¿Los perros se avergüenzan?

¿Los perros se avergüenzan?

Los perros son casi tan emocionales como los humanos. Estos son animales que exhiben emociones como felicidad, frustración, tristeza, ira e incluso culpa. Sin duda, tienen muchos sentimientos hasta el punto de que muchos propietarios comienzan a preguntarse qué podría provocar que se evoquen tales sentimientos.

La única pregunta que muchos amantes de los perros se han hecho a lo largo de los años es si, de hecho, los perros pueden sentirse avergonzados. La investigación ha demostrado que esta es una posibilidad muy alta.

De hecho, los perros se sienten cohibidos y exhiben tendencias sutiles y avergonzadas. Esto es muy diferente de cómo se comporta un humano cuando experimenta humillación social. Los perros y los animales, en general, suelen sentir algo muy parecido a emociones secundarias como la vergüenza. Sus sentimientos, sin embargo, tienden a ser más complicados que la reacción emocional del ser humano promedio.

Nuestra guía para perros a continuación te brinda algunas señales seguras para saber si tu perro se siente avergonzado, así como las mejores formas de lidiar con esta vergüenza.

Lo que dice la investigación

Las emociones impulsan a los humanos en muchas de sus actividades y tareas. Sentimos ira, amor, tristeza y muchas otras emociones sin cesar, y esto nos permite tomar decisiones individuales para nuestras tareas diarias. Los animales no tienen tanta libertad y control sobre lo que sienten. La vergüenza no solo la sienten los humanos, por complicada que sea. Este es un sentimiento secundario que también pueden tener los animales, especialmente los perros.

Según los científicos, los perros a menudo exhiben reacciones instantáneas a las situaciones, y esto podría significar que no pueden experimentar vergüenza. Esta escuela de pensamiento se deriva del hecho de que la incomodidad puede ser un sentimiento mucho más allá de su espectro habitual.

Varias instituciones han llevado a cabo varias pruebas y experimentos para determinar si los perros y otros animales experimentan emociones, pero no todos los resultados han sido definitivos. Un científico da la mejor respuesta a si los perros sienten algún tipo de vergüenza es “tal vez” porque los cerebros de los perros son muy difíciles de precisar y comprender a fondo.

Otros investigadores, como el Dr. Bekoff, han afirmado audazmente que los perros muestran sentimientos de incomodidad y timidez y que el significado y el efecto de la vergüenza en los perros difieren del propósito y el impacto en los humanos. En casos extremos, algunos perros tienden a mostrar signos de humillación.

Estos resultados llegaron después de horas y décadas de estudiar perros. Sin embargo, muchos otros investigadores no están de acuerdo con esta noción, afirmando que las emociones como la vergüenza son demasiado complicadas y secundarias para que los perros las sientan y exhiban.

Creen que los perros son animales con solo una reacción instantánea a los sentimientos. Las diferentes creencias de la historia todavía existen en los últimos años, con varios estudios que respaldan ambos puntos de vista.

Los dueños de perros han cuestionado todas las teorías contrarias, afirmando audazmente que la interacción constante con sus mascotas les ha ayudado a creer en su capacidad de sentir y reaccionar. Entonces uno podría preguntarse, ¿cómo puedes saber si, de hecho, un perro se siente avergonzado?

Señales de que tu perro está avergonzado

La vergüenza o la humillación de los perros se ve de muchas maneras. El fenómeno fue estudiado una vez en profundidad por diferentes grupos de científicos, y sus resultados fueron impresionantes. Como propietario del perro, hay algunas señales que puedes observar para saber si tu perro se siente avergonzado o no. Los perros son como los humanos en muchos aspectos; por lo tanto, exhiben algunos signos bastante visibles cuando se sienten avergonzados o abochornados.

La primera forma de saber si un perro se siente avergonzado es observando cómo se comporta. Estudia cómo se comporta tu perro después de hacer algo tonto. Pueden volverse sumisos o tener dificultades para mirarte a los ojos. En la mayoría de los casos, los perros avergonzados pueden actuar de forma muy tímida.

Los signos mencionados anteriormente son signos perfectos de vergüenza para los perros. Hay varios síntomas físicos para buscar en un perro avergonzado o un cachorro avergonzado, como cuando camina raro, se encoge un poco, mete la cola, frunce el ceño y sujeta las orejas. Lo mejor de todos sus signos es que son muy similares a nuestros comportamientos cuando nos sentimos avergonzados.

Entrenar a tu perro para lidiar con la vergüenza

Ha quedado bastante claro que no todos los perros son iguales. Sus diferencias son las que los hacen muy especiales para sus dueños y para todos los que entran en contacto con ellos. Con tales diferencias, es natural que algunos perros se sientan más avergonzados que otros. Esto es perfectamente normal.

Algunas razas de perros muestran signos de ira y angustia cuando se sienten avergonzados, y la mejor manera de lidiar con esto como dueño es a través del entrenamiento. Entrenar a tu perro fuera de su comportamientos negativos implica enseñarles a encontrar un lugar seguro hasta que ya no sientan vergüenza.

Los perros pueden emprender diferentes métodos en la búsqueda de su jaula segura. Por instinto, su primera reacción ante la vergüenza es esconderse. Con la capacitación, puedes alentarlos a ir a su jaula segura, reduciendo las horas que pasas buscándolos. La jaula segura también es ideal porque garantiza la seguridad de su canino en todo momento, especialmente cuando se siente agobiado.

Si tu perro es de los que se enfadan cuando se sienten avergonzados, te animamos a que emplees palabras esenciales como “stop” y “no”, ya que son palabras básicas pero importantes que funcionan en estos casos. Regañarlos evita que tu perro se porte mal debido a la ira por su vergüenza y también les enseñas los comandos básicos que ayudarán a controlar sus respuestas emocionales. Por fin, muéstrale mucho amor a tu perro ya que esto lo tranquilizará para ayudarlo a superar la vergüenza.

Como humanos, sabemos muy bien cómo la vergüenza puede afectar otras partes de nuestras vidas, y esto no es diferente de animales como los perros. Cuando tales emociones no se atienden correctamente, tu perro puede volverse violento o aislado. Ambas acciones son partes extremas del espectro de comportamiento y pueden afectar la forma en que se relaciona contigo, tu familia y los visitantes.

Los propietarios de perros deben ser pacientes durante las sesiones de adiestramiento con las mascotas, para asegurarse de que todos los sentimientos de vergüenza y humillación se abordan adecuadamente. Estas sesiones de adiestramiento ayudarán a aumentar la confianza de tu perro y a reforzar el vínculo con tu mejor amigo peludo.

Fuentes:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      ¿Nos quieres decir algo? :)

      ¡Gracias por tu interés!
      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto:
      x Logo: Shield Security
      Este Sitio Está Protegido Por
      Shield Security