Comida humana que puede comer y no un perro

Comida humana que puede comer y no un perro

Los perros reciben a menudo el apodo juguetón de “aspiradora peluda” debido a que disfrutan recogiendo todos los restos de comida que caen al suelo. ¡Se diría que nunca los sentimos! Pero aunque los perros suelen ser criaturas bastante robustas, hay alimentos para humanos que pueden ser potencialmente dañinos y provocar desde problemas digestivos hasta la muerte.

Los perros pueden tener alergias alimentarias y ser especialmente sensibles a las toxinas de ciertos alimentos, aunque sean saludables para nosotros. Es extremadamente importante que usted sea consciente de los alimentos humanos que su perro puede y no puede comer con el fin de evitar dar a su perro la gente de alimentos que podría tener consecuencias nefastas.

¿Pueden los perros comer comida para humanos?

Sí y no. Depende totalmente del alimento que quieras darles. Los perros, de forma natural, soportan mejor las frutas, las verduras y la carne, ya que es el tipo de comida que buscarían en la naturaleza. Pero incluso ellos tienen sus restricciones, ya que ciertas frutas y verduras son venenosas y potencialmente letales.

Al igual que hay ciertas plantas, barreras y setas que son letales para los humanos. De todos modos, si puedes evitarlo, es mejor que evites dar a tu perro comida humana procesada, ya que sus metabolismos están hechos para alimentos naturales como la carne (incluso cruda) y las verduras, que aportan una amplia gama de beneficios para la salud.

Al igual que los humanos, los perros pueden comer algo que podría desencadenar alergias alimentarias que no sabías que tenían. Algo puede ser perfectamente seguro para una persona, mientras que a otra puede causarle una enfermedad de leve a grave o incluso la muerte. Así que tenlo en cuenta cuando pruebes a tu perro con nuevos alimentos para personas.

Todos sabemos que algunos perros son incorregibles cuando se trata de conseguir comida que saben que no deben comer. Si tiene un cachorro así, o uno que encuentra la parte inferior de la mesa del comedor especialmente cómoda a la hora de comer, esta guía le resultará muy útil.

¿Qué debo hacer si mi perro come algo que no debe?

Antes de continuar, debe saber qué hacer si su perro ingiere algo que no debería. Esto podría salvarle la vida o, al menos, evitar que se produzca una reacción mucho peor:

Retire lo que esté comiendo

Haga todo lo posible para quitarle la comida de la boca y retire a su perro de la zona para que no tenga la tentación de volver a la escena del crimen. Si tienes que quitarle la comida de la boca, ten en cuenta su reacción. No quieres causarles un estrés innecesario ni ponerte en peligro. Sé amable y trata de sacarle la comida de forma tranquilizadora. Gritarles sólo les asustará y puede hacer que se traguen la comida más rápidamente por reflejo.

Vigila los síntomas de intoxicación alimentaria

La gravedad de su reacción dependerá de la cantidad que haya comido y de lo que haya comido exactamente. Hay que tener en cuenta que pueden tardar hasta 12 horas en manifestarse. Por lo tanto, asegúrate de vigilarlos constantemente durante las 12-24 horas siguientes a la ingesta de lo que hayan comido. Cualquiera de los siguientes síntomas será un claro indicador de que algo no va bien:

  • Náuseas o vómitos
  • Temblores o sacudidas
  • Dificultad para respirar
  • Toser
  • Falta de apetito
  • Letargo o debilidad muscular
  • Desinterés por interactuar
  • Irritabilidad/reticencia
  • Diarrea o estreñimiento
  • Cambios en el comportamiento normal

Llame a su veterinario

Un veterinario es la persona más indicada para examinar a su perro y determinar la gravedad de su reacción. Si le preocupa el comportamiento o los síntomas de su perro, llame inmediatamente a su veterinario para pedirle consejo profesional. Si está cerrado, póngase en contacto con los servicios veterinarios de urgencia locales. Si no puede ponerse en contacto con los servicios de emergencia y no puede salir de casa, también puede llamar a la línea directa de envenenamiento de animales, o bien puede ponerse en contacto con la línea de control de envenenamiento de animales.

Qué alimentos humanos pueden comer los perros

Frutos secos, semillas y especias

Mantequilla de cacahuete

La mantequilla de cacahuete es uno de los alimentos humanos más conocidos y adecuados para los perros. La mantequilla de cacahuete no sólo es un excelente tentempié, sino que también puede utilizarse para convencer a los perros difíciles de que se tomen su medicación, metiendo la pastilla en una cucharada de mantequilla de cacahuete y dejando que su perro la lama. Sólo hay que utilizar mantequilla de cacahuete sin sal siempre que sea posible, y nunca utilizar una que contenga nueces de macadamia.

Cacahuetes

Para ser absolutamente claro, los cacahuetes son absolutamente buenos. Esto no incluye ningún otro fruto seco, ni debe dar nunca a su perro una mezcla de frutos secos o cacahuetes con sabor o salados. Los alimentos especialmente salados son difíciles de procesar para los perros, así que limítese a los cacahuetes normales. Además, tenga en cuenta que son naturalmente grasos, así que utilícelos con moderación.

Quinoa

La quinoa se utiliza a menudo en los alimentos de alta calidad para perros, por lo que no es en absoluto tóxica para ellos. Es otra cosa que quizá no constituya un excelente tentempié por sí sola, sin embargo, puede utilizarse para completar la cena de su perro con algo fresco y sabroso. También es una gran alternativa para el trigo, la soja y el maíz.

Trigo/Granos

Curiosamente, sí. Los perros pueden comer trigo y cereales. Existe la idea errónea de que la mayoría de los perros necesitan dietas sin cereales. Sin embargo, las dietas sin cereales sólo son necesarias para los perros alérgicos a los cereales o al trigo. Los cereales ofrecen proteínas y carbohidratos para obtener energía y son absolutamente adecuados para que los perros los coman, a menos que se les indique lo contrario.

Anacardos

Los anacardos son un alimento adecuado para los perros y pueden aportar algunos beneficios para la salud, como el fortalecimiento del sistema inmunitario y una mejor recuperación gracias al magnesio, los antioxidantes y las proteínas. Aunque son bastante grasos, así que procure no dar a su perro demasiados. Y evite los anacardos salados.

Proteínas

Huevos

Los perros pueden comer tanto huevos cocidos como crudos. Si se cocinan, pueden calmar un malestar estomacal y son una gran fuente de proteínas. Los huevos crudos ayudan a mantener la piel y el pelaje sanos, aunque también corren el mismo riesgo de provocar salmonela en los perros que en los humanos. Por lo tanto, calcule el riesgo antes de dejar que su perro los coma.

Carne de cerdo

La carne de cerdo es una proteína muy fácil de digerir. Contiene muchos aminoácidos, que se sabe que ayudan a mejorar el mal humor. Además, es la proteína con menos probabilidades de provocar una reacción alérgica en las mascotas que la comen. El único inconveniente de la carne de cerdo es que también tiene la mayor proporción de calorías por libra.

Salmón

Siempre que esté bien cocinado, el salmón es muy saludable para los perros. Tiene un alto contenido en proteínas, aminoácidos y grasas buenas, que favorecen una función cerebral sana, unas articulaciones fuertes y un sistema inmunitario reforzado. Sólo hay que asegurarse de que está bien cocinado antes de servirlo, ya que el salmón crudo puede provocar la enfermedad de la intoxicación por salmón.

Gambas

Las gambas son absolutamente buenas para su perro. Pero, al igual que cualquier otro marisco, debe cocinarse bien. También hay que asegurarse de haberle quitado las patas, la cola y la cabeza. Es una golosina baja en grasas que aporta mucho fósforo, vitamina B12 y antioxidantes, y tiene el tamaño perfecto para una golosina rápida.

Atún

El atún es seguro para los perros, como probablemente pueda deducirse por el hecho de que se utiliza a menudo en las recetas de comida canina. Sin embargo, está cuidadosamente equilibrado en las fórmulas de alimentos para perros. Si le da a su perro atún en lata, debe hacerlo con moderación. Puede ser una fantástica fuente de omega 3, pero la salmuera de la lata contiene mercurio y sodio, que pueden alterar el sistema digestivo de su perro.

Pavo

Lo más probable es que la dieta de su perro haya incluido pavo en algún momento de su vida, ya que suele utilizarse junto con otras proteínas en los alimentos comerciales para perros. Por lo tanto, es perfectamente seguro para los perros. Pero no permita nunca que su perro coma pavo cocinado que contenga huesos, ya que es extremadamente peligroso. Además, evite alimentar a su perro con carne cruda de pavo como norma general.

Pollo

El pollo, al igual que el pavo, es un alimento básico en la industria alimentaria canina. Aunque es necesario cocinarlo, el pollo crudo puede hacer que su perro enferme o le cause problemas digestivos. Si se cocina bien, es la golosina ideal para el adiestramiento. Basta con cortar el pollo cocido en trozos para utilizarlo como sabrosa recompensa.

Carne de vacuno

Quizá la proteína más conocida para los perros sea la carne de vacuno. Contiene mucho hierro, vitaminas y minerales para mantener a su perro fuerte y conservar su salud general. Los perros pueden incluso disfrutar de la carne cruda. Sólo hay que asegurarse de no utilizar ningún condimento en ella, ni siquiera la sal, ya que puede provocar una reacción negativa.

Productos lácteos

Queso

Aunque algunos perros pueden tener problemas para digerir los productos lácteos, no es imposible que los coman. La dificultad se debe a que los perros son intolerantes a la lactosa, más que al hecho de ser caninos. Así que el queso no debería ser un problema. Aunque hay que intentar que sea bajo en grasas para evitar un aumento de peso indeseado. Incluso se puede conseguir queso para perros con intolerancia a la lactosa.

Leche

Otro de los muchos productos lácteos que los perros no deberían tener problemas para consumir, siempre que no sean intolerantes a la lactosa (ya que la intolerancia puede causar dolor de estómago). Aunque no hay una necesidad real de alimentar a su perro con leche, no está prohibida, y puede utilizarse como una golosina ocasional o un cambio de ritmo.

Yogur natural

El yogur natural es bastante seguro para los perros y, de hecho, puede ayudar a fortalecer el sistema digestivo de su cachorro gracias a las bacterias activas y los probióticos que contiene. Sólo asegúrese de no darle ningún yogur con sabor estándar, ya que no le hará ningún bien a los niveles de azúcar en sangre ni a los dientes de su perro.

Queso cottage

El requesón es sin duda el lácteo más arriesgado para dar a su cachorro. Pueden comerlo, pero este alimento en particular es también uno de los que tienen mayor riesgo de causar una reacción como diarrea o náuseas. Por ello, le sugerimos que no tome más de un par de cucharadas al día como máximo.

Carbohidratos

Miel

La miel está repleta de vitaminas y minerales para los perros. La introducción de pequeñas cantidades en la dieta de su perro puede ayudar a reducir las alergias estacionales al introducir el polen en su organismo. Además, también puede aplicarse a las quemaduras y cortes superficiales como tratamiento tópico.

Palomitas de maíz

Dar a los perros palomitas de maíz normales, sin sal y sin sabor, les proporciona tiamina, hierro, proteínas y riboflavina, que ayudan a mantener la salud ocular, la fuerza y la digestión de su cachorro. Sólo hay que tener mucho cuidado de retirar previamente los granos de maíz que se hayan escapado, ya que pueden suponer un peligro de asfixia.

Avena

Al igual que todos los demás alimentos de esta lista, la clave es que sea simple. Los copos de avena solos aportan a su perro una dosis saludable de fibra para mantener su sistema digestivo, al tiempo que le aportan minerales y vitaminas para un desarrollo saludable. El riesgo real es el aumento de peso, así que désela a su perro con moderación.

Arroz

El arroz blanco o integral, bien cocido, es perfectamente aceptable para los perros, e incluso puede ayudar a aliviar el dolor de estómago y los problemas digestivos. Incluso puede mezclarse con una proteína simple, como el pollo o el pavo, para calmar el estómago de su perro en un momento de enfermedad o como premio ocasional.

Qué alimentos humanos no pueden comer los perros

Frutos secos, semillas y especias

Almendras

La mayor amenaza de las almendras es el daño que pueden causar si su perro no mastica o traga la comida correctamente. Pueden provocar la obstrucción del esófago, así como un posible desgarro de la tráquea. Además, debe evitar dar almendras saladas a su perro, ya que la sal puede ser bastante perjudicial por sí misma.

Canela

Tanto la especia en sí como los aceites que contiene pueden causar una grave irritación en el interior de la boca de su perro. Esto puede provocar enfermedades y calambres estomacales. También puede provocar una bajada de azúcar en la sangre, lo que puede dar lugar a reacciones graves como la disminución del ritmo cardíaco y la insuficiencia hepática. El polvo de canela también puede provocar problemas respiratorios.

Ajo

El ajo forma parte de la familia Allium, junto con el cebollino, la cebolla y el puerro. Sin embargo, el ajo es especialmente peligroso porque es cinco veces más tóxico que los demás. Puede provocar anemia, así como debilidad, letargo, calambres e hinchazón, lo que es potencialmente mortal.

Nueces de macadamia

Debe tener mucho cuidado de no dejar que su perro coma nueces de macadamia. Las nueces de macadamia son uno de los alimentos más venenosos que puede dar a su cachorro. Las nueces de macadamia pueden causar fiebre, vómitos, debilidad extrema, e incluso pueden tener un efecto negativo en su sistema nervioso. Nunca alimente a su perro con nueces de macadamia.

Nuez moscada

La nuez moscada contiene un compuesto tóxico que puede provocar un aumento del ritmo cardíaco, desorientación, sequedad de boca, hipertensión arterial e incluso convulsiones. Por ello, la nuez moscada y los alimentos que la contienen no deben dejarse nunca al alcance del perro, ya que los efectos secundarios negativos son graves.

Lúpulo

Dejar una cerveza fuera, donde el perro pueda acceder a ella, puede ser fácil en un día caluroso. Pero es imprescindible mantenerla fuera de su alcance, ya que el lúpulo, un ingrediente clave en la elaboración de la cerveza, puede ser muy tóxico para los perros. Si su perro consume lúpulo, podría enfermar gravemente, o incluso morir.

Proteínas

Gammon

El salmón es extremadamente salado y graso. Dos cosas que no debe dar a su perro en exceso. Mucha sal puede provocar una intoxicación por iones de sodio, y demasiada grasa puede causar un aumento de peso poco saludable. En pequeñas cantidades está bien, pero el gamón debe evitarse siempre que sea posible.

Jamón

El jamón comparte rasgos muy similares a los del gamón, ya que es graso y salado. Si su perro consume demasiado, la posible intoxicación por exceso de sal puede provocar deshidratación, confusión, convulsiones, coma o incluso la muerte. Intente que su perro consuma carnes bajas en sodio.

Recorte de grasa

Tanto los recortes de grasa cocidos como los crudos no son ideales para su cachorro. A la mayoría de los perros les gustará que les den recortes de grasa como premio ocasional. Pero no lo convierta en un hábito, ya que un exceso de grasa puede provocar pancreatitis, que causa diarrea grave, lo que provoca deshidratación y calambres estomacales.

Hígado

La mayoría de los perros no tienen problemas con el hígado en pequeñas cantidades. Pero debe evitar dárselo con demasiada frecuencia, ya que las elevadas cantidades de vitamina A que contiene el hígado pueden inclinar la balanza en la dirección equivocada y empezar a causar efectos adversos en las articulaciones de su perro, además de provocar problemas gastrointestinales.

Lácteos

Chocolate

El chocolate es probablemente uno de los alimentos humanos más conocidos que debe evitar dar a su perro. Si su perro come chocolate, debe ser examinado inmediatamente por un veterinario. La toxicidad del chocolate puede causar una función cardíaca irregular, convulsiones o incluso la muerte. Así que manténgalo bien lejos de su alcance.

Helado

Por muy refrescante que sea cuando hace calor, hay otras formas de refrescar a su perro que dejarle tomar un helado. Es relativamente seguro para los perros, pero el contenido de azúcar puede ser perjudicial para su salud dental. Además, el contenido de productos lácteos podría ser problemático para los cachorros intolerantes a la lactosa.

Queso azul

Si va a dejar que su perro coma queso, le sugerimos que se mantenga alejado del queso azul. Muchos perros son sensibles a la sustancia producida por el queso azul maduro (roquefortina C), que puede hacerles sentir bastante mal. Además, el queso azul tiene un contenido relativamente alto de sal que debe evitar.

Carbohidratos

Azúcar

Debe evitarse todo el azúcar procesado. El azúcar natural no es tan problemático; sin embargo, es conveniente que la cantidad de fruta con alto contenido de azúcar que le dé a su perro sea relativamente baja. Esto se debe a que el azúcar puede provocar problemas dentales, diabetes y obesidad. Problemas que son difíciles y a menudo costosos de rectificar.

Levadura

La levadura puede expandirse en el estómago de su perro, causando gases excesivos, hinchazón y malestar para su cachorro. Si su perro consume demasiado de cualquier cosa que contenga (o incluso levadura cruda) corre el riesgo de causar una ruptura en su estómago o intestinos, lo que puede ser potencialmente fatal. Además, la liberación de etanol de la levadura en el torrente sanguíneo puede provocar una intoxicación etílica.

Patatas fritas y pretzels

Los aperitivos salados son un no rotundo para los perros. Esto incluye las patatas fritas, los pretzels, las palomitas saladas y los frutos secos salados. Un exceso de sal puede causar graves daños en el organismo de su perro, con efectos residuales de por vida. El exceso de sal puede ser incluso mortal, así que mantenga a su perro alejado de estos aperitivos.

Pan

Si su perro come pan no gana nada con ello. No ofrece beneficios para la salud ni tiene ningún valor nutricional. Así pues, aunque una pequeña cantidad de pan está bien para los perros, no sirve de mucho. En todo caso, puede provocarles dolor de estómago y gases.

Otros

Alcohol

Nunca le des a tu perro alcohol. El alcohol es un veneno conocido, y la intoxicación por etanol en los perros puede tener efectos secundarios graves, como convulsiones, coma, ataques cardíacos, insuficiencia respiratoria, o podría ser mortal. Esto significa que debes mantener a tu perro alejado de las bebidas alcohólicas y de cualquier cosa que las contenga.

Cafeína

La cafeína es un fuerte estimulante que debe evitarse. Al igual que en el caso de los humanos, puede provocar hiperactividad, dolor de cabeza, aumento del ritmo cardíaco, temblores, problemas respiratorios, vómitos, diarrea y convulsiones. Esto es válido para todos los alimentos y bebidas con cafeína. Así que manténgalos alejados de su perro.

Tabaco

La nicotina, la sustancia principal del tabaco, es letal para los perros. Puede provocar un ritmo cardíaco anormal, temblores, adaptación, vómitos, letargo y debilidad. La intoxicación por tabaco es relativamente rápida, y los síntomas suelen manifestarse una hora después del consumo.

Marihuana

El THC, presente en la marihuana, es una sustancia química psicoactiva. Incluso pequeñas cantidades de THC pueden ser muy tóxicas para los perros. Los síntomas incluyen goteo de orina, ritmo cardíaco irregular, respuestas lentas, hiperactividad, letargo, coma y muerte. Con la legalización de la marihuana en cada vez más lugares, el peligro del consumo accidental de marihuana es cada vez mayor.

Huesos cocidos

Si le da a su perro carne cocida, asegúrese siempre de que se le han quitado todos los huesos. Del mismo modo, nunca le dé a su perro huesos cocidos desechados, ya que pueden astillarse y causar graves daños en la boca, la garganta y el sistema digestivo de su perro. Además, suponen un riesgo extremo de asfixia si se atascan al bajar.

Goma de mascar

Al igual que los humanos no deben tragarlo, los perros tampoco. La goma de mascar es un peligro grave, con la posibilidad de que su perro se atragante con ella, así como la grave obstrucción intestinal que podría causar. El estreñimiento puede repercutir en la salud de su perro, así que mantenga el chicle lejos de su alcance.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)


Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación están destinados a fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de tu mascota, programa una cita con el veterinario.

Carmen

Carmen

Trabajo ayudando a perros callejeros sin hogar en un albergue. Me encantan los animales en general y me gustaría ayudar con mis artículos a esas personas amantes de los animales.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Cosas de Mascotas
      Logo
      Enable registration in settings - general
      A %d blogueros les gusta esto: