Convulsiones en conejos: Todo lo que debes saber

Las convulsiones en conejos son un episodio que puede aterrar a cualquier dueño de mascotas, te contamos a qué se deben, como tratarlas y prevenirlas

Convulsiones en conejos

Al igual que los humanos y otras mascotas, los conejos pueden tener convulsiones: períodos de movimiento físico involuntario acompañados generalmente de algún tipo de perturbación mental. En algunos casos, también puede ocurrir la pérdida de conciencia. Los episodios de convulsiones pueden ser aterradores, especialmente si nunca has visto a un conejo u otra mascota tener uno.

Si bien muchos conejos se recuperan por completo de las convulsiones, algunos tienen síntomas duraderos. Las convulsiones pueden ser causadas tanto por problemas menos graves (como lesiones o infecciones del oído) como por síntomas de otras enfermedades de los conejos que pueden ser fatales. Puede haber medicamentos disponibles para el manejo de las convulsiones, pero el tratamiento y la recuperación dependen en gran medida de la causa de los episodios.

¿Qué son las convulsiones?

Las convulsiones en los conejos son una afección neurológica que causa movimientos incontrolados repentinos, comportamientos inusuales e incluso pérdida de conciencia. Estos episodios, tanto en humanos como en animales, son causados por una actividad eléctrica repentina en el cerebro, que puede tener muchas causas diferentes, incluyendo otras enfermedades subyacentes.

Una convulsión no siempre implica convulsiones, sacudidas o espasmos, pero esos comportamientos están asociados con las convulsiones generalizadas (también llamadas de gran mal, el tipo más fácilmente reconocible). Las convulsiones menos graves pueden pasar desapercibidas para los dueños porque sus síntomas pueden ser mínimos.

Si has notado comportamientos inusuales, especialmente aquellos que incluyen movimientos del cuerpo, es mejor llevar a tu conejo a un veterinario exótico que pueda analizar los síntomas y realizar las pruebas necesarias.

Síntomas de las convulsiones en conejos

Los síntomas de las convulsiones pueden variar desde signos leves hasta comportamientos notables. Puedes ver a tu conejo realizando movimientos anormales como rodar, espasmos, inclinar la cabeza o ser incapaz de mover ciertas partes del cuerpo. Las convulsiones de gran mal también causan pérdida de conciencia mientras experimenta temblores involuntarios.

Las convulsiones focales no son tan preocupantes como las convulsiones de gran mal, y la duración de la convulsión es importante tenerla en cuenta. Una convulsión que dura varios minutos aumentará la temperatura corporal de tu conejo y puede causar daño cerebral permanente, mientras que una convulsión leve y corta probablemente no dejará efectos duraderos.

Si las convulsiones duran al menos cinco minutos o ocurren más de una vez al día, los expertos recomiendan acudir inmediatamente a un veterinario. En estos casos, tu mascota debe ver a un veterinario de emergencia si tu veterinario exótico habitual no está disponible. Los síntomas de las convulsiones en conejos pueden incluir:

Síntomas

  • Movimientos involuntarios
  • Rodar y aparente angustia
  • Agitar o «mover» las patas
  • Inclinación inusual de la cabeza
  • Confusión
  • Pérdida temporal de la visión
  • Pérdida de la conciencia
  • Bocalizaciones
  • Movimientos de las orejas (convulsiones focales)
  • Pérdida de función en una pata (convulsiones focales)
  • Morder el aire (convulsiones focales)

Convulsiones generalizadas (gran mal)

Las convulsiones generalizadas son el tipo más comúnmente asociado con estos episodios. Durante las convulsiones generalizadas, las mascotas pierden la conciencia y experimentan temblores en todo el cuerpo. Las bocalizaciones también son comunes, aunque se cree que al igual que los humanos, los animales no sienten dolor durante estos episodios. Los movimientos involuntarios son un signo característico de las convulsiones generalizadas, que pueden incluir rodar, agitar o «mover» las patas, inclinar la cabeza y temblar.

Tu conejo puede parecer angustiado durante todo el episodio. Después de la convulsión, tu conejo puede parecer confundido y desorientado hasta que recupere por completo la conciencia y la capacidad de moverse normalmente.

Convulsiones focales

Durante las convulsiones focales, tu conejo puede perder la función en una pata. El temblor aún está presente, pero puede limitarse a pequeños movimientos de las orejas en lugar de temblores en todo el cuerpo. Las convulsiones focales también pueden incluir «masticar chicle», donde el conejo lame y muerde el aire (similar a masticar chicle o comer mantequilla de cacachuete).

Las opciones de tratamiento tanto para las convulsiones de gran mal como para las convulsiones focales dependerán de la causa del episodio.

Causas de las convulsiones

Existen varias posibles causas de las convulsiones en conejos. Algunas son problemas menores o pasajeros, mientras que otras son graves e incluso potencialmente mortales. Estas pueden incluir:

  • Infecciones del oído interno
  • Infecciones por E. cuniculi (un protozoo)
  • Exposición a toxinas
  • Lesiones traumáticas
  • Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia)
  • Epilepsia
  • Cáncer
  • Rabia
  • Malformación congénita
  • Envenenamiento por drogas, plantas o productos químicos
  • Coágulos de sangre

Los conejos que están en mayor riesgo de convulsiones pueden tener enfermedades cardíacas, renales o hepáticas subyacentes, lesiones cerebrales o trastornos neurológicos. Por esta razón, es importante visitar a tu veterinario cuando tu mascota experimente síntomas inusuales para que puedan diagnosticar adecuadamente cualquier problema antes de que avance.

Diagnóstico de las convulsiones en conejos

Un examen neurológico realizado por tu veterinario exótico ayudará a determinar la causa de la convulsión. Tu veterinario puede recomendar pruebas específicas para descartar algunas causas comunes de las convulsiones, como citología u cultivos de oído, resonancia magnética o tomografía computarizada, radiografías, pruebas de E. cuniculi o análisis químicos de la sangre.

Sin embargo, no hay una «prueba de convulsiones» que pueda determinar la causa con certeza. Si las pruebas no arrojan resultados concluyentes o los análisis no son económicamente accesibles para ti, se pueden probar diferentes medicamentos antes de comenzar a administrarle a tu conejo un control a largo plazo de convulsiones.

Tratamiento

Si estás presente cuando tu conejo tiene un ataque, mantén la calma y sujétalo con firmeza pero con suavidad para que no se agite ni se caiga, lo que podría causarle otras lesiones. A continuación, mira el reloj para ver qué hora es; la mayoría de las convulsiones duran menos de un minuto. Si tu conejo sigue teniendo convulsiones durante más de un par de minutos, llévalo al veterinario más cercano para que lo atiendan de urgencia mientras lo enfrías con una toalla húmeda.

La mayoría de las veces, tu conejo saldrá del ataque tras menos de un minuto de convulsiones. Es importante mantener la calma y hablar en voz baja para reconfortar al conejo mientras sale del ataque. Una vez que el conejo se haya calmado y se incorpore con normalidad, anota el suceso en el calendario para poder controlar la frecuencia de futuras convulsiones.

Si tu conejo tiene un ataque por primera vez, ponte en contacto con tu veterinario de exóticos para hablar de la situación. Puede recomendarte una consulta. Si la frecuencia de las convulsiones aumenta con el tiempo o si tu conejo tiene otra convulsión en 24 horas, visita al veterinario lo antes posible.

El veterinario puede probar diversos medicamentos para tratar algunas causas comunes de las convulsiones. Pueden utilizarse antibióticos, esteroides, antiparasitarios, antiinflamatorios e incluso medicamentos anticonvulsivos si no se encuentra la razón definitiva de los episodios. El fenobarbital es un medicamento anticonvulsivo de uso común que puede recetar su veterinario de animales exóticos.

Pronóstico para conejos con convulsiones

Debido a que hay muchas causas diferentes detrás de las convulsiones en conejos, el pronóstico para tu mascota puede variar considerablemente. Algunas convulsiones menos graves pueden ocurrir solo una vez, o pueden limitarse en el futuro con la medicación adecuada.

En el caso de infecciones del oído interno o lesiones, tu veterinario generalmente puede proporcionar tratamiento para la causa subyacente. Después de realizar las pruebas y los exámenes necesarios, un veterinario puede ayudarte a determinar la mejor opción de tratamiento para tu conejo en función de sus hallazgos.

Cómo prevenir las convulsiones

Las convulsiones ocurren de manera inesperada y a menudo como resultado de causas desconocidas. Por lo tanto, la prevención implica el uso adecuado de medicamentos y cuidados después de episodios anteriores. Los chequeos regulares pueden ayudar a tu veterinario a identificar posibles problemas que puedan contribuir a las convulsiones.

Mantener al día el calendario de vacunación de tu conejo puede ayudar a prevenir otras condiciones que puedan contribuir a problemas neurológicos. Si sospechas que tu mascota está enferma, llama inmediatamente a tu veterinario. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulta a tu veterinario, ya que han examinado a tu mascota, conocen su historial de salud y pueden hacer las mejores recomendaciones para ella.

Referencias:



Advertencia: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.



Suscríbete a la web por correo electrónico

¡Si no te quieres perder nuestras actualizaciones deja que te avisemos por correo electrónico! Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 12 suscriptores

Alba Cano
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cosas de Mascotas
Logo