¿Mamá perra rechaza a sus cachorros si los tocas?

¿Mamá perra rechaza a sus cachorros si los tocas?

Existe la idea de que una perra rechazará a sus cachorros recién nacidos si un humano pone sus manos sobre sus pequeños. Y si bien puede haber circunstancias en el pasado en las que se observó que las perras rechazaron a uno, algunos o todos sus cachorros simplemente porque un humano tocó a estos cachorros, todo esto son meras coincidencias. Profundicemos.

¿Por qué algunas perras pueden rechazar a los recién nacidos?

Hay una serie de razones por las que una perra puede rechazar a sus cachorros recién nacidos y ser tocados por un humano nunca es una de ellas. Un cachorro rechazado es casi siempre una señal de que algo anda mal con el pequeño sabueso. Es por esta misma razón por la que estos cachorros “rechazados” deben ser tratados con mucho cuidado para que puedan ser llevados al veterinario para una mayor evaluación y, con suerte, un tratamiento y cuidados más definitivos.

Pero, ¿por qué algunas perras rechazan a sus cachorros?

Sabemos que los perros tienen la extraña capacidad de “olfatear” la enfermedad en humanos. Si tienen una habilidad tan notable para “sentir” el estado de enfermedad de una especie muy diferente a la suya, ¿qué decir si se trata de la misma especie? Además de eso, ¿es su descendencia?

Existe evidencia convincente de que las perras que rechazan a uno o algunos de sus cachorros recién nacidos de alguna manera sienten que algo anda mal con el cachorro o los cachorros. Es posible que el cachorro tenga un defecto de nacimiento congénito, una infección viral o bacteriana, o incluso anemia.

Si bien puede parecer muy poco característico de los perros simplemente abandonar o descuidar a sus cachorros, tiene lógica. Las perras pueden sentir si un cachorro no se está desarrollando. Si lo hace, la perra dejará de apoyar o cuidar a este cachorro para que pueda concentrar todas sus energías y recursos en los cachorros restantes. Para la perra madre, un cachorro que no crece se interpreta como una señal de que el cachorro no sobrevivirá.

Es en estas situaciones donde hay que actuar rápido. La perra madre no tiene la capacidad de tratar a su cachorro que falla. Solo tú y el veterinario podéis hacerlo. Así que no te preguntes ”¿mi perra me morderá si toco a sus cachorros? Lo que es más importante es que lleves al cachorro “rechazado” al veterinario.

Estado de salud de la perra

Los cachorros pueden estar sanos y bien, pero si la perra también está enferma, es posible que no pueda cumplir con sus responsabilidades “maternales”. Por ejemplo, las perras que acaban de dar a luz son propensas a desarrollar inflamación de la mama. Se vuelve muy doloroso si los cachorros se amamantan. También es posible que la perra haya sufrido complicaciones posparto como una infección del útero. Estas pueden impedir que el perro cuide a sus crías, haciéndonos creer que las está rechazando.

Si se observan signos como secreciones con pus o flujos por los pezones o incluso por la vagina, es imprescindible llevar a la perra madre al veterinario para que la evalúe y la trate. También hay que llevar a los cachorros recién nacidos, ya que también necesitarán cuidados de apoyo.

Falta de instinto maternal

Si los cachorros son generalmente saludables y la perra madre no tiene ninguna complicación en el proceso de nacimiento, pero parece estar rechazando a sus cachorros, entonces es posible que tengas lo que la gente llama una madre sin experiencia. Técnicamente, no tiene nada que ver con tener o no la experiencia de ser madre perra. Tiene algo que ver más con las cantidades insuficientes de oxitocina en la sangre de la perra madre.

La oxitocina es también conocida como la hormona del abrazo o del amor, ya que suele elevarse en los momentos de vinculación social íntima. La oxitocina también está implicada en la expresión del comportamiento maternal, como el cuidado de las crías. Sin esta hormona, es posible que la perra madre rechace a sus crías.

En tales casos, es imprescindible que la madre perra sea separada de sus cachorros, ya que la falta de cuidado materno puede ser suplantada por agresión hacia los más pequeños. Por lo tanto, los cachorros pueden ser alimentados a mano utilizando una fórmula de reemplazo adecuada diseñada específicamente para cachorros. Esto debe ser con la recomendación expresa del veterinario. Los cachorros también deben mantenerse calientes, ya sea con el uso de una almohadilla térmica o cubriéndolos con una toalla relativamente gruesa.

¿Puedes tocar los cachorros recién nacidos?

De lo expuesto anteriormente se desprende que puedes tocar a los cachorros recién nacidos, pero la pregunta sigue siendo: ¿cuándo puedes coger a los cachorros recién nacidos?

Lo ideal es no tocar nunca a los cachorros de la perra madre durante sus primeros días de vida, a menos que veas que la perra madre está “descuidando” o “rechazando” a uno o algunos de estos cachorros, como hemos explicado anteriormente. Sólo en esos casos en los que un cachorro no está recibiendo el tipo de cuidados que se espera de su madre deberías intervenir. Por lo demás, están perfectamente bien con sus madres.

Sin embargo, en caso de que quieras tocar a los cachorros recién nacidos, es importante que lo hagas de forma deliberadamente lenta y suave. Es necesario tocarlos con suavidad, ya que estos perros tan jóvenes pueden tener todavía huesos que no se han fusionado completamente. Puedes pasar uno o dos dedos a lo largo del lomo y los costados del cachorro, apoyando su cuerpo colocando suavemente la mano por debajo. Ten mucho cuidado, ya que son criaturas muy frágiles.

La Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales recomienda encarecidamente que se manipule lo mínimo posible a los cachorros durante las tres primeras semanas de vida. Si no se puede evitar manipular a los cachorros, sólo se permite acariciarlos suavemente.

Cuando los cachorros alcanzan la cuarta semana de vida, ya pueden ser manipulados, pero sólo durante períodos muy breves y sólo un par de veces al día. También puede ser conveniente limitar el número de personas que pueden manipular a los cachorros para no estresarlos tanto.

Parece que las madres rechazan a sus cachorros recién nacidos porque intuyen que algo va mal con ellos o que la propia madre no se encuentra bien. También hay quienes pueden no tener la hormona correcta para facilitar el amor maternal. En ninguna parte de este artículo se menciona que tocar a los cachorros lleve a su madre a rechazarlos.

Fuentes:



Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

0 0 votes
Puntuación del artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Cosas de Mascotas
Logo
A %d blogueros les gusta esto: