12 señales de que tu gato es feliz

12 señales de que tu gato es feliz

Un gato no puede decir físicamente que está contento, ni muestra las mismas señales y el mismo lenguaje corporal que un perro cuando está contento. Los gatos pueden ser independientes, distantes y un poco distantes a veces, pero tienen sus formas de comunicar a sus dueños que están contentos y felices.

Cómo saber si tu gato es feliz

¿Cómo puedo saber si mi gato es feliz? Pues bien. Hay algunas maneras de saber si tu gato es feliz. Algunas son más sutiles que otras, pero en general hay algunos indicios claros. Sin embargo, es importante entender que todos los gatos son diferentes y que algunos pueden ser más cariñosos que otros. A continuación, 12 de las señales más comunes.

Ronroneo

El ronroneo es uno de los signos reveladores más comunes de un gato feliz. Y no hay nada que alegre más al dueño de un gato que tener a su gatito en su regazo ronroneando suavemente. Aunque no se sabe mucho sobre el ronroneo y por qué lo hacen los gatos, se suele considerar un sonido positivo. Un gato ronronea cuando le gusta que le rasquen la cabeza, cuando anticipa una comida o cuando disfruta del regazo como lugar de siesta.

En algunos casos, el ronroneo se ha vinculado a sentimientos de ansiedad, aunque cuando el sonido se combina con otras señales de lenguaje corporal deberías ser capaz de definir con seguridad el significado detrás del ronroneo.

Jugar

Jugar proporciona una salida a los instintos depredadores de tu gato, pero también es una indicación común de que está relajado y contento en su entorno doméstico. Un gato feliz a menudo batea y se aprovecha de sus juguetes favoritos y, a veces, de objetos de la casa que tú preferirías que evitara. También pueden jugar con otros gatos o mascotas de la casa cuando se sienten especialmente traviesos.

Es posible que los gatos mayores no muestren un gran deseo de participar en actividades lúdicas, pero eso no significa que no sean felices o que no quieran hacerlo. Si buscas juguetes para ocupar a tu amigo felino echa un vistazo a nuestra guía de los mejores juguetes para gatos.

Amasar

También conocido como “hacer galletas”, amasar es una adorable señal de que tu gato no tiene estrés y está viviendo su mejor vida. Verás que un gato hace esto antes de acomodarse para dormir la siesta o antes de acurrucarse junto a ti o sobre ti. La elaboración de galletas va acompañada de ronroneos y ojos semicerrados, ya que utilizan sus patas para amasar la cama, las almohadas o tu regazo.

Los gatitos lactantes solían realizar esta acción sobre sus madres para generar flujo de leche. También ayudaba a relajar a la madre mientras alimentaba a sus bebés. Se cree que cuando los gatos amasan se sienten seguros, muy parecido a lo que sentían cuando eran pequeños y estaban protegidos por sus madres.

Bunting

Aunque el bunting lo hacen para marcarte con su olor, un gato se frota a lo largo de ti y te da un golpe con la cabeza como forma de mostrar afecto y es una señal inequívoca de que está contento. Puede que te esté marcando como territorio, pero tú eres su territorio.

Parpadeo lento/contacto visual

Al igual que los humanos, los ojos de tu gato pueden decirte mucho sobre cómo se siente emocionalmente. Cuando un gato tiene los ojos cerrados o parcialmente cerrados, está oficialmente fuera de servicio y ha bajado la guardia. En el caso de los gatos, y de la mayoría de los animales, el contacto visual intenso puede considerarse hostil y un intento de imponer su dominio.

Por eso, cuando los gatos parpadean lentamente hacia ti, te aseguran que no están iniciando un desafío y que se sienten cómodos y contentos en tu presencia.

Posición sentada/durmiente

Un gato relajado a menudo descansa con los ojos semicerrados, lo que hace que parezca que está listo para dormirse. Junto con esto, presta atención a cómo está sentado o tumbado. Si descansa con las patas metidas debajo está contento y relajado.

Enseñar la barriga

Esto es algo importante. El estómago de un gato es una zona vulnerable, de ahí que tengan una bolsa primordial (el exceso de piel situado sobre el estómago) para proteger sus órganos, así que, naturalmente, son un poco protectores con ella. Por eso los propietarios de gatos deben sentirse honrados cuando ven a su gatito tumbado de espaldas con la barriga hacia el cielo. Esta es una forma definitiva de saber que el gato es un gato feliz.

En raras, muy raras, ocasiones puede que incluso te dejen acariciar suavemente su barriga durante unos segundos antes de soltar las garras. Algunos gatos son dóciles y confiados por naturaleza y te dejarán seguir acariciándolos, pero otros no. Si conoces a tu gato lo suficientemente bien, podrás intuir con seguridad si disfrutará o no de un masaje en la barriga.

Pasan tiempo contigo

Muchos gatos no siempre vendrán directamente a la puerta en cuanto pongas un pie dentro, sin embargo, a menudo pasarán tiempo en tu presencia. Algunos gatos son especialmente sociables y les gusta echarse una siesta o sentarse cerca de sus humanos.

A los gatos naturalmente independientes o distantes les gusta tener su propio espacio, pero en general se sentirán cómodos en presencia de su dueño y no se apresurarán a irse a otra parte. Los gatos felices también pueden dormir en la misma habitación, en la misma cama que sus dueños.

Tienen buen apetito

Los gatos felices tienen un apetito saludable. No sólo esperan con impaciencia la hora de comer, sino que también disfrutan de la comida. Los gatos que están en contacto con sus instintos naturales no se terminan la comida de inmediato, sino que vuelven a visitar su cuenco para tomar unos cuantos bocados más.

Cuando un gato está feliz y contento en casa, se acabará el cuenco e incluso lo lamerá. Los gatos contentos también pueden estar contentos de comer junto a otros felinos o mascotas en el hogar.

Están sanos

Las visitas regulares al veterinario, una buena dieta y el cuidado de sus necesidades básicas garantizarán que el gato sea feliz. Los gatos sanos son infinitamente más propensos a ser felices en casa. Cuando no están persiguiendo juguetes, practicando sus habilidades de parkour, u holgazaneando sin preocuparse por el mundo es el momento de actuar.

Usan su caja de arena

Un felino emocionalmente feliz y contento utilizará su caja de arena de forma eficiente e incluso cubrirá sus cacas después. Incluso puede ser indulgente en las ocasiones en las que se te olvida recoger el desorden anterior.

Consejo: Si estás haciendo todo lo posible para asegurarte de que tu gato está contento y sigue sin usar la caja de arena, puede valer la pena ir al veterinario. A menudo, los gatos salen de su caja de arena como una forma de comunicar que algo está mal física/médicamente.

Aseo y aspecto saludable

Un gato sano y despreocupado irradiará felicidad también por fuera. Los felinos son animales limpios y prefieren serlo. El aseo regular es el signo de un gato feliz, ya que se toma el tiempo de bajar la guardia para darse un buen baño.

Otra buena señal es cuando un gato se acicala delante o alrededor de ti. Un gato cómodo y feliz no tendrá problema en bajar la guardia para tomarse el tiempo de cuidarse en tu presencia. Un gato que deja de acicalarse es motivo de preocupación y debe acudir a una revisión con el veterinario.

La cola

La posición y el movimiento de la cola del gato también pueden ser una señal de si tu gato está o no de buen humor. Una cola agresiva y con movimientos bruscos es señal de un gato molesto o volátil. Una cola especialmente hinchada es señal de un gato cauteloso o precavido.

Cola erguida

Acompañado de una postura relajada, un gato feliz tendrá la cola apuntando hacia arriba. Del mismo modo, esto puede ser una señal de que el gato es curioso o está dispuesto a jugar.

Otros signos de que tu gato es feliz

Para algunos dueños de gatos, los felinos no son las criaturas más cariñosas que existen y pueden dejarles con la duda de si el gato es feliz. La buena noticia es que tu gato seguirá teniendo algunos indicadores reveladores para decirte si se siente feliz o no.

  • Algunos gatos maúllan o gorjean al ver a sus humanos.
  • Otros gatos pueden obsequiar al hogar con regalos (en forma de otros animales pequeños) es otra señal segura de que tu gato te quiere.
  • Un gatito feliz también puede acicalar a sus dueños además de a sí mismo.
  • Otro signo de un gato feliz puede ser que explore con frecuencia su entorno, independientemente de que haya cambiado recientemente.

Si alguna vez no estuviste seguro, esperamos que hayas comprendido mejor cómo detectar los signos de un gato infeliz o feliz. Ten en cuenta que un gato se sentirá feliz dependiendo de su entorno y del trato que reciba. Si se le quiere, se le alimenta y se le hace sentir cómodo, seguramente será un gato feliz. Aunque unas cuantas golosinas para gatos no estarán de más.

Otro artículo útil puede encontrarse aquí, sobre cómo los gatos muestran afecto a sus seres queridos.



Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.

Cosas de Mascotas
0 0 votes
Puntuación del artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Cosas de Mascotas
Logo
A %d blogueros les gusta esto: