de coco es la gran mejora del pelaje y la piel de tu perro, especialmente con la aplicación tópica del aceite. Desgraciadamente, esto se reduce considerablemente en las pulpas de coco, ya que la pulpa se consume a través del tracto digestivo y no se aplica sobre el pelaje y la piel de nuestras mascotas.

No obstante, el mero hecho de saber que la pulpa en sí puede proporcionar a nuestros perros una protección antimicrobiana excepcional, al tiempo que reduce la inflamación y refuerza el sistema inmunitario del perro (su inmunidad), es razón suficiente para incluir la pulpa de coco como tentempié saludable para nuestras mascotas.

Pero hay una trampa

Como todos los alimentos humanos que nos gustaría compartir con nuestras mascotas, hay ciertas cosas que siempre debemos tener en cuenta cuando le damos a nuestros perros pulpa de coco. Estos pueden incluir lo siguiente.

  • Si bien está bien darle cocos maduros a los perros, es posible que algunas razas no puedan digerirlos adecuadamente, lo que puede provocar malestar estomacal. En lugar de arriesgarte, es mejor dar pulpa fresca de coco joven a nuestros perros.
  • Nunca le des la cáscara de la fruta de coco, ya que esto puede provocar una obstrucción intestinal en tu perro. Es posible que ya hayas oído hablar de algunos dueños de mascotas que les dan a sus mascotas cáscaras de coco a propósito como una forma para que sus perros mastiquen. Sin embargo, sigue siendo un asunto muy arriesgado.
  • Da siempre pulpa de coco con moderación. Puede ser rico en triglicéridos de cadena media, pero en realidad puede causar hinchazón que puede ser muy incómoda para tu mascota. En muchos casos tras comer en exceso la pulpa de coco, se sabe que los perros presentan malestar estomacal severo. Entonces, nuevamente, ten mucho cuidado con la cantidad de pulpa de coco que le estás dando a tu mascota.

¿Qué pasa con el agua de coco?

Si no te gusta la idea de darle pulpa de coco a tu perro, al menos puedes dejar que beba agua de coco. Esta contiene una gran cantidad de manganeso, zinc, magnesio, calcio y hierro que juegan un papel en el funcionamiento óptimo de los diversos procesos del cuerpo canino. También están presentes en el agua de coco enzimas, vitaminas y otros electrolitos que son necesarios para mantener los niveles óptimos de pH en el sistema canino.

También destaca por sus beneficios energéticos, ya que el agua de coco joven puede contener un 50% de glucosa y aproximadamente un 35% de sacarosa, mientras que el resto corresponde al contenido de fructosa de la fruta. Técnicamente, aunque este porcentaje de glucosa pueda alarmar, no es realmente tan significativo.

¿Por qué? Cien mililitros de agua de coco suelen contener unos 2,9 gramos de azúcar. Eso significa que si le das 200 mL de agua de coco fresca a tu mascota, le estás dando aproximadamente 5,8 o 6 gramos de azúcar, divididos en glucosa, fructosa y sacarosa.

La clave es optar por el agua de coco natural, ya que el agua de coco embotellada o procesada suele estar mezclada con edulcorantes artificiales que pueden aumentar significativamente su perfil de azúcar. Así que, si realmente quieres algo más saludable para tu perro, asegúrate de darle sólo la más natural que puedas encontrar.

Tanto la pulpa como el agua de coco pueden darse con seguridad a nuestros perros, siempre que les demos sólo la porción carnosa comestible y eliminemos la cáscara o incluso la cascarilla. También hay que dárselo con moderación. Si tenemos que dárselo como bebida, también es mejor dárselo al natural del propio coco en lugar de conseguir una versión embotellada o procesada de la bebida.

Fuentes:



Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

5 1 vote
Puntuación del artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Cosas de Mascotas
Logo
A %d blogueros les gusta esto: