¿Pueden contar los gatos? Lo que hay que saber

¿Te preguntas si pueden contar los gatos? Aunque hay mucha letra sobre ello y ninguna conclusión clara vamos a darte algunos datos que te ayudarán

¿Pueden contar los gatos?

Todavía entendemos muy poco sobre los animales y hay muchas preguntas sobre ellos a las que a los científicos les encantaría encontrar respuesta. ¿Cómo ven el mundo? ¿Por qué hacen lo que hacen? ¿En qué se parecen a nosotros y de qué son capaces?

Los testimonios anecdóticos de los dueños de mascotas suelen ser la base de nuestras hipótesis sobre el comportamiento animal, pero necesitamos pruebas científicas sólidas para comprender definitivamente lo que vemos. Después de todo, ya es bastante fácil malinterpretar el comportamiento humano, ¡no digamos el de los gatos!

¿Por qué es tan útil contar?

Probablemente no dediques mucho tiempo a pensar en lo útil que es contar, pero es una habilidad que utilizas a diario. ¿Para cuántas personas tienes que preparar la cena esta noche? ¿Cuántas horas has trabajado esta semana? ¿Cuánto le debes a tu amigo por las copas de anoche? Todo esto requiere contar y los humanos lo hacemos todo el tiempo.

En cambio, los animales no utilizan el dinero ni organizan las horas de su día, así que ¿por qué pensamos que necesitan contar? La teoría actual sugiere que hay tres razones principales por las que algunos animales necesitan contar:

  • Protección
  • Confort
  • Seguridad

Por ejemplo, puede que necesiten seguir el rastro de su manada o evaluar peligros potenciales contando depredadores. Todos los animales son diferentes, por supuesto, y pueden contar de formas muy distintas. Se sabe que los primates tienen talento para contar igual que nosotros, mientras que los gatos salvajes, por ejemplo, pueden oír cantidades. Las investigaciones han demostrado que utilizan esta habilidad para determinar si es seguro avanzar o si deben huir. Se desconoce si los gatos tienen una habilidad similar.

Los animales en cautividad, como los gatos de compañía, no suelen tener necesidad de estas habilidades, ya que no experimentan los mismos entornos extremos. No tienen que decidir entre cazar o huir, unirse a una manada o ir por libre. Esto no significa que tu gato no necesite contar.

La forma más común de contar que pueden utilizar los gatos es contar a sus gatitos. Si tu gata ha tenido gatitos alguna vez, habrás visto que se dan cuenta cuando falta uno o se queda rezagado. ¿Cómo lo hacen si no saben contar? Una teoría es que utilizan su olfato y su oído para saber cuándo su camada se ha reducido o si falta uno de sus gatitos.

Estudiar a los gatos

Los estudios actuales sugieren que los perros no saben contar, mientras que sus antepasados, los lobos, sí. Otros animales que saben contar son las gallinas, los peces y las ranas, pero determinar si los gatos saben contar ha sido un poco más difícil para los científicos. La capacidad de contar de los animales no está ligada a los números como la nuestra, por lo que medirla puede ser complicado en el mejor de los casos, pero con los gatos es aún más difícil.

Los científicos han descubierto que, a menudo, los gatos simplemente se marchan a mitad de la prueba o se muestran completamente desinteresados. Muchos sujetos potenciales son rechazados por este motivo, y los experimentos que se han realizado, por tanto, suelen tener muestras muy pequeñas y pueden considerarse poco concluyentes.

Los perros, en cambio, tienen muchas ganas de jugar, entrenar y complacer a los humanos, lo que les lleva a participar en muchos experimentos. Por eso estamos más seguros de que no pueden contar, aunque los lobos sí. Sin embargo, los científicos siguen debatiendo si esto es así. Algunas investigaciones han demostrado que los perros no pueden contar más de «uno», pero algunos lo han superado. Francamente, el jurado sigue deliberando sobre perros y gatos.

Sin embargo, un importante estudio reciente realizado en Italia ha demostrado que los gatos pueden tener una capacidad para contar comparable a la de los peces, que son grandes contadores. Los pocos gatos que completaron el estudio eran capaces de distinguir entre distintas cantidades de puntos negros. Sin embargo, no se pudo determinar si realmente podían contar el número de puntos.

Algunos investigadores han planteado la hipótesis de que los gatos pueden contar hasta un número pequeño, quizá similar al tamaño medio de las camadas. Esto significaría que tu gato puede contar hasta seis o incluso siete, pero esto tampoco se ha demostrado aún de forma definitiva. Otros investigadores sostienen que, si esta teoría es cierta, es probable que el número máximo hasta el que pueden contar los gatos sea mucho menor, como tres o cuatro.

¿Tu gato sabe contar?

Todavía es muy difícil afirmar definitivamente que tu gato sabe contar. Es bastante probable que tu gato tenga la capacidad de comprender cantidades, por lo que puede saber cuándo un grupo es mayor o menor que otro. Pero no se trata de la misma habilidad que contar. Esto no significa que no sepan contar, pero es muy difícil saberlo porque los gatos son especialmente difíciles de estudiar.

La mayor parte de la investigación sobre gatos y recuento está motivada, al menos en parte, por resolver ese viejo debate: ¿son más inteligentes los perros o los gatos? Aunque conocemos bastante bien la inteligencia canina, hay muchas esperanzas puestas en el futuro de la investigación sobre la inteligencia felina.

La tecnología mejora día a día y las máquinas de fMRI y la tecnología de seguimiento ocular podrían ayudarnos a responder, de una vez por todas, si los gatos son tan listos como parecen.

Inteligencia felina

Independientemente de sus habilidades para contar, hay que recordar que contar no lo es todo, y que el estereotipo de gato listo y curioso está bien ganado. Los gatos son criaturas inteligentes que, como los perros, pueden adiestrarse. Hay muchas pruebas de su inteligencia, entre ellas:

Comprender el lenguaje corporal

Puede que tu gato no entienda tu idioma, pero sí tu lenguaje corporal. Por ejemplo, captarán lo que significa señalar, así que sabrán seguir la dirección de tu dedo para encontrar una golosina para gatos, su comida o cualquier otro regalo.

En un estudio se les dio a los gatos un cuenco visible vacío y otro oculto lleno. Cuando un investigador señalaba el cuenco oculto, los gatos lo encontraban fácilmente.

Permanencia del objeto

Esconder un objeto a tu gato es un juego divertido y una muestra de su inteligencia. Muchos animales sólo recuerdan los objetos que tienen delante. Cuando se esconde un objeto, éste ya no existe para ellos.

Los bebés muy pequeños tampoco tienen permanencia de objetos, y por eso les encanta el juego del «cucú». A los gatos, en cambio, les suele gustar buscar un objeto escondido o esperar expectantes a que saques algo de un cajón o de tu mano.



Advertencia: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.



Suscríbete a la web por correo electrónico

¡Si no te quieres perder nuestras actualizaciones deja que te avisemos por correo electrónico! Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 12 suscriptores

Pedro Esteban
Pedro Esteban

Redactor en revistas de temática natural, me encantan los animales y convivir con gatos. ¡Te daré algunos trucos para que tu convivencia con ellos llegue a buen puerto!

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cosas de Mascotas
Logo